Exorcist - Nightmare Theatre

Enviado por El Marqués el Dom, 04/12/2011 - 21:44
2262

01. Black Mass
02. The Invocation
03. Burnt Offerings
04. The Hex
05. Possessed
06. Call for the Exorcist
07. Death by Bewitchment
08. The Trial
09. Execution of the Witches
10. Consuming Flames of Redemption
11. Megawatt Mayhem
12. Riding to Hell
13. Queen of the Dead
14. Lucifer's Lament
15. The Banishment

Delirante engendro único en la historia del Metal, clásico de culto ochentero, tan genuino como los relatos de la saga Creepshow o las películas de pandilleros con acné que se transforman en demonios mientras celebran una fiesta en un parque de atracciones abandonado, a quienes, de hecho, parece rendir homenaje esa monumental portada, equiparable también al gesto de cuatro usuarios cualquiera de esta Web visionando el nuevo vídeo de “Lulu”.

La efímera historia de Exorcist tiene una explicación muy sencilla. No estamos hablando de un grupo de jóvenes thrashers desaparecidos tras una sesión de espiritismo, o comprometidos a vender sus almas al diablo a cambio de ver editado este disco, que jamás tuvo continuación. De Exorcist como tales solo sabemos que en 1985 grabaron estas quince revolucionadísimas canciones que oscilan entre el Speed, el Thrash, un primerísimo y cutrón Black, y el Heavy Metal. No nos suena que se les reivindique, ni parece haber planes de una reunión de la formación original, pero es que realmente estamos hablando de una banda fantasma.

Exorcist fue un grupo compuesto por los miembros de Virgin Steele como consecuencia de una enrevesada maraña contractual. Tras editar en 1983 su segundo Lp, ”Guardians of the Flame”, el guitarrista original Jack Starr abandona la banda. David DeFeis tiene previsto editar nuevo material y ya ha contactado con su sustituto, el gran Edward Pursino, pero los derechos del nombre pertenecen a Starr, iniciándose un pleito que terminará ganando DeFeis, quien grabará el siguiente, “Noble Savage”, en 1986, ya como propietario del nombre del grupo de su vida.

Entre medias, publicará junto a Pursino y sus compañeros Joe O´Reilly y Joey Ayvazian este divertimento, utilizando todos ellos pseudónimos como hicieran en su momento otras bandas como Brujería o Mekong Delta. Seguramente para mantener la cabeza ocupada y no perder el buen humor ante los líos de abogados y desagradables encuentros en los Juzgados, DeFeis optó por cambiar de registro rindiendo tributo a las nacientes tendencias extremas, y para la posteridad quedó “Nightmare Theatre”, un simpático aborto donde encontramos ecos de Mercyful Fate, rescoldos de los primeros Venom, imaginería de terror de serie Z, sensación general de estar escuchando a un grupo de payasos asesinos o marionetas cabronas estilo Chucky, títulos que no dejan lugar a la duda, como podéis ver en el track list, introducciones de teclados diabólicas, risitas satánicas, cavernosos guturales, punteos espídicos, intervenciones verbales de angelitos de ocho o diez años, que siempre dan mal rollo, algún deje del estilo practicado por la banda madre, y ciertos detalles que años después rescatarán para dar forma a los himnos de Virgin Steele.

Sin duda DeFeis se tomó a coña el experimento, pero no le quedó nada mal. Justo por esos tiempos, Jeff Becerra y Larry LaLonde inauguraron el Death Metal con las demos y primeros discos de Possessed, y casualmente abrieron “Seven Churches” con el tema “The Exorcist”. Puede que Virgin Steele se internaran en los estilos alumbrados por Lucifer como válvula de escape a sus problemas terrenales, pero por unos meses estuvieron poseídos por el espíritu del Maligno.

Damien Rath (David DeFeis): Voz, Teclados
Marc Dorian (Edward Pursino): Guitarra
Geoff Fontaine (Joey Ayvazian): Batería
Jamie Locke(Joe O´Reilly): Bajo

Sello
Cobra Records