Kamelot - The Fourth Legacy

Enviado por Hawkmoon el Lun, 03/06/2013 - 22:05
262

1. New Allegiance
2. The Fourth Legacy
3. Silent Goddess
4. Desert Reign
5. Nights of Arabia
6. The Shadow of Uther
7. A Sailorman's Hymn
8. Alexandria
9. The Inquisitor
10. Glory
11. Until Kingdom Come
12. Lunar Sanctum

Para todos aquellos enamorados del Power noventero (finales ya), con pulso, elegantón, impoluto... del que no se olvida de pegarte en el alma, de elevarte: "The Fourth Legacy".

Los americanos Kamelot, los padres del invento, se esmeran para estar a altura de toda la horda "europower". Y lo logran.

1999 era el momento en el que los hijos bastardos de Helloween (Blind Guardian, Stratovarius, Hammerfall, Iron Savior, Pegazus, Metalium, Angra...) reinaban. Durante un lustro, y gracias sobretodo a la edición de trabajazos como "Angels Cry" o "Land of The Free", el Power Metal volvió a florecer, se reivindicó desde todos los puntos del planeta. Lógico es que Thomas Youngblood, guitarra y líder de Kamelot, quisiese unirse al ejército.

"Siege Perilous", tercer trabajo de la banda y el primero con la voz del "Parallel Minds" de Conception, el noruego Roy Khan (el Dickinson de los Kamelot; su Halford, su Michael Kiske, su Geoff Tate), era técnicamente impecable y exudaba calidad, pero estaba algo carente de pegada, de auténtico trueno Power Metal. Thomas, escarmentado, se dispone a unir su sonido más "light", más progresivote, con la premisa del buen cabalgar teutón. Así no se falla, vamos.

Recargados como ellos solos, "hollywoodmetalienses", pero dotados; y aquí más que nunca. Encontrando un equilibrio ideal entre los reinos de Helloween y Rhapsody (que aun no se llamaban "of Fire") y, pongamos, los dioses Queensrÿche o Fates Warning. Progresivamente Power-metálicos.

Una bella ilustración, con una rubiaza despelotada (¿irá rasurada?) frente al logo de la banda, y espada en alto, nos recibe. La portada que más me ha gustado del combo, sin duda. Muestra el tono de la obra, es ideal para resumir lo que encontrarás dentro: princesas, magos, templarios, maldiciones y viajes a través del desierto.

Vamos a vivir una de espadas, macho. Mola.

"New Allegiance", intro peliculera al máximo, nos introduce de lleno en el tema-título, "The Fourth Legacy", en la que se despliega todo el armamento de los noruego-americanos. Power a toda mecha, doble bombo tirando de todo, para pegarse un interludio progresivote y grandilocuente, muy BSO otra vez, pero funcionando al máximo. Uno de los mejores temitas de la banda de Youngblood, sin duda. Teclados y cuerdas, amén de una voz nacida para estar aquí, unidos por el amor a lo progre-matador. Khan, un maestro en lo suyo, hace sonar a la banda muy diferente. Ponemos otro mendas y los Kamelot suenan a copia mala de Labyrinth; pero con él es otra cosa. No tendrá una voz colosalmente potente, pero juega con sus cartas como nadie. Suena de maravilla en un estudio (otra cosa es el directo).

La groovie-power-mística "Silent Goddess" (en la que Khan recuerda mucho a Bruce Dickinson), la breve instrumental "Desert Reign" y "Nights of Arabia", una fusión entre Helloween y Queen, y filtrado todo ello a través del sello Kamelot, te mantienen pegado a tu equipo de música. Adictivos. Saben venderse, suenan brillantes, todo está en su sitio, y aunque la premisa no es la más original (el "Visions" de Stratovarius nos había hechizado dos años antes), Kamelot te entran en nada.

La cabalgante "The Shadow of Uther" choca de lleno la acústica "A Sailorman's Hymn", mientras que "Alexandria" toma de ambas y sirve Power llorón. Ojo, de primera. Lagrimones, pero por lo logradete del asunto, ¿eh?.

La mega-Queensrÿche (sazonada además a lo Aladdin) "The Inquisitor", la baladita "Glory" (de menor impacto que "A Sailorman's Hymn", y que podría haber cerrado "Teen Wolf 2" por ñoña), y la mete-pilas de "Until Kingdom Come", que levanta los ánimos y la fuerza en el disco, nos llevan a vivir el último capítulo, "Lunar Sanctum", progresiva, futurista, riffera, que tiene de todo (hasta de los mismísimos Stryper), y que chapa con soltura la "cruzada" de Khan, Youngblood y demás.

Un trabajo que gustará, y mucho, al fan de bandas como Queensrÿche, Stratovarius o Heavens Gate. Y, descarao, el trabajo que más me cunde de Kamelot.

4 cuernos (medios) para "The Fourth Legacy". Un cuerno para cada instrumentista. El medio que sobra, ala, para la nena de la portada...jejeje.

Roy Khan: Voz
Thomas Youngblood: Guitarra
Glenn Barry: Bajo
Casey Grillo: Batería

Músicos invitados:

Miro: Teclados
Cinzia Rizzo: Voces (en track 5)

Sello
Noise Records