Exumer - Possessed By Fire

Enviado por stalker213 el Jue, 16/02/2012 - 22:55
2373

1. Possessed By Fire (4:55)
2. Destructive Solution (3:46)
3. Fallen Saint (4:01)
4. A Mortal In Black (4:02)
5. Sorrows of the Judgement (3:10)
6. Xiron Darkstar (3:11)
7. Reign of Sadness (3:41)
8. Journey to Oblivion (4:20)
9. Silent Death (5:03)

Más allá de la órbita nefaria de la Santísima Trinidad del Thrash Metal teutón -demasiado a menudo- el oyente corriente pasa flagrantemente por alto el nombre de muchos compañeros de generación suyos que, todavía a fecha de hoy, pasan inadvertidos ante una infinidad de personajillos que lamentablemente dicen dárselas de entendido en el género; Normal por otra parte. Porque si tú conoces a fondo la discografía de METALLICA, parece como que ya no hay nada más que explorar en los agrestes y largamente abandonados campos del Thrash. Muchos otros afirman también venerar a los germanos KREATOR y hasta incluso a los verdaderos monarcas del Reino en su país, SODOM, o a sus delfines caídos desde hace ya décadas DESTRUCTION, pero decidme sinceramente quién de vosotros recuerda o siquiera conoce a los igualmente maníacos -cuando no más- EXUMER o a su exacerbado e incendiario plástico de estreno ‘Possessed By Fire’. Ya os lo digo ahora: Pocos. Por no decir que casi nadie.

Sin embargo, eso no empaña las cosas en lo más mínimo, ya que fuera del catálogo más infernalmente clásico por cuenta de las viciosas hordas de Angelripper (intocable, cuando hablamos de Thrash alemán primigenio), el material regurgitado por estos revoltosos EXUMER durante sus primeros años de existencia puede mirarse tranquilamente de tú a tú con lo mejor de lo mejor de los de Petrozza o el loco Sifringer. No obstante, la breve historia de estos buenos vecinos de Hesse, no viene sino a relatarnos la que sería la efímera trayectoria de una competente banda sin suerte, que lo mismo que tuvo de intensa lo tuvo igualmente de fugaz, ya que su ridícula singladura no daría para nada más que un par de trabajos, el primero notable y el segundo algo menos, en otros tantos años.

Estilísticamente, la música de los alemanes bebe y no precisamente poco de aquellas inevitables formaciones que todos imaginamos, siendo SLAYER la principal y número uno. No en vano, la de sus paisanos y también vecinos KREATOR tampoco queda corta, y es que si estamos hablando de alguien que innegablemente licuó su obra a través de los sagrados preceptos instaurados por los satánicos angelinos o los de aquellos otros zumbados teutones -todo ello sin caer jamás en la patochada o dar un solo respiro a la concurrencia- definitivamente lo estamos haciendo acerca de unos animales que absolutamente nadie en su fuero interno debiera rechazar si es que uno tiene un mínimo respeto por el Thrash Metal auténtico y sin abolladuras. En este sentido, lo de tejer medios tiempos o crear climas relajados para el gozo del oyente, no es que fuera demasiado con los acalorados ánimos de estos acelerados EXUMER, quedando la cosa suficientemente clara desde que la esquizofrénica ‘Possessed By Fire’ avisa con el pistoletazo de salida. Y es que su intro no anda mucho más allá de lo típico o tópico de su época, es evidente, pero es que es empezar a ver precipitarse la avalancha cuesta abajo y al punto comprender cómo el furioso Thrash que entregaban estos cabrones era uno innegociablemente de primera.

Pero ¿Por qué? ¿Ah? ¿Por puto qué? Pues demasiado fácil, chico. Pues de primera, porque el jodido Thrash es música que por definición es agresiva y malsana (que ofende, vaya), y desde luego ni ‘Destructive Solution’ o mucho menos todavía la dañina ‘Fallen Saint’ y sus familiares aires a lo ‘Black Magic’ van a remitirte por un solo segundo al “Half-Thrash” reciclado de unos domingueros traga-panochas como TESTAMENT o a aquel otro (corrupto y descaradamente abierto a las masas) igualmente inocente como el de aquellos otros que molesta tanto ver citados ¿Verdad que sí, tonetti?

‘A Mortal In Black’ (clásico de la banda) y ‘Sorrows of the Judgement’, impactan igualmente por el odio y la rabia que encapsulan sin duda por entre sus partituras. Ahora bien, la convulsa y truculenta ‘Xiron Darkstar’ se antoja principalmente como la que más disfruto, aunque sin desmerecer por ni tan solo un instante a las que la histéricamente la acompañan en la cara-B. Sin embargo, guardo un ligero pesar para con este inexcusable ganador llamado ‘Possessed By Fire’, y es que pudiendo haber sido “uno más” del distinguido elenco de álbumes adscritos al selecto Club del Jodido Thrash Que Te Parte El Puto Ojete (‘Bonded By Blood’, ‘Obssessed By Cruelty’, ‘Darkness Descends’ o ‘Slaughter In the Vatican’, entre algunos otros), de algún modo se priva de ello al rebajar lastimosamente el tono de sus guitarras, igual como cuando ese típico incauto gilipollas hace lo propio con un vinazo de crianza al verter sobre él un vaso de agua y encima del grifo ¡No jodas! Además, las voces de Mem Von Stein, aunque poderosas, no se acercan ni de broma a las del loco Baloff, la fiera Doty o el hijo de perra de Kyle Thomas, de modo que ahí tenéis un punto más, o menos, para lo que termina siendo el caso.

La portada, indudablemente, es otro jodido clásico grabado a fuego de esos cuando buceando por entre cubetas de vinilos en tiendas y ferias; Eso sí, ojo que su contenido no le va grande ni por asomo ya que, se mire como se mire, hoy hemos estado hablando de un disco enorme, además de otro imprescindible en cualquier colección medio seria o “legítima” de Thrash Metal.

Valoración: 8.9

Mem Von Stein: Voz & Bajo
Bernie Siedler: Guitarra
Ray Mensh: Guitarra
Syke Bornetto: Percusiones