Foreigner - Unusual Heat

Enviado por Gibson el Vie, 14/11/2014 - 16:00
1261

Dentro del lado más suave del Rock tenemos que aludir al género AOR, donde sus cuidadas melodías, magníficamente elaboradas y con un exquisito gusto interpretativo, es su principal atractivo. Un estilo que a lo largo de su historia ha dejado tremendas joyitas musicales y cuyos máximos exponentes lo podemos encontrar en grupos básicos como Journey, Survivor, Boston, Toto, etc... Y como no, los también imprescindibles Foreigner, que hoy nos ocupan.

El grupo formado en la ciudad de Nueva York, en el año 1976, por el guitarrista Mick Jones y el vocalista Lou Gramm (el núcleo fuerte de Foreigner), dejarían claras muestras de sus grandes virtudes musicales con varios trabajos de un considerable nivel que obtuvieron un notable y relevante éxito. Convirtiéndose de esta forma, y por derecho propio, como uno de los pilares fundamentales del género AOR.

Sin embargo en el año 1987, tras el álbum "Inside Information", su monumental vocalista, el excelso Lou Gramm (una de las voces más reconocidas y admiradas en el mundo de la música), edita paralelamente un disco en solitario de título "Ready Or Not", recibiendo buenas críticas. Este hecho hace que el propio Gramm se replantee su carrera musical y decida abandonar Foreigner para centrarse en su proyecto como solista.

Así que el grupo no tiene más remedio que contratar a un nuevo cantante para su siguiente larga duración, este "Unusual Heat"... y ese honor recayó en la figura de Johnny Edwards, que provenía del grupo hardrockero Wild Horses. Las comparaciones siempre son odiosas y, evidentemente, Edwards no tiene el impresionante nivelazo vocal del propio Lou Gramm. Aún así no deja de ser un más que interesante vocalista, que sabe aportar -con su registro- un tono más rockero a este álbum del año '91, aunque sin alejarse en demasía de los cánones AOReros.

Descaradamente hay que hacer mención que Foreigner cuenta en esta ocasión con la colaboración de Terry Thomas, el productor de los Bad Company en su etapa ochentera con el vocalista Brian Howe, y que en este "Unusual Heat" se encarga de co-escribir los temas junto a Mick Jones, además de ocuparse de la producción. Por lo que las similitudes musicales, entre este disco y ese sello tan particular que tenían los Company en dicha época, son más que apreciables.

Entrando de lleno en lo que contiene este séptimo trabajo discográfico de Foreigner, encontramos un inicio bastante correcto con "Only Heaven Knows", con una buena labor vocal que denota clase interpretativa. Como venímos comentando, Johnny Edwards posee un tono más rasgado con respecto a Lou Gramm, y el grupo sabe aprovecharlo en el tema netamente rockero "Lowdown And Dirty", que se manifiesta como de los más destacados del plástico y poseedor de un convincente trabajo en la guitarra eléctrica.

Todo álbum incluye un tesoro escondido, un tema que brilla sobre los demás que lo componen. Y en este sentido tenemos que señalar en sobremanera a la tremenda balada "I'll Fight For You", muy deudora de la etapa clásica de Foreigner. Todo el grupo está a un nivel que raya la excelencia en el tema, con un impecable desarrollo y que culmina con un mágico estribillo que hará las delicias de los más exigentes seguidores de lo melódico. Simplemente genial.

En el terreno Hard/AOR tenemos "Moment Of Truth", que no olvida la elegancia tan inherente en el grupo, al igual que el siguiente "Mountain Of Love", dos temas con la suficiente calidad para mantener el idóneo atractivo del álbum, y que obviamente lo hacen con unas muy coherentes y equilibradas melodías rockeras en su definición. Y no decae la inspiración de estos Foreigner en el siguiente medio-tiempo "Ready For The Rain", con un cierto sabor sureño a lo Bad Company de su primera etapa y a los ingleses Thunder, todo ello con una calidad muy medida y una destacable interpretación vocal de Edwards a lo largo del tema.

Con presencia de teclados, que toman mucho protagonismo, nos llega la dinámica balada "When The Night Comes Down", cuya interesante y refinada progresión desemboca en un estribillo bastante preciosista, bien apoyado por coros femeninos a lo Soul. Y va a seguir ahondando el grupo en el terreno baladístico con "Safe In My Heart", esta vez de manera más intimista, y con un Johnny Edwards encarando el tema muy en línea de como lo realizaba Lou Gramm.

El regreso a la onda más puramente rockera se presenta con "No Hiding Place", y haciéndolo con buenas ideas y gusto por la melodía, quizás sin llegar a maravillar en demasía pero mostrándose, nuevamente, como un tema atrayente y de palpable clase dentro del estilo... Y en esta tendencia continúa el posterior "Flesh Wound", quizás más rítmico y suave, aunque sin ceder ni un ápice la primorosa categoría que lo impregna.
El cierre del disco aparece de la mano del tema-título "Unusual Heat", muy logrado y trabajado en el ámbito compositivo, con bastante eficacia en el plano interpretativo, sin olvidar la esencia rockera, y que se manifiesta como una de las mejores piezas de la obra.

En resumidas cuentas, "Unusual Heat" si lo miramos en perspectiva con los anteriores trabajos de Foreigner, éste queda un poco por debajo. Y es que contar con la tremenda voz de Lou Gramm, ya de por sí hace que un álbum gane muchos enteros. Aún así, este disco del año 1991 posee los suficientes argumentos como para mantenerse por sí solo, resultando un buen ejemplo dentro de la discografía del grupo y que agradará satisfactoriamente al seguidor de lo melódico que busca ese mínimo de calidad exigible en la realización de los temas.

4 horns bajos, un 7,25

Johnny Edwards: Voz, Guitarra
Mick Jones: Guitarra, Teclados
Rick Wills: Bajo
Dennis Elliott: Batería

Sello
Atlantic Records