Haunt - Mind Freeze

Enviado por Roomán el Mar, 28/01/2020 - 13:59
4440

01. Light The Beacon
02. Hearts On Fire
03. Mind Freeze
04. Divide And Conquer
05. Saviors Of Man
06. Fight Or Flight
07. Have No Fear
08. On The Stage
09. Voyager

Álbum completo

Vamos a ponernos manos a la obra con lo que debería ser una de las novedades importantes en materia heavy metal de este 2020. Ni más ni menos que los Haunt, estadounidenses procedentes de Fresno (Carolina), que recientemente han puesto en circulación sus tercer álbum, el cual debería ayudar a posicionarlos en puestos destacados dentro de la nueva ola de heavy metal clásico que lleva extendiéndose algo más de una década por todo el mundo, aunque seguramente Canadá y Suecia sean sus más fuertes exponentes.
No son ningunos debutantes desconocidos, ya sus anteriores trabajos tuvieron una muy buena consideración entre la crítica, tanto Burns into Flame (2018) como If Icarous Could fly (2019). Y como la cosa va de disco por año, al estilo de los canadienses Striker, pues aquí tenemos ya este Mind Freeze para diseccionar y descubrir si dan otro gran paso hacia delante o si necesitan un descanso para refrescar sus ideas, y es que sacar tanto material seguido no deja de ser un arma de doble filo.

No noto cambios significativos en su propuesta, siguen apostando por un heavy metal no demasiado violento, pero bastante poderoso, muy melódico, y con algunos tintes oscuros o más melancólicos incluso, donde pueden recordar a los británicos Angel Witch.
Entre las bandas de su generación, creo están muy cercanos a los Screamer, aunque también pueden compararse a Skull Fist o unos Cauldrom hipervitaminados.

Con unos sonidos que en los ochenta hubieran sido futuristas arranca Light the Beacon, con ritmo de batería clásico al estilo Hell Patrol de los Judas pero con menos violencia y la voz de Trevor transmitiendo esa especie de melancolía que citaba anteriormente y que tan propia es de estos Haunt. Brillan las guitarras y el tema entra de primeras sin nigún problema.
Más agresivo y veloz se presenta Hearts on Fire, con un sonido claramente retro y siempre buscando partes muy melódicas que entren con suma facilidad.
El tema que titula al álbum, Mind Freeze, es un medio tempo potente y el mejor representante del sonido Haunt, donde se sienten como pez en el agua. La parte menos buena de esto es la sensación déjà bu que me deja, como si ya hubiera escuchado este tema en su disco anterior.
Divide and Conquer vuelve a subir las pulsaciones. Un gran tema armado de excelentes solos de guitarra que definitivamente demuestra que de Haunt no han cambiado practicamente nada desde su anterior álbum, exceptuando un sonido de batería algo más contundente quizás. Pero vaya, que si algo funciona... ya sabéis.

Vamos atravesando el ecuador del álbum y... ¿Eso que suena es un teclado?, pues parece que sí, y tendrá su parte de protagonismo durante todo el tema Saviors of Man, sobretodo en los versos. Funciona bien, aunque agradezco que su uso no sea más allá del puntual.
Anteriormente os hablaba del sonido de la batería, y su mayor contundencia, y realmente será vital para conseguir la fuerza que transmite el sexto tema, Fight or Flight, un buen cañonazo de menos de 3 minutos que sigue manteniendo a muy bue nivel este Mind Freeze.
Have no Fear, amenaza de teclado incluida, es el tema que más me ha llamado la atención sin duda, ya que se desmarca bastante de los demás con un ritmo de batería que aumenta la complejidad y un estribillo bastante conseguido y más sorprendente de lo habitual. Si a esto le sumamos unos de los mejores solos del disco pues, blanco y en botella; temazo.
Quedan dos para bajar el telón, y las elegidas serán On the Stage y Voyager. La primera vuelve a tirar de velocidad e incorpora un riff bastante logrado, mientras que la siguiente arranca a ritmo de timbales y parece ofrecer algo distinto, aunque rapidamente se convierte en otro tema veloz, de fácil y agradable escucha, pero que no llega a matar.

Pienso que estamos ante otro muy buen álbum de los Haunt, aunque no tengo demasiado claro que logren superan al anterior If Icarous Could Fly lanzado hace apenas un año. Para quien os escribe, aun no encontrando ni un solo tema malo, el punto débil puede ser la similitud entre algunos de ellos, sobretodo los más rápidos. Por lo demás, un disco muy, muy recomendable y con una producción muy cuidada. Si te gustaron los anteriores también te gustará este, y si no los conoces y te gusta el heavy metal de los primeros ochenta ni te lo pienses y dale caña.

Nota: +7'50

Daniel “Wolfy” Wilson – Drums
Trevor William Church – Vocals, Guitars, Bass
Taylor Hollman – Bass
John Tucker – Guitars

Sello
Shadow Kingdom Records