Hittman - Vivas Machina

Enviado por Rob Jalford el Lun, 06/11/2017 - 17:58
1775

1.Radio waves 04:58
2.Listen04:02
3.Say a prayer for me 03:34
4. Words 03:41
5.If you can't dance do it 03:31
6.Answer my prayer 06:19
7. Partners in Crime 04:00
8.Renegade man 05:10
9.Ballad of Jackson Heights 05:21
10.Walk That Walk 03:51
11.Mercy 08:23

Los americanos Hittman me sorprendieron gratamente en 1988 con su debut, practicaban un heavy power sólido (a la Riot/Fifth Angel), con una pegada de batería tremenda y un bajo asesino, letales estribillos, un voceras realmente competente como es Dirk Kennedy y la dupla de guitarras soltando riffs sólidos y punteos de alto rango. Vamos, muy recomendado este disco por el tio Rob, si no lo conoces, prueba a ver.Hittman disco completo 1988

Con “Vivas Machina” que editaron en 1993 (mal año para el heavy como todos bien sabemos), giraron 180 grados en su sonido, cuajando un buen trabajo pero en onda Queensrÿche del “Operation Mindcrime” o de los Heir Apparent o de los Fates Warning mas comerciales, aunque no en todas las pistas, como iréis viendo en la reseña. Una sorpresa que viraran tanto en la propuesta la verdad, si esperábamos la continuación de su excitante debut, la cosa se metió en otros derroteros mas elaborados, mas progresivos.

Incluso la portada ya presagia algo mas enrevesado con ese dibujo surrealista a lo Dalí o Picasso, ¿verdad? pero bueno, por suerte la calidad sigue ahí, ya no van a la yugular, han madurado y cuajan canciones de mucho feeling , con calidad e instrumentalmente tienen muchos recursos, aunque si soy sincero no tienen la magia de los antes mencionados (¿zapatero a tus zapatos?).

Las dos primeras (Radio Waves y Listen) entran muy bien, con saborcillo a los de Tate y uso de teclados, en la tercera me recuerdan a Bon Jovi en su sonido, Say a prayer for me es muy radiable y ganchera, Dirk emula a Jon de manera notable, aunque la verdad el batiburrillo puede ser algo chocante, pero como las canciones tienen su miga, se lleva sin problemas.

Words es una balada que comienza con piano y nos muestra a Dirk en una faceta mas reposada, lleva un buen cambio de ritmo y de intensidad que podría recordar a los Queen por los coros. Así de variopinto es este “Vivas Machina”, toda una cocktelera de grupos conocidos, pero todo bien hecho.

Siguiendo con una especie de hard funky a la Extreme atacan con la festera If you can’t dance do it que si te la encuentras en “Pornograffitti” no te sorprendería nada, incluso las teclas emulando trompetas dan ese toque vacilón de los de Gary y Nuno. Un divertido corte con guitarras muy Living Colour y coros alegres en su estribillo.

En Answer my prayer vuelven al progresivo que os comentaba al principio, con gran sonido en las seis cuerdas y un voceras que le pone mucha garra en la interpretación. El tema es de los mas largos, con mas de 6 minutos y en este caso echo de menos una buena parte instrumental a mitad, no lleva ni punteo y le sobran unos dos minutos. Oportunidad desperdiciada de haberse lucido los músicos.

De nuevo Bon Jovi de su “New Jersey” me vienen a la cabeza con la vaquera Renegade man, donde casi podemos imaginar una taberna llena de humo y la barra con peña tomando bourbon con su pistola en el cinto. En esta por suerte si tenemos un solo de guitarra acorde con el estilo ofrecido y unos woohhh que rematan la faena correctamente.

La discreta Ballad of Jackson Heights es de las mas normalitas del conjunto, no termina de cuajar, pero da paso a Walk that walk que recupera las pulsaciones y muestra a los Hittman mas enérgicos sin llegar a lo de su debut, pero si dentro de un hard rock intenso.

Como cierre meten una larguísima Mercy que pasa los ocho minutos, recuperando los aires Rÿche, tanto en los riffs como en el tratamiento vocal y por supuesto en la batería que mete variados patrones tan importantes en el sonido prog, mostrando los recursos del competente Mark Jenkins. La sección central incluye un piano que crea una atmósfera mas tranquila, que se hace muy tediosa y bajo mi punto de vista no aporta demasiado. Un tema que necesitaba pasar por la tijera dos minutitos, sinceramente.

En resumen un disco decente, que se mueve como camaleón en varios ambientes, no es una maravilla pero se pasa un rato agradable con la escucha. Creo que para hacer progresivo tenemos otros grupos mucho mas importantes que Hittman, pero como sucedáneo tienen un pase. Tres cuernos para “Vivas Machina” sobre 6.50 Jalfords.

Michael Buccell (R.I.P. 2013): Bajo
Jim Bachi: Guitarra y teclado
John Kristen: Guitarra
Dirk Kennedy: Voz
Mark Jenkins: Batería

Sello
Steamhammer