Igorrr - Spirituality And Distortion

Enviado por MetalPriest el Dom, 29/03/2020 - 13:40
3934

1. Downgrade Desert
2. Nervous Waltz
3. Very Noise
4. Hollow Tree
5. Camel Dancefloor
6. Parpaing
7. Maximum Musette
8. Himalaya Massive Ritual
9. Lost in Introspection
10. Overweigh Poesy
11. Paranoid Bulldozer Italiano
12. Barocco Satani
13. Polyphonic Rust
14. Kung-Fu Chèvre

…Y henos aquí, enclaustrados bajo el azote de la pandemia vírica, tratando de matar el tiempo hasta que el tiempo nos mate a nosotros.

A veces viene bien un poco de incertidumbre en la vida, algo que te haga olvidar la hora o el día en el que estás y simplemente trates de seguir el rastro de la mente de alguien como Gautier Serre. Porque lo que os propongo es que viajéis conmigo siguiendo la estela que nos dejan Igorrr ¿Por qué Igorrr? Ya lo dije: porque pocos grupos pueden ser tan impredecibles. A penas se me ocurre un nombre o dos. Pero es que resulta que los franceses lo han vuelto a conseguir. Este Abril de 2020 tuvieron a bien traernos Spirituality and Distortion, y viene a ser en cierto modo como predecía que sería, y me explico:

Savage Sinusoid fue un álbum de transición, no puedo estar más convencido de ello. Ya lo sospechaba por entonces pero ahora queda confirmado. Solo tienes que ver el nivel de irregularidad entre canciones en aquel álbum de 2017 para darte cuenta, pero claro: Gautier estaba acomodándose bajo el ala del sello Metal Blade cuando este salió. Ahora, con mayor perspectiva de los elementos con los que podía o no podía jugar, se nota que llegó a re-acomodarse y encontrarse totalmente a gusto con su nuevo porvenir musical, ¡y vaya si lo hizo, señores! Porque Spirituality and Distortion es un álbum que cumple con las dos premisas que su título, y lo hace rememorando la genialidad compositiva que hizo famosa a esta agrupación francesa. Igorrr son, de calle, una de las bandas a reverenciar desde que parieron el tótem que es Hallelujah (2012). Podríamos hablar de una versión mucho más orgánica de aquellos Igorrr, y también más metálica, claro. Por otro lado, sigue estando ahí la reminiscencia de sus orígenes breakcore, sus experimentaciones, elementos barrocos y demás locuras que se cruzan por la mente de Gautier y cía.

Gautier siempre quiso hacer cosas nuevas, y es curioso que escogiera, aunque solo sea temporalmente (¿quién sabe?), el metal como elemeno principal (que no único) de su música. Es un movimiento aguerrido y un tanto arriesgado, pero el colega parece que sabe lo que hace, que tiene el control de todo y puede con semejante responsabilidad. En otras palabras: el timón de la nave está en buenas manos. Spirituality and Distortion se ve como un álbum mucho más rico y orgánico que su antecesor; tiene pinta de que se creó con las ideas más claras y los elementos mejor encajados. Porque además a pesar de todo, no deja de ser un álbum trepidante, lleno de pasajes barrocos, exóticos y floclóricos metidos con excelente gusto a lo largo de todo el álbum (dejaos llevar por los títulos si queréis probar alguna canción sola).

El tema es que Spirituality and Distortion tiene algo, y estoy bastante convencido de que, si tras la cuarentena pueden hacer una gira en condiciones que los promocione, muchos más verán ese “algo” tan especial. Estoy teniendo sensaciones muy similares a las que tuve cuando me enseñaron Hallelujah. La primera fue de extrañeza y la segunda de curiosidad y disfrute. Y a cada pasada me llama más una canción que otra. Todas tienen personalidad y un estado de ánimo al cual seducir. Igorrr is different after all, right? De eso va la cosa. Si tuviera que poner una pega a este excelente y excéntrico trabajo, sería que dure casi una hora. Por otra parte, es lo que intentaba explicar en el primer párrafo, lo cual mantengo y subrayo: "si lo que quieres es viajar y perder la noción del tiempo, la respuesta es Spirituality and Distortion". Porque Igorrr sabe buscarle a uno las cosquillas. Eso sí: siéntate, ponte cómodo y trata de desconectar un poco.

Supongo que tuvimos suerte con que hiciesen semejante cambio musical. Lo que está claro es que esta gente puede labrarse un buen futuro con tal clase de entregas siempre y cuando Gautier se mantenga ágil y curioso por la música, los sonidos y los crossovers. Genio y figura después de todo.

Si me preguntan por canciones no creo que valga la pena, no al menos a estas alturas. El tiempo dirá, pero Spirituality and Distortion se defiende solo, lo que más me gusta es lo bien que fluye desde la inicial Downgrade Desert hasta la final Kung-Fu Chévre. La música de Igorrr, como siempre, acostumbra a ser un popurrí de música deconstruída y re-ensamblada de manera más o menos surrealisa. Y es curioso ver la trayectoria de Gautier Serre y sus muchachos Laure, Laurent y Sylvain. Pero sobre todo la del proyecto Igorrr como conjunto. Ha pasado tiempo desde aquel Nostril con su crudeza “juvenil”, y ahora pareciera que Gautier tiene sobre él el peso de la experiencia y la sensación de ir por el buen camino, algo que aporta muchísimo en este álbum que nos ocupa. Pero insisto: el tiempo dirá.

No puedo evitar reverenciar lo genialmente elaborada que está la música, y sus múltiples juegos con instrumentos, elementos orientales y demás. Se nota el trabajo que hay detrás, el nivel de expresividad artística, el trabajo de elaboración, sonido y producción. Está claro que Igorrr están en buena forma y han sabido canalizar con muchísimo mejor acierto sus trastornos de personalidad. Por otro lado, me gustaría destacar a parte el trabajo de Laure Le Prunenec, quien con su voz ha sido capaz de explorar otros enfoques mucho más versátiles e igualmente bellos. Esta mujer aparte de ser una frontwoman de nivel, se adapta perfectamente a las necesidades de la banda sin dejar de ofrecernos lo que nos gusta de ella. Laurent, por otro lado, está más moderado y acertado; interviniendo únicamente en momentos oportunos para la música, cosa que se agradece un montón.

En conclusión: veo este álbum muy, muy maduro y currado. Versátil, equilibrado... y a su vez, a pesar de todo, impredecible. No a los niveles de Hallelujah, por supuestísimo que no, pero… creo que ahí está también la gracia, en que Spirituality and Distortion sea cojonudo tal como es. De manera totalmente independiente y auto-suficiente, porque como dije: este álbum se defiende por sí solo. No tengo idea de cuáles serán los “himnos” que se llevarán consigo a sus directos futuros, ni cuales perdurarán en el tiempo, pero sí tengo claro que este álbum como conjunto funciona de puta madre, de manera divertida y no menos coqueta.

Para mí son cuatro cuernos muy altos. Quiero ponerle el 9 pero eso supondría poner el quinto y no estoy seguro de que sea lo más acertado. Sea como sea, Igorrr son una experiencia que vale la pena probar, aunque solo sea por mera curiosidad.

Gautier Serre: voz, guitarras, programación, electrónica, arreglos y composición.
Laure Le Prunenec: voz femenina.
Laurent Lunoir: voz masculina principal.
Sylvain Bouvier: batería.

Músicos de Estudio:

George "Corpsegrinder" Fisher: voz en track 6.

Sello
Metal Blade Records