Gaahls Wyrd - GastiR - Ghosts Invited

Enviado por MetalPriest el Sáb, 03/08/2019 - 22:29
4340

Las bandas tienen que hacer ruido cada poco rato para que nadie se olvide de que existen. Parece que no pueden tomarse su tiempo para componer o descansar o lo que sea, y lo mismo pasa con su música: da la se sensación de que tiene que entrar a la primera para que el consumidor no se aburra y pase y se ponga otra cosa. Esta, amigos míos… es la cultura de la inmediatez. Donde un hit corero con buena propaganda puede llevar a una banda al éxito y una discografía fiable y original puede ser sinónimo (y suele serlo) de banda under.

En este mundo donde los “nuevos grandes” ascienden y caen, los dinosaurios planean ya únicamente valiéndose de la inercia de su legado y los “pequeños” parecen estar únicamente para hacer bulto, no acaba de quedar claro qué sucede con los “caídos en desgracia”. Y yo me pregunto: ¿Alguien se acuerda de ellos? ¿Importan? ¿A alguien le interesa lo que quiera que haga Gaahl con su vida? Porque claro: entiendo que tras su desgarrador divorcio con Infernus y perder la custodia de Gorgoroth (merecidamente, todo sea dicho), parece que God Seed tampoco llegó a ninguna parte. Y… desde entonces, parece que Gaahl anduvo desaparecido del metal. Se le suponía retirado o… lo que sea. Posiblemente dedicándose a exponer sus cuadros (deudores del también noruego Munch) y bebiendo vino parsimoniosamente. Pero resulta que no fue así. Bueno… sí… pero también tramaba algo más. Porque nuestro “querido” amigo estaba tramando nuevas mierdas. De hecho, buenas mierdas.

En algún punto de 2015 Gaahl quiso fundar una nueva banda llamada Wyrd, cosa que no pudo hacer por la existencia de los black/flokie fineses Wyrd precisamente… Con lo cual, el invento terminó llamándose Gaahls Wyrd. Total, que para “resucitar” a ojos del respetable, el noruego de semblante vampírico se hizo valer de una serie de músicos para hacer unos cuantos directos tocando material de sus antiguas bandas, incluido Trelldom (olé olé). Aquello parecía un poco como unos nuevos Gorgoroth subidos a un escenario de Wardruna sonando lo más letánicos que podían. Parecía como un black cruzado con tintes ancestrales tradicionales bastante interesante. Y… el hype comenzó a echar al vuelo, aunque únicamente para un puñado de enterados.

La espera para escuchar el que sería el nuevo debut de Gaahl en el Black Metal se hizo algo larga sinceramente… pero a finales de Mayo de este 2019 llegó a nosotros su nuevo GastiR – Ghost Invited. Y… bueno, tras dejarlo reposar, respirar y toda esa mandanga que a veces hace falta con ciertas obras… concluyo que el nuevo proyecto del señor Espendal es digno de interés y atención. No negaré que la primera vez que lo escuché me tomó desprevenido… esperaba (como apunté antes) una especie de black con elementos paganos o folk wardrunescos… y para nada. Esto es Black Metal a secas, PERO variado y con sus toques de originalidad personal, y para esto me tengo que explayar un poquito.

En GastiR – Ghost Invited la base instrumental es claramente Black Metal, pero la sensación que da es que dentro de su pulcritud y control homogéneo, hay pequeños devaneos hacia ciertas influencias que enriquecen y aportan ese toque que las especias aportan a una salsa. Por aquí noto algo de los Mayhem de Attila (tanto del Mysteriis como de los discos más modernos), de sus Gorgoroth (2003-2006 sobre todo), quizá algo de Deathspell Omega y Blut Aus Nord… y algo que me dejo por ahí seguro. Pero hay un detalle más que me ha encantado (aunque en un principio me causó inquietud e incluso rechazo): Gaahl cambia su estilo de canto significativamente. En este Gaahls Wyrd parece que el vikingo se intenta lucir utilizando diversos registros de voces limpias (todos darks as hell, eso sí) y de shrieks también. No son los shrieks de siempre, sino unos algo más maduros y profundos. Es como si en este tiempo que ha pasado, estuviera perfilando hasta lo demencial el cómo iba a sonar todo. Tanto él mismo como lo instrumental. Y finalmente, parece que para lo musical Gaahl decidió confiar en Eld (bajo), Lust Kilman (guitarra) y Spektre (batería). Todos ellos con experiencia en el Black Metal pero ninguno de especial renombre en la escena. La miga es que supuestamente Gaahl aspira a tener una formación estable, sin más devaneos ni problemas de “diferencias musicales” ni pollas en vinagre. Por lo que… hay curiosidad en saber hasta qué punto esto se materializa con los fichajes actuales.

Pero… volviendo al disco (que me estoy yendo muy fuerte por las ramas ahora mismo), creo que GastiR es un álbum de matices y profundidad. Tengo claro que no es nada innovador, pero que aun así ofrece partituras de valor y cierto peso. Hasta el más necio con la suficiente predisposición se daría cuenta de que musicalmente este disco está plagado de buenos compases, riffs, melodías y un trabajo de producción soberbio. Pero en adición a eso, está el conjunto de estos factores con Gaahl, quien termina de convertir la propuesta en algo más… profundo. No estamos ante un álbum que conmueva, ojo, pero sí ante uno variado, memorizable, sólido y reconocible. Basta con escuchar cualquier canción del GastiR (la que sea, en serio), para darte cuenta de eso. Toma Ghost Invited, Within the Voice of Existence, From the Spear, Carving the Voices… la que sea. Me da igual. Todas ellas tienen sus melodías, una cara diferente de Gaahl, una atmósfera y feeling arrolladores... no hay disputa. Se nota la precisión con la que el trabajo se hizo, y eso honra no solo a Gaahl, sino también al resto de artífices, que se ganaron aquí el Valhalla de sobra.

Es posible que este sea el álbum más meditado que vayamos a escuchar de este proyecto, porque me costaría mucho creer que Gaahl volviera a dar tanto en la puta diana como lo hizo aquí, pero… ¡ojalá! Ojalá siga igualando o superando la apuesta con más elementos como estos. Porque él puede, el talento lo tienen ahí todos ellos y es algo más que evidente. Por mi parte van cuatro cuernos clarísimos por aquí. Un 7,75.

Gaahl: voz.
Eld: bajo.
Lust Kilman: guitarras.
Spektre: batería.

Sello
Indie Recordings