Hyban Draco - Dead Are Not Silent

Enviado por Heartbolt el Jue, 28/09/2017 - 17:17
4011

1. Angel's Nightmare
2. The Star That Light's The Lake
3. Victoris Betrayal
4. Moon's Crust
5. Infernal Glory
6. The Soul That Wonders Around The Universe
7. Supernatural Invocation
8. Dead Are Not Silent
9. God Of Darkness
10. Spirit Lost Shade

Cada vez que hablamos de Rock o Metal, casi siempre solemos nombrar a grupos de países angloparlantes o del norte europeo. Y bien, es cierto… la enorme mayoría de grandes bandas provienen de EE.UU., Canadá, Reino Unido, Alemania, etc. Pero olvidamos a veces que también, en muchos otros países, hay agrupaciones que se valen así mismas y sin poseer mucha fama y contratos de renombre se defienden con su música. Así que hoy llega a nuestro portal un grupo oriundo de la querida España: Hyban Draco.

Uno, por lo general, cuando es adolescente siempre busca propuestas más extremas de lo habitual. Muchas veces no agenciamos con trabajos de Black y/o Death Metal en vez de uno de Heavy Clásico. Quizás sea un factor de edad, de ideología o de curiosidad. Pero la verdad es que cuando uno se mete en esto del Metal, cada día va descubriendo grupos que resultan muy cautivadores a nuestro oído. Y entre tanta cháchara y patear la calle, a veces, uno mira más allá de la chica bonita de la otra acera y localiza una tienda de discos. Cuando entras, miras más allá de los típicos grupos que conocemos y lo ves: un disco que nunca en tu vida habías notado Pagas los pavos y lo llevas a tu hogar como con una scort; colocas el CD en el reproductor y dejas que la magia te lleve. Algún día me tocó la sorpresa con el Painkiller, otra vez me arriesgué y obtuve uno muy bueno de Gamma Ray, hace poco conocí a Shy… pero en una de esas idas a la tienda luego del trabajo y llegar a mi casa mientras formulaba en mi cabeza durante el regreso en metro sobre qué fue el grupo que compré, me topé con este discazo: Dead Are Not Silent.

Hyban Draco suena como a Power Metal por el “Draco”, dragón + naco = Draco. O por ahí me lo imaginé yo. Pero resulta que cuando le das “reproducir” al disquito te vas a llevar una grata (no creo que te decepciones si ves la portada por encima, que ya sabes lo que viene) sorpresa inmediata. Metal Extremo. Una conjugación mágica de elementos pútridos, oscuros, salvajes, maléficos y viles y con una carga animadversión descomunal. Desde los primeros segundos que inicias con el primer track, sabes que la cosa va por un camino… y que las sorpresas pueden ser más explícitas de lo que tu corazón o tu mente puedan resguardar.

Unos niñitos, como yo lo era en su tiempo, me convencieron de que grupos como Metallica o Iron Maiden era la música más dura que yo oiría en mi vida. Este argumento que se me desvaneció con los años, durante mi época de niño explorador a las aguas del Metal, un océano muy turbulento para mí y del que conocía las orillas más próximas a la tierra. Y cuando tomé el barquito del Powerslave y los remos del Kill ‘Em All, rezaba para que las bestias del Metal no me devoraran en pleno furor de las mareas. Y aunque con el tiempo me fui acostumbrando a este mundo, cuando aparecieron monstruos como Slayer, Cannibal Corpse y Gorgoroth, a mi embarcación la destruyeron sin pena… quedando yo en las aguas turbias de “lo Extremo…”. Y bien, aunque no morí, me di cuenta de que grupos como Judas Priest e Iron Maiden, a pesar de ser los padres y máximos exponentes del género, quedan en cuanto a oscuridad y vísceras muy, muy cortos. Grupos duros, claro; pero cuando uno va y oye Immortal, Death, Bathory, Witchery o Aborted los “Dioses del Metal” te van a parecer bastante suaves. Y yo no lo creía… pero más allá de las motocicletas, los libros, las mujeres y esos temas de los primeros grupos del género, existe un abismo oscuro; una visualización a lo más tórrido y sanguinario que tiene la música hecha Metal: El Black y el Death Metal.

Y es como quien dice: al César lo que es del César. Por ende, al Black lo que es del Black y al Death lo que es del Death. Pero Hyban Draco es de esos grupos que no se conforman; ellos toman ambos géneros y antes de hacer una mezcolanza absurda o poco placentera, se arriesgan a incluso fusionarlos con el Thrash para elaborar un Metal que no es ni 50/50 ni un 70/30, no, no es nada de eso. Es sólo Metal Extremo. Los Witchery y los Blackstar de España.

Hyban Draco es un grupo que si bien empezó como una idea de producir su propia música por parte de Hyban Sparda, su fundador, tomó forma a través de dos demos que fueron muy bien recibidas en el extranjero. Claro, estoy hablando de A Prophecy Of Insane y Infernal Glory. Ambas demostraciones de poder Thrasher evolucionado en oscuridad y muerte para el 2007. Pero, aún así, se demoraron un poco más. Sacaron una compilación en el 2010 bajo el título de Frozen Whispers, con algunos temas de las demos anteriores y otros temas nuevos. Pero es un año más tarde, en el 2011, cuando Hyban Draco se las arregla con una discográfica y revienta el estudio con todo un ensanchamiento potente de Metal Extremo para presentarle al mundo Dead Are Not Silent. Su disco debut y probablemente su mejor trabajo nunca hecho.

Hyban Draco fueron bien oscuros en sus demos y primeras presentaciones, como es habitual en el Black Metal. Pero conforme avanzaron los años, en este disco debut muestran una gran técnica y una elaboración de riffs muy osados. Una batería que rehúsa del típico “chan chan chacha chan” y que lo único que origina es un terremoto chirriante y un holocausto atómico. El bajo va de la mano con la batería, pero se las arregla para pasarse de listillo y también destaca lanzándose solos de bajos intercalados con los de la guitarra. Y estas últimas, las que manejan el líder Hyban Sparda y su mano derecha Cristhobal, son chillonas, atronadoras y sus solos son rápidos como la luz pero ásperos y lijosos como los del Thrash. Y he ahí la cuestión: es 100% THRASH el álbum, pero llega a ser tan fuerte, tan apocalíptico y tan matador que es también Black y Death. Este grandioso y vívido Dead Are Not Silent es como la reunión de un padre militar sádico y con síndrome de Rambo (Thrash) con su hija oscura, adoradora del diablo y ritualista (Black) y con el hijo adicto al Gore, a la matanza y encantado de abrazarnos con sus cuchillos de carnicero (Death). La reunión familiar del odio y en el que estos tres personajes se matarán a lo World Of Warcraft con un despliegue de magia negra, disparos provenientes de una AK-47 y una Katana ensangrentada… y por si no entendiste todo esto, Hyban Draco te lo demostrará con este disco. Machacante, contundente, destructor, sodomizador, venenoso, violento y encantado de destruir todas las emociones positivas. Dead Are No Silent es ese disco perfecto para regalárselo a esa chica tan linda y tan inocente de tu preparatoria:

-Hola, Cindy-la-más-inocente-del-planeta.

-Hola, caballero oscuro y destripador de lolis :).

-Tengo algo muy bonito que regalarte. Es muy hermoso, como tú.

-Awwws, ¿enserio? Gracias, eres muy amable.

Y luego:

NOTICIA: Chica hallada muerta en su casa luego de ser poseída por un demonio violador de niñas y un depravado desollador contenido en el CD de una cándida banda española. Se le recomienda a los padres comprar más copias del disco.

¿Cuándo el Metal deja de ser Thrash para convertirse en Death y en un Black Metal más temerario y transgresor? La respuesta es Seven Churches. El disco que sonaba a Thrash, pero era Death y con muchos tintes Black Metal. El promotor de la radicalización del Metal y la evolución total que luego Death y Morbid Angel llevarían hasta la cumbre. Y digo esto porque me parece, luego de unos buenos exorcismos con el disquito este, que Dead Are Not Silent es definitivamente el Seven Churches personal de Hyban Draco. ¿Por qué? Vamos a demostrarlo con mucha clase:

Angel’s Nightmare es una pieza Black Metal con la técnica del Death y el espíritu Thrash. La pesadilla del ángel es nuestra lengua madre, pero definitivamente esta canción no las quema hasta las cenizas o no las corta brutalmente. Es el tema de apertura por excelencia; ese que es el más indicado para meterte en un disco que parecerá indigesto, pero con las escuchas se volverá tu mejor amigo.

Para no resaltar cada tema (puesto que es lo mismo: velocidad, solos técnicos y complicados, batería obstinadamente destructora y un bajo maquiavélico), debo destacar que cortes como Supernatural Invocation, la muy sucia, indecente e indecorosa The Soul That Wonders Around The Universe y la perla más reluciente del disco, Moon’s Crust, son las canciones más destruyeojos y revientacabezas del redondo. Las restantes, como God Of Darkness, también son muestras de la velocidad, la locura, la demencia y la complejidad mental de estos músicos. Los cuales son equiparables a cualquier grupo de Thrash o Black/Death que se precie. Estos músicos son muy respetables y cumplen más que bien a la hora de la verdad, defendiendo y demostrando no sólo su trabajo en el estudio, sino también valiéndose en un escenario y dándose a conocer como otra agrupación con propuestas excelentes y del palo de los más técnicos y dementes.

Meterse con Dead Are Not Silent, es meterse con una bestia negra y poderosa que hará revoltijos con tus sesos. Un disco muy bien elaborado que se posiciona como uno de los mejores de la península ibérica en cuanto a Metal Extremo. Y no es por nada, pero NO hablamos de un trabajo clon o refrito. Así como tampoco de un Revival. Hyban Draco es un grupo muy original que se escuda con sus discos y sus habilidades. Tienen muy en claro cuáles son los parámetros que deben tocar y cómo es realmente sentir lo que se hace. Alegan que pueden hacer un Metal fuerte e intenso… y eso es lo que hacen.
Un gran punto a favor del disco: los solos de guitarra. Los cuales son muy rápidos, técnicos y van acompañados de un sentimiento de elegancia gótica y maligna pura. Cristhobal se me hace un guitarrista más que decente; una máquina de guerra en la guitarra me parece la mejor manera de definirlo. Sparda se luce con una voz que varía entre lo gutural, los shriek y los Pig screams y complementa a Cristhobal con una rítmica arrolladora y lo acompaña en los solos con sesiones intensivas de técnicas complejas y con una velocidad alucinante. Sin ir más lejos, son los DragonForce de España, pero sin sobrecargarse nunca. La dupla es la perfecta muestra de una pareja de compositores y músicos que se hacen notar dentro de un estudio musical y frente a un público durante un recital.

Dead Are Not Silent tiene mucho de dónde sacar jugo; una muestra de revolución social con temáticas que varían entre la muerte, el satanismo, la locura y la maldad, el Gore y la magia negra. Todo esto llevado a un plano superior, fundido en diamante negro y transformado en música. Este disco va más allá de todo y e incluso pueden variar entre lo Heavy y lo Doom en sus canciones con una rapidez y limpieza perfecta, llegando a pasar inadvertidos 10 o 15 segundos en los que la batería cambia deprimentemente o evoluciona a lo Power Metal. Eso es otra cosa que resalta del disco. Que innova y se mantiene fresco. Y es jodido innovar y reinventarse en pleno 2011, cuando prácticamente ya había llovido mucho desde que bandas como Slayer y Death innovaron hasta más no poder. Pero hacen caso omiso y nos exponen que no hay que ser escandinavo ni haber hecho esta misma producción en 1986 para que una muestra de auténtico acero (como dice un coleguilla) como lo es Dead Are Not Silent se luzca como un disco muy bien hecho y clave para la evolución del grupo.

Hyban Draco también publicaron otro disco posterior, en el 2012, llamado Where All Illusions Die. El cual, siendo muy bueno también, hace menos énfasis en los solos pero recalca el poder técnico en la rítmica de las guitarras y la batería… Y cómo no, también el bajo. Pero, y de lejos, Dead Are Not Silent es HYBAN DRACO a todo furor. Un disco que no pasa debajo de la mesa y es capaz de atronar sin descanso a cualquiera. Por eso digo que este discazo -porque definitivamente lo es- es el Seven Churches personal de los Hyban Draco.

En este álbum encontraremos muchos momentos especiales; guiños a Venom, Obituary, a Death en cuanto a los solos, una batería como la de Morbid Angel, la rítmica de Immortal en la guitarra. Pero no es que sean un reciclado de bandas clásicas, sino más bien Hyban Draco el afecto de homenajear a sus ídolos con su música. No como copias obvias y sin gracia como Gruesome. Hyban Draco son un orgullo para España en cuanto a Death/Black/Thrash Metal.
´
Cuatro cuernos muy justos a este disco excelso.

Hyban Sparda: Voz y guitarra.
Cristhobal: Guitarra y coros.
Vincent: Bateria
Logan: Bajo

Sello
Casket Music