Iceland - Iceland

Enviado por Hawkmoon el Mié, 19/09/2012 - 22:09
2659

1. Brain Washing
2. Magic C'R'Cl
3. My Last Words
4. Merry Sinner
5. Traces Of Dreams
6. Final Mission
7. The Eyes of the Blindman
8. Slammin' Boys
9. Pariah
10. Still Have To Pray

Una demo fue todo lo que Iceland, franceses y thrashmetálicos, necesitaron para madurar, para tomar seguridad, para curtirse. Dos temitas solamente, pero que ya certificaban que la banda, mega-joven, era un ente a tener en cuenta.

La pena, eso sí, es que ni un alma los recuerda. De hecho, joder, pocos les conocieron. Uno de tantos grupetes, molones a rabiar, que quedan en la sombra, durmiendo el sueño de los que no llegaron a comerse, ni a oler, el pastel. Thrash del que no llegó a nada, que no impactó a nadie, pero que se lo curra.

Portadita maja, con su ente (no sé si es un extraterrestre, un ser primigenio o el puto demonio de Kreator, y mazado sobremanera para la ocasión) buscando la sintonía con nuestro planeta, el jeto de una buena jamba y cierto rollete astral-conceptualoide. Me gustan las bandas que, cansadas de tanta ciudad en llamas, de tanto esqueleto rockero, de tanto zombie cutresco, busca algo diferente. Y, joder, sin tener que renunciar al subidón, a la ilustración cipotonesca.

A degustar un buen debut, colega. ¿Tienes frio? Ná, no te preocupes. "Iceland", pese a su título, te hará entrar en calorcete.

"Brain Washing", que nace después de una intro sosota y demasiado larga, aplasta, riffea con estilo, tiene magia, no carece de potencia, se da a la técnica (justa, apropiada) y apuesta por un temita clásico, danzarín, chulesco. La voz de Roux, cargadita de mala leche, de angelripperismo, nos la cuela bien, nos engancha. Eso sí, a partir del minuto 2.50 fliparemos. Los Megadeth del tito Mustaine, el mendas con más ojo (en su momento) del panorama, flipó con el track y lo calcó, literalmente, de cara a parir su "Kill the King". Influenciando, seis años después, a uno de los "Big Four". Mal no lo hacen los franceses. Nada mal.

Thrashea o muere: "Magic C'R'Cl" (en plan Sodom ralentizadotes, rockerotes), "My Last Words" (relleno bastante simplón), "Merry Sinner" (híbrido Forbidden-Sodom), "Traces Of Dreams" (muy buena moto, incluso con acotaciones Death, pero con exceso de metraje progresivista), "Final Mission" (cambios, groovielismo y guitarras que liman huesos) y "The Eyes Of The Blind Man" (una de las joyitas de la obra). Cambios de tempo, acelerando, decelerando, pasando de un infierno hirviente a la puta Luna. No sabes a qué atenerte, pues la banda, que no viene a regalar novedad, sí que se esmera por sorprender, por no convertir un temita en algo tan al uso. Juegan bien sus cartas. Thrash con poso técnico-progre, y Thrash cegador cuando se pone las pilas. Viaja de tu ciudad al espacio. Y de un puntapié.

"Slammin' Boys" (más leña forbiddenesca), "Pariah" (Metallica, el riffeo de unos Slayer y canibalismo sodomesco) y "Still Have To Pray" (movidita que se adelantó unos años, que deja el ojo morado), tres cabronas de nivel, chapan la primera aventura de Iceland. Cagándose dentro del convento antes de pirarse a otro planeta. Ensuciando el ambiente. Mola.Tono crudo, y, a la vez, técnico, preciso. Y con una garganta que me ha entrado de puta madre. Carisma no les falta.

Orangutanes inteligentones. Tanto que, coñes, ya se pillan un cohete y ponen rumbo a lo desconocido. La producción, que podría llegar a ser enemiga del combo, se une a ellos, pues convierte temitas de Thrash progre-speedico en una onda mucho más oscurota, más urbana (por mucho que las estrellas sean el sueño que los gabachos persiguen). Más disfrutable y huraña, vamos. Más Thrash.

3 cuernos (altos) para Iceland.

No te quedarás helado, hermano. Aunque quedarás agrietado. Premisa mejorable, pero notable.

Philippe Roux: Voz y guitarra
Chris Avelange: Guitarra
B.Landais: Bajo
Fred Moreau: Batería

Sello
Melody