Grave - ...And Here I Die... Satisfied

Enviado por stalker213 el Jue, 24/05/2012 - 22:42
1975

1. ...And Here I Die... Satisfied (4:09)
2. I Need You (4:31)
3. Black Dawn (3:27)
4. Tremendous Pain (3:27)
5. Day of Mourning (3:32)
6. Inhuman (3:39)

Cuando sea que uno echa mano al presente Ep de los abrumadoramente obscenos GRAVE que justo a continuación nos disponemos desmenuzar, a menudo (por lo menos ese es mi caso) uno siente sensaciones encontradas en el sentido de que tan pronto como nota cosquillas de gustico en el cogote, lo mismo incuba al instante un punto de frío desdén y amargura ya que al fin y al cabo éste no vendría sino a representar una ruptura de cuajo con su más inmediato y glorioso pasado para adherirse al punto a la vulgar corriente de clones de ENTOMBED que con más pena que gloria trataron de seguir la estela del jamás igualado ‘Wolverine Blues’.

No obstante, aquí los pros vencen por mucho a los contras, y es que muy a pesar de incluir en su set a un par de cortes del inminente y anodino ‘Soulless’, sin duda uno puede jugársela sin miedo a invertir sus euros en este -después de todo- vencedor ítem, ya que no por nada amasa de igual modo a dos de las mejores composiciones de la banda, aunque como recién apuntaba: Con eso y todo, al final del día supone un trago hasta cierto punto agridulce. E intentaré explicarme al respecto, porque como es obvio, apedrear sin argumentos tampoco es lo suyo a la hora de emitir un juicio, aunque a veces resulte divertido. ¿Verdad? ¡A mí me gusta!

Como resulta hasta normal, la obra emprende el vuelo con los dos temas nuevos a presentar en sociedad; ‘And Here I Die’ y la insulsa e intrascendente ‘I Need You’, de entre la cuales no es necesario aclarar como la primera (con un break mortal de necesidad en 02:21) se come con una mano en la espalda a la segunda, pero es que claro… Es entrar en escena la hedionda y funde-fosas nasales ‘Black Dawn’ (latigazo de los suecos de cuando sus días como CORPSE) y ni os cuento ya la sofocante, arrolladora y hasta diría bíblica ‘Tremendous Pain’ y nada de lo que hayamos podido absorber durante los dos primeros tracks tiene ya sentido. Sin embargo – y lo ponía de relieve justo al principio- la sensación general que te dejan, al margen del insoslayable brutalismo que liberan, es la de un coito interruptus, ya que si bien el fango en el cual revolcarse es de primera, ni de broma reviste el mismo ridículo aroma a retrete coronado en Nutella, la misma horripilante textura y menos todavía irritante espesor de sus primeras versiones. Aquellas canciones tan febrilmente infectas no son entendibles para mi cerebelo filtradas a través de una producción tan absurdamente enclenque ¿You follow?

Al hilo de lo anteriormente expuesto, resulta del todo ridículo el advertir siquiera al lector acerca de la insultante desfachatez y desenfrenado animalismo contenidos tanto en ‘Inhuman’ como en la colosalmente enfermiza ‘Day of Mourning’, pero es que es situarlas al lado mismo de sus predecesoras incrustadas en su placa de estreno, ‘Into the Grave’, y es verles al punto –a pesar del histérico furor que encapsulan- las carencias que otrora serían del todo imperceptibles de no haber existido las primeras. En este respecto, es mandatorio el hacer hincapié en como un determinado tipo producción puede lo mismo hacer mella en unos temas excelentes como remontar a flote otros mediocres, y mucho me temo el cómo el mal del cual sufre este trabajo es el primero, ya que no solo es meridiano en el caso del material clásico revisitado, sino hasta incluso en el de las dos primeras, ostensiblemente más robustecidas al oír uno ‘Soulless’, siendo aquél un álbum no del todo satisfactorio; Lo mismo resulta algo contradictorio, pero soy de la opinión que aunque aquí las "nuevas" son mejores y más brutas, suenan con menos fuerza que en la versión álbum.

Soplaban aires de cambio para todos entonces y hasta incluso para los otrora poderosos e incorruptibles GRAVE, pero el tiempo por lo general vuelve a colocar todo en su sitio. Tras una temporadita en las catacumbas del género, actualmente los suecos siguen en la brecha, buscando sin respiro un lugar en la vanguardia del movimiento que quizás ahora, con la retirada de sus difuntos monarcas DISMEMBER, puedan disputar cara a cara con los igualmente resurgidos ENTOMBED o al motor diesel de los siempre fiables UNLEASHED, pero ni en un futuro lejano, menos todavía próximo, volverán los de Visby a impactar como entonces, merced a una rigurosa, afilada y severa peste a tripa fermentada que únicamente durante el trienio 1989-1991 vivió adherida como mala cosa a su impía y sacrílega jodida piel de cerdos.

Valoración: 8.3

Jörgen Sandström: Voz, Bajo & Guitarra
Ola Lindgren: Guitarra
Jonas Torndal: Bajo
"Jensa" Paulsson: Percusiones

Sello
Century Media