Invocator - Excursion Demise

Enviado por Hawkmoon el Mié, 04/09/2013 - 22:28
3058

1. Excursion Demise
2. (...To a Twisted Recess of Mind)
3. Forsaken Ones
4. The Persistence from Memorial Chasm
5. Absurd Temptation
6. Schismatic Injective Therapy
7. Occurance Concealed
8. Beyond Insufferable Dormancy
9. Inner Contrarieties

Material danés-enfurruñao... y de primera: Invocator y su debutazo, "Excursion Demise".

Vicio puro y duro. Joyita eterna para el que la sepa apreciar.

Si lo tuyo es el arrase brutote, el riffeo aplasta-dioses y el derramamiento de sangre inocente, invoca, y ya mismo, a los mendas.

No te los puedes perder, coleguita.

Thrash, Death, Speed, técnica por un tubazo, gárgaras hechas con ácido y la pegada de mil demonios. Y más.

Batalladores mega-acojonantes, dotadotes y altamente irosos.

Nos situamos. 1991. Sepultura en la cima, Sadus partiendo la pana, Atheist, Morbid Angel o Deicide a nada de ser los dioses de la oscuridad extremota... y los Invocator con el cuaderno de notas. Con un ojo clínico para saber qué funciona y qué no, con las ideas más que claras, se suman influencias, se acuerda uno del Thrash que más le marcó y se pone todo en el asador.

Creando un Frankenstein, una criatura hecha a base de asesinos y dementes, y obteniendo un señor discazo, intensote, de los que no perdonan, de los que no dan apenas respiro.
Brutalidad sádico-molona, nene. La gasolina y el fuego, la coca y Steven Tyler, el Thrash y el Death... uniones que siempre funcionan. Daneses con coco. Y pelotas.

"Excursion Demise", el primer trallazo, ya deja demolidete, y por semanas. Una intro "kingdiamonista", y que engaña, nos lleva a vivir una auténtica pesadilla riffero-esquizoide, con mucha chicha digna de los mejores Morbid Angel (los del 89, nene), y que se sabrá combinar con lo mejorcito del ataque Bay Area. Rítmicas feroces, soletes slayerísticos, densidad, poderío incontestable, unos alaridos agresivotes, en la frontera del Death a veces, muy Atheist, cierto olorcillo groovie y mogollón de solvencia en el arte del buen martilleo. La velocidad es una constante, pero también lo es el machaque. Los amos de la carretera. O casi.

"(...To a Twisted Recess of Mind)", brevísima acotación instrumental que hipnotiza con sus cuatro cuerdas iniciales, y "Forsaken Ones", diseñada para el headbanger sin miedo a nada, dejan que la sección rítmica, de lo más cojonuda, se salga. La sorpresa, aún dentro del caos que vivimos, es continua. Parones, locurillas, salvajismo, sonidazo y actitud. Hay de todo... y todo suena infernalmente bien. Desde ondas progres a pura tormenta de sangre. Todo de golpe, todo para tí.

"The Persistence from Memorial Chasm","Absurd Temptation", "Schismatic Injective Therapy" ,"Occurance Concealed" o "Beyond Insufferable Dormancy" (de las mejores), seguro harán las delicias de todos aquellos aficionados a pasarlo mal, a ser devastados. Guitarreo sin tara, machaca-cráneos, como recubierto de kevlar. Además, los nombres de sacros titanes thrashers, caso de Dark Angel, Slayer o Coroner (sobretodo por el cierto tinte técnico) nos vendrán a la mente. Armónicos al servicio de la máxima maldad, cuerdas a nada de romperse, baterías a toda mecha y cambios de dirección inesperados que te parten la columna. No hay tregua.

"Inner Contrarieties", sucia y eléctrica, y también corera y fantasmal, tan loca (y molona) como todo lo vivido, y a dos mil por hora, pone el punto y final al discote.

Para el fan del buen Thrash, el Death más aporreador y las fusiones con estilazo técnico-cabrón.

Locura brillante. Y de cuatro cuernacos (medio-altotes).

Lo dicho, te toca invocarles.

Jacob Hansen: Voz y guitarra
Jakob Schultz: Guitarra
Jesper M. Jensen: Bajo
Per M. Jensen: Batería

Sello
Black Mark Production