Horna - Kuoleman Kirjo

Enviado por MetalPriest el Vie, 23/07/2021 - 12:33
4536

1. Saatanan viha
2. Elegia
3. Uneton
4. Sydänkuoro
5. Elävänä, kuolleena
6. Kärsimysten katedraali
7. Haudattujen tähtien yönä
8. Rakas kuu
9. Unohtumaton
10. Mustat vuodet
11. Pyhä kuolema
12. Veriuhri
13. Ota minut vastaan

Tras una década en World Terror Committee, los finlandeses Horna nos entregan la que podría ser sin engaños una de sus mejores obras hasta la fecha. Aquellos que controlan a Horna tendrán presentes diversos álbumes y colaboraciones debido a su dilatada experiencia pero… difícilmente se ha dado hasta la fecha mejor lanzamiento que combine de manera más óptima musicalidad, madurez, producción y empaque. Por supuesto su debut Kohti Yhdeksän Nousua (1998, Solistitium Records) es su piedra angular y su esfuerzo más mentado y admirado por la concurrencia… PERO, que no se confunda el frenético e imberbe melómano avezado al Black Metal: No se puede reducir a Horna a un mero disco de estudio. Y menos cuando a alturas de 2021 acumulan una decena de LPs y un sinfín de splits con montones de bandas veteranas en el género.

Hoy entramos a hablar de Kuoleman Kirjo (2020, World Terror Committee), y no venimos a tratar de cualquier lanzamiento menor, porque como entraba a comentar, lo que convocan aquí Shatraug e Infection junto con el resto de la banda, no es jauja sino uno de sus lanzamientos más portentosos en lo que va de carrera (y hablamos ya de más de 25 años). No os voy a engañar: Kuoleman Kirjo no es de esos lanzamientos que se puedan degustar en un pispás y digerir con extrema facilidad… lo que ofrece este disco son 68 minutos en trece cortes de robusto Black Metal. En un principio, los Horna pretendían lanzar ocho canciones para este Kuoleman Kirjo (las ocho primeras hasta donde yo sé), lo cual habría traído consigo 45 minutos sublime material que posiblemente habría posicionado a Shatraug y cía en los más elevados podios en esta década que se nos abre paso. Lo que pasa es que cinco años más tarde de Hengen Tulet y tras varios cambios de alineación, cuando los Horna se pusieron manos a la obra descubrieron que nada más entrar en calor en materia compositiva se encontrarían con que sumaban un metraje tremendo con su material nuevo (en parte gracias al estupendo trabajo de Infection, ahora que se le permitía echar mano de verdad en las composiciones), y… en lugar de ceñirse a sus primeros ocho capítulos, terminarían alargando el trabajo hasta trece. Aquello que se ingenió para ser un LP más un EP terminó siendo un DLP.

No se les puede culpar aunque la idea de LP+EP hubiese sido preferible. Realmente Kuoleman Kirjo es de esos álbumes que mantiene durante todo su transcurso un nivel absolutamente parejo. Apenas se podría criticar una o dos canciones (tal es el caso de Uneton con sus percusiones machaconas), porque lo demás tiene un nivel que oscila entre el notable alto y el sobresaliente. Pero claro: estamos ante un disco con el cual se podría haber hecho DOS ÁLBUMES, y no cabe duda que el superar más de la hora de puro y duro Black Metal trae consigo sus achaques, entre ellos lo increíblemente denso que se hace el digerirlo íntegramente de una sola tacada. Por eso mismo aprovecho para hacer una breve defensa del formato vinilo, con el cual este Kuoleman Kirjo termina separado en tres partes que junta cuatro, cuatro y cinco canciones respectivamente en sus tres caras de disco (dejando para la cuarta un grabado/serigrafía divina). Con lo que se podría considerar el primer LP como el álbum en sí y el segundo como el hipotético EP extra.

Como obviamente no me voy a poner a hablar de las TRECE canciones que arman este álbum, sencillamente aprovecharé para destacar las más interesantes a mi juicio, que podrían ser Saatanan Viha, Elegia, Sydänkuoro, Kärsimysten katedraali y Ota Minut Vastaan, por ejemplo. Las explicaciones y descripciones las dejo para quien tenga ganas de aburrir a las ovejas; creo que pinchando cualquiera de las piezas que conforman Kuoleman Kirjo uno puede intuir hasta qué punto los Horna han estado inspirados a la hora de escribirlo. En mi opinión este se encuentra bastante por encima de Hengen Tulet (2013) o de Askel Lähempänä Saatanaa (2015). Pero claro: ahí cada uno con sus filias y criterios personales.

De lo letrístico tampoco puedo meterme porque lógicamente no controlo la lengua suomi, y creo que hablar en base a traducciones automáticas de la web es un error grosero, lo que sí podría hacer es comentar que en este álbum uno puede encontrar canciones más rápidas, otras más bucólicas… incluso hay determinados momentos en los que Spellgoth arriesga con voces limpias, caso de la ENORME Haudattujen Tähtien Yönä o de la final y más calmada Ota Minut Vastaan.

Material que vale la pena adquirir en formato físico debido a su buena presentación, libreto y distribución musical. Aunque eso sí: toda la información que contiene el álbum está en finlandés, claro… Ahí está el quid de la cuestión.

Cuatro cuernos medio-altos. Un 8.5 para Kuoleman Kirjo, “El espectro de la muerte” (en trece partes, como reza el propio libreto). Y… para despedirme cito lo que presenta el gatefold:

"Pero se te mostró
tanto la desoladora emergencia de la vida como
la sublime belleza de la muerte,
para que pueda elegir una de ellas.
Ahora estás en una encrucijada, ahora elige,
y se hará tu voluntad."

Shatraug: guitarras, composición y letras.
Infection: guitarras y composición.
Spellgoth: voz.
LRH: batería.
VnoM: bajo.

Sello
World Terror Committee