IOTUNN - Access All Worlds

Enviado por el richard de … el Jue, 01/04/2021 - 17:59
4751

1. Voyage of the Garganey I
2. Access All Worlds
3. Laihem's Gold Pits
4. Waves Below
5. The Tower of Cosmic Nihility
6. The Weaver System
7. Safe Across the Endless Night

Disco Completo

La verdad es que yo siempre he estado muy pendiente de las novedades en el mundo del metal. Rara vez se encuentra algo al nivel de los grandes clásicos del siglo pasado, pero me gusta estar informado de que se cuece en el mundillo y descubrir a nuevas bandas, porque hay muchas sacando buen material y defendiéndolo en directo de forma admirable. Por desgracia, este último año ha sido un batacazo en todos los sentidos por lo que nos ha tocado (y está tocando) vivir y este 2020 no tuve ganas de descubrir nada, quedándome estancado en mis grupos de cabecera.

No fue hasta principios de este 2021, sobre febrero, que coincidiendo un poco con una mejora en mi vida personal tras este apático año me apeteció ponerme otra vez con ellos. Desde entonces he descubierto bastantes discos que me han encantado, demostrándome de nuevo que el metal tiene una salud envidiable que ni siquiera este maldito virus ha conseguido tumbar. Algunos de los que más me han gustado han sido el The Cyclic Reckoning de Suffering Hour que se trajo al portal hace unos días, el So It Goes de los thrashers Demoniac o el Visitations From Enceladus de Cryptic Shift que aún tenía pendiente del año pasado. Pero sin duda, uno de los mejores (o incluso el mejor) ha sido este Access All Worlds de IOTUNN, al cual no puedo parar de darle vueltas y vueltas.

A la banda no la conocía de antes. Tan solo contaban con un EP de 2016 que por lo que he visto no recibió apenas atención en su momento pese a haber sido producido por el legendario Flemming Rasmussen (Metallica, Blind Guardian, Artillery, Morbid Angel…). Y siendo sincero, pese a que el trabajo no es malo, tampoco me extraña que no recibiera más reconocimiento ni se extendiera por el boca a boca, ya que se trata de un disco con un sonido algo más genérico y tampoco tiene ninguna canción fuera de serie.

Sin embargo, el subidón en calidad en este Access All Worlds ha sido demencial, habiendo conseguido la banda un sonido que, sin crear nada nuevo, conjuga sus influencias de manera acertada y muy original. He de decir que a la hora de ponerle las etiquetas de género lo he pasado mal, porque no sabía muy bien como definir su música, así que os invito a no dejaros guiar por las mismas y darles una escucha para descubrirlos. La base de todo es obvio que es el metal progresivo, con estructuras muy elaboradas y ambientes que han sido cogidos prestados de grandes clásicos del prog como Pink Floyd en palabras de la propia banda. Pero la mezcla de géneros es constante y en la música encontramos mucho de metal épico (algo muy notable en las melodías vocales), de black metal melódico a lo Dissection (con secciones de blastbeats y riffs de trémolo geniales) y death metal melódico. La combinación de elementos en todo momento se siente natural y no como un mix de cosas metidas en una batidora al azar, algo que es posible gracias al talento de los músicos involucrados. Los hermanos Jesper y Jens Grai consiguen crear un muro de sonido repleto de texturas con sus riffs de guitarra, además de aportar un gran número de extensos solos virtuosos que no por ser técnicos renuncian a la melodía y el alma. El trabajo de la base rítmica también es genial, con un espectacular y versátil Bjorn Wind Andersen a la batería y un más que correcto (quizás el músico que menos resalta de todos) Eskil Rask al bajo.

Pero sin duda, el mayor salto de calidad respecto al EP ha sido la introducción del vocalista Jon Aldará. No he escuchado ninguno de sus otros grupos (Barren Earth, Hamferd) pero por lo visto se trata de un cantante muy respetado en la escena del norte de Europa, y no es difícil ver porqué. El tío se come el show cada vez que está cantando, dominando perfectamente todos los registros que utiliza. Sus voces líricas operísticas (que me recuerdan salvando las distancias a las de Messiah Marcolin) son increíbles y consiguen erizarme los pelos, pero también domina a la perfección el canto gutural y un registro rasgado a medio camino entre el limpio y el gutural, el cual me recuerda a la voz de Troy Sanders de Mastodon. Esta conjunción de estilos hace que el disco sea muy variado y Aldará siempre acomete vocalmente las secciones de la forma que la música requiere.

En cuanto a las canciones, el disco se encuentra todo a un nivel muy parejo, aunque a mí parecer es a partir de “Laihem’s Golden Pits” que llega a su punto más álgido. Este se trata de un tema veloz (el más corto del disco), lleno de blast beats y con un Aldará desgañitándose en cada estrofa. Por otra parte, en las extensas “Waves Below” (mi preferida del disco) y “Safe Across the Endless Night” nos encontramos con estructuras complejas y desarrollos instrumentales que van creciendo y creciendo en intensidad sin aburrir nunca al oyente. Dada la naturaleza de estas canciones, después de más de 20 escuchas sigo descubriendo cosas de valor en sus desarrollos instrumentales y solos (ojito al solo de guitarra de “Waves Below”). “The Weaver System” es un tema con un poso mucho más melancólico que por momentos llega a recordarme a Katatonia, mientras que “The Tower of Cosmic Nihility” fue la canción que me hizo caer rendido ante la banda, con un nivel de epicidad que en muy pocos sitios he escuchado. Los dos temas restantes, “Voyage of the Garganey I” y “Access All Worlds” son también excelentes, aunque quizás un peldañito por debajo de los mentados antes.

Access All Worlds es candidato a ser mi disco preferido del año, y desde este momento voy a estar más que pendiente de todo lo que hagan estos chicos daneses. Creo que es una verdadera pena que el trabajo no esté recibiendo más atención por parte de la prensa especializada, pero es que quizás con la pandemia todos estemos algo más apagados, al igual que lo estuve yo hasta hace un par de meses. Quizás sea atrevido darle la máxima puntuación a un disco que lleva tan solo un par de meses en el mercado, pero es como me siento ante este magno debut. Quizás el tiempo lo termine poniendo en su lugar como el clásico moderno que yo creo que es, o quizás más adelante lo baje del pedestal y no me parezca para tanto. Pero como nunca sabemos lo que nos deparará el futuro, lo puntuaré como ahora mismo pienso que se merece, y eso son cinco cuernazos. Sobre un 9.3 para Access All Worlds.

Jon Aldará: Voz
Jesper Gräs: Guitarra
Jens Nicolai Gräs: Guitarra
Eskil Rask: Bajo
Bjorn Wind Andersen: Batería

Sello
Metal Blade Records