Genesis - Nursery Cryme

Enviado por MeFuMo el Sáb, 06/09/2008 - 20:13
435

1. The Musical Box
2. For Absent Friends
3. The Return Of The Giant Hogweed
4. Seven Stones
5. Harold The Barrel
6. Harlequin
7. The Fountain Of Salmacis

La carrera de Genesis puede ser el perfecto reflejo de la evolución de la maquinaria de la industria discográfica. Desde su irrupción en el mundillo "underground" hasta su explosión de fama, constante evolución musical hacia el mainstream y notoriedad mundial de algunos de sus componentes, Genesis se ha convertido en una superbanda ya caduca que mueve más dinero que pesa.

En 1971, Genesis no disfrutaba aún del éxito masivo que les bañaría en los 80. Peter Gabriel, lejos de ser un artista multimedia, era un gurú, medium y excepcional frontman que teatralizaba cada tema en los conciertos con un gran repertorio de disfraces que convertían cada cita en directo en una obra conceptual. Phil Collins, nuevo en el grupo, aún no cantaba temas para la Disney sino que era un excepcional batería de raíces jazzisticas y cantante ocasional. Mike Rutherford aún no baboseaba con Mike and the Mechanics, además de ser uno de los primeros bajistas en utilizar pedales de distorsión y púa en las cuatro cuerdas. Completaban la formación dos genios musicales. Anthony Banks, un pianista y teclista excepcional además de un innovador en los sonidos electrónicos y Steve Hackett, uno de los músicos más desaprovechados de la historia, además de un simple genio como guitarrista, muchos afirman que él creó el tapping.

Esta fue la formación clásica de Genesis que sacó cinco de los mejores discos de rock progresivo de la historia. Y nos encontramos ante el segundo de ellos. Un disco etéreo en ocasiones, con concesiones al pop, una gigantesca historia de hadas desgranada entre varios personajes encarnados por la cambiante voz de Peter Gabriel, que nos propone un viaje entre mitología, ciencia ficción y cuentos infantiles de clara inspiración gore-inglesa. Un disco estructuralmente complejo, lleno de arpegios delicados, mellotrones, efectos impensables para la época, una delicadeza y una intensidad impresionantes.

El trabajo instrumentístico del grupo es soberbio. Las progresiones son pulsadas y controladas por esa bestia de cinco cabezas que es la formación clásica de Genesis y que funciona como un único corazón, pónganse la seccion final de "The Musical Box" o la intro de "The Return of the Giant Hogweed" y encontrarán algunas de las instrumentaciones más intensas de la historia de la música. Todo ello suavizado por cortes de aire folk ("For Absent Friends") o directamente pop ("Harold the Barrel").

La producción del disco es más que decente. Todos los instrumentos se oyen claramente y se consigue un aire épico y de "cuento de hadas cabronas" bastante remarcable por el uso de diversos efectos de teclado guitarra y bajo. Gabriel se vuelve a poner tras la flauta travesera para comandar algunos de los momentos más melódicos del trabajo, una flauta alejada de Jethro Tull y cercana a la música tradicional.

El disco contiene varios de los temas clásicos de Genesis (principalmente los ya señalados "The Musical Box" y "The Return of the Giant Hogweed") y otros menos conocidos pero igualmente remarcables, como "The Fountain of Salmacis", que definirían el género del rock progresivo y marcarían influencia incluso para grupos de metal actuales en cuanto a aspectos épicos, sonido y forma de componer. Genesis de la época de Gabriel es probablemente uno de los grupos con más bandas-tributo (y a un gran nivel) que existen.

"Desde un denso bosque de altos pinos oscuros
El monte Ida se alza como una isla
En una cueva escondida, las ninfas han ocultado a un niño
Hermafroditus, hijo de los dioses, temerosos de su amor..."

Cinco cuernos para esta obra maestra del género, un disco tranquilo y profundo para escuchar detenidamente en esos días lluviosos de resaca como éste...

Y como muestra, dos temazos en un directo muy sobrio, os recomiendo curiosear por los clips en directo con Gabriel, mucho más espectaculares que éstos, pero con peor sonido:

The Fountains of Salmacis: Con Peter Gabriel con pinta de tio formal.

The Return of the Giant Hogweed: Un gran tema del mismo concierto, en 1972.

Y ya de regalo, el tema estrella del disco ya con Gabriel en todo su vamos a llamarlo "esplendor":

The Musical Box

Peter Gabriel: Voz, Flauta, Percusión
Phil Collins: Batería, Voces
Tony Banks: Teclados, Guitarra de 12 cuerdas, Voces
Mike Rutherford: Bajo, Guitarras, Voces
Steve Hackett: Guitarras

Sello
Charisma