Journey - Escape

Enviado por Rob Jalford el Vie, 11/01/2013 - 17:56
891

1.Don't stop Believin'
2.Stone in love
3.Who's Crying now?
4.Keep On Runnin’
5.Still they ride
6.Escape
7.Lay It Down
8.Dead or Alive
9.Mother, Father
10.Open arms

Journey son toda una institución en el mundo del AOR, para muchos los dioses del estilo, junto a otras bandas consagradas como Asia, Survivor, Foreigner, Toto o Boston. Con este “Escape” los americanos lograron uno de sus mejores discos, año 1981, tras lograr cuajar discos interesantes, como “Infinity”, “Evolution” o “Departure” y grabar algunos hits para el recuerdo como Wheel in the sky o Any way you want it. Aquí lograron un disco básico y sin relleno, imprescindible si te gustan estos sonidos mas tranquilos y relajantes, sin olvidar ese punto de rock que los hace llegar a audiencias variopintas.

Sin duda una gran formación, con un talento compositivo increíble, basado fundamentalmente en las melodías exquisitas y los coros grandilocuentes, la guitarra inconfundible de Neal Schon, las teclas galácticas de Jonathan Cain, la batería del sobresaliente Steve Smith, el bajo del sobrio Ross Valory y como no, la maravillosa voz de Steve Perry, todo un fenómeno que te transporta a otra dimensión con su sensibilidad, su tono sensacional y su manera de interpretar.

Ahora que ya no esta Perry en el combo, creo que es de recibo decir que ha sido el mejor cantante del grupo, tras escuchar a Fleischman, a Steve Augeri o al actual Arnel Pineda (con un tono bastante similar a Perry, curiosa la historia de este filipino que se dedicaba con su grupo a hacer versiones de Journey, su grupo favorito, hasta que fue reclutado con ellos, su sueño hecho realidad). Sin duda Perry es uno de los mejores cantantes del rock melódico, junto a Jimi Jamison, Marcie Free, Bobby Kimball o Lou Gramm. No solo por su voz de diez, también por como lo bordaba en directo.

Me gusta la portada, bien llamativa y colorista, con el escarabajo mascota del grupo saliendo de una bola de cristal azul, original como escriben el título del disco con números en vez de letras, el 5 por la S, el 4 por la A y el 3 por la E.

No quiero dejar por alto que este disco fue nueve veces disco de platino, mucha gente no se fía de estos datos, pero refleja sin duda que el trabajo tiene un tirón y una popularidad impresionantes. En este caso no hay debate, es un discazo y ya no solo por la accesibilidad de su sonido, si no por el talento desplegado a lo largo de sus diez canciones, varias de ellas mágicas y de calidad sobrenatural.

Estas inmortales piezas son Don’t Stop Believin, Stone in Love (rock del bueno, el riff es superior), Who’s Crying Now y Open Arms (balada cuernítica). Si tuviera que explicar lo que es el AOR de pata negra, pondría estos ejemplos, señores portalians, ¡que pasada!, ¡que teclados!¡ que líneas vocales!¡ que estribillos sublimes!¡ que solos de guitarra! (Schon esta a tope en toda la obra) y sobre todo, ¡¡que coros mas inolvidables!!. Buff, se acaban los calificativos y es que estamos ante una joya, un clásico, un disco irrepetible.

Aparte de estos cuatro pelotazos, en “Escape” disfrutamos también del baladón Still they ride donde Perry te produce escalofríos con su voz, alucinante, de las rockeras y rápidas Keep on Runnin y Dead or Alive donde se meten mas en hard AOR y Neal puede explayarse con mas soltura, siempre respetando su esencia y su arma mas poderosa, los coros.

Tampoco hay que dejar de lado el tema título, de teclas magnas y con ese cambio de ritmo de maestros (2.04) y esas pinceladas progresivas que recuerdan sus comienzos setenteros, un fantástico trabajo que muestra la gran creatividad y recursos de Journey o la intensamente dramática Mother, Father donde de nuevo Perry despliega todo su chorro de voz y nos cautiva sin remedio, haciéndonos adictos a su sonido de por vida.

Me quedaría por comentar la mas sencilla de todas Lay it down un medio tiempo rockero con buenas guitarras y un coro pegadizo, que conjuga bien las características de los americanos, comercialidad y calidad bien dosificadas. Para mi es la mas normal del lote, quizás un poco por debajo del resto. Pero ojito a Perry en la exhibición que va desde 3.00 a 3.20, todo un fenómeno.

No hay vuelta atrás, junto con “Frontiers” estamos hablando de uno de los mejores discos de Journey, mostrando perfecto equilibrio entre temas rockeros y baladas estratosféricas, por lo que solo puedo darle cinco cuernos como cinco soles, si de verdad te gusta el rock melódico con mayúsculas, no lo dejes pasar, si eres true metal y te va solo lo extremo, huye de el como los Gremlins del agua, esto no es lo tuyo, amigo.

9.50 Jalfords.

GRANDES JOURNEY, DIOSES DEL AOR

Steve Perry – Voz
Neal Schon – Guitarra
Jonathon Cain – Teclado
Ross Valory – Bajo
Steve Smith – Batería

Sello
Columbia