Enemy of Reality - Rejected Gods

Enviado por Vesper Lynd el Lun, 07/06/2021 - 04:37
4787

1.“Medusa” - 01:38 (instrumental)
2.“My Own Master” - 04:07
3.“Lifeless Eyes” - 03:29
4.“Needle Bites” (Ft. Aylin) - 04:11
5.“One Last Try” - 04:30
6.“Her Descending Ghost” - 03:49
7.“The Bargaining” (Ft. Androniki Skoula) - 05:04
8.“Grief Divine” - 05:24
9.“Torn Apart” - 04:42
10.“Twist of Time” - 04:18
11.“Step into the Light” (Ft. Maxi Nil) - 03:30

Grecia es una tierra milenaria y legendaria, cuna de la cultura de la civilización occidental, hogar primigenio de la literatura y la filosofía, con un patrimonio histórico impresionante. Un país que me genera fascinación desde pequeña, cuando descubrí en la escuela primaria a todos esos dioses tan diferentes de los de las religiones monoteístas, el todopoderoso Zeus y sus hermanos Poseidón, rey de los mares y Hades, el monarca del Inframundo. Lo mismo con las diosas, la vengativa Hera, la sabia Atenea y la bella Afrodita, además de los míticos héroes humanos y semidioses que fueron protagonistas de historias increíbles: Hércules, Aquiles, Ulises, Agamenón, Teseo, Menelao, Orfeo…. y las mujeres que se cruzaron en su camino: Clitemnestra, Electra, Penélope, Circe, Helena, Medea, Eurídice …

No era de extrañar que una banda de metal sinfónico, oriunda de Atenas, se inspirara en la rica mitología de su patria para componer canciones. Enemy of Reality son uno de mis mejores descubrimientos, de esos grupos que me hacen recuperar la esperanza y comprender, que el futuro del symphonic metal está en el underground y las bandas jóvenes. Los griegos comenzaron su actividad en el 2013 y sacaron dos álbumes de estudio. Su primer trabajo, “Rejected Gods”, contó con la participación de 3 vocalistas invitadas, las más famosas son Aylin Giménez (ex Sirenia) y Maxi Nil, que fue cantante de Visions of Atlatis.

La mitad de las canciones de este álbum están inspiradas por el mito griego de “Orfeo y Eurídice”, una historia trágica y bellísima. Me alegra mucho que le hayan sacado provecho a la mitología de su tierra natal, cuna artística de la civilización occidental.

El álbum comienza con el instrumental orquestal “Medusa”, que da paso a “My Own Master”, metal sinfónico clásico y de manual, pero suena muy bien. Es llamativo que Iliana, la vocalista, tenga un registro tan versátil para cantar, natural, como Floor Jansen en After Forever desde el “Invisible Circles”.

Continúa el medio tiempo “Lifeless Eyes”, más accesible, al igual que el single “Needle Bites”, en el que aparece como vocalista invitada la española Aylin. El primer tema guitarrero y pesado del disco, la griega le saca partido a su entrenamiento clásico, siendo muy superior su desempeño que la citada Aylin, aun así, hacen un contraste muy interesante.

“One Last Try” es un tema más power metalero, a diferencia de “Her Descending Ghost”, sombrío, dramático y melancólico, con mayor presencia de los coros y un trabajo genial de parte de la tecladista. La letra relata el descenso de Orfeo al inframundo para recuperar a Eurídice.

“The Bargaining” podría haber sido un tema de Epica, por la velocidad de la batería y la guitarra, los coros y, sobre todo, la voz gutural. La parte lírica cuenta el momento en el que Orfeo le ruega a Hades que devuelva a la vida a su amada para llevarla de nuevo al mundo de los vivos. La voz gutural representa al personaje de Hades o Plutón, según lo nombren los griegos o romanos. Me parece la mejor canción de todo el disco, pesada, dramática y con una interpretación magistral a las voces.

Después continúa “Grief Divine”, symphonic power metal puro, se notan a leguas la influencia de Nightwish, Epica y After Forever. Similar es “Thorn Apart”, con una parte instrumental orquestal espectacular. Narra el final del mito, cuando Orfeo pierde a Eurídice al darse vuelta en su regreso al mundo de los vivos, rompiendo la promesa que le hizo a Hades.

La última canción es “Step Into The Light”, con la participación de la conocida cantante griega Maxi Nil, quien fue vocalista de Visions of Atlantis. Es una balada al piano hermosa, ideal para cerrar el disco. La voz de la invitada es de un timbre más grave, mezzosoprano seguramente, canta con bastante sentimiento y eso le suma muchos puntos.

Enemy of Reality me parecieron una banda excelente, más teniendo en cuenta que provienen de un país periférico como Grecia, lejos de la escena metalera de Europa Occidental. Si bien es un disco que no tiene ninguna novedad, es metal sinfónico clásico con algunas influencias de Epica y After Forever, por la agresividad de la batería y las guitarras, sobre todo por la vocalista, Iliana Tsakiraki, que es deudora del estilo de Floor Jansen, porque usa poco el canto lírico, lo justo y necesario. Desde que Anette Olzon se incorporó a Nightwish, puede decirse que el uso del canto operístico obligatorio en el symphonic metal pasó a la historia.

Para mí, lo mejor de este grupo son las letras de las canciones, saben explotar la rica y legendaria mitología de su país y en eso me recuerdan a Leaves’ Eyes, los hace especiales y diferentes de los demás. Los considero una banda prometedora, muy sólida, con un gran futuro por delante, con un enorme potencial, y me dan esperanzas de que las nuevas generaciones nos seguirán trayendo música interesante y de calidad; como demostraron en su segundo disco, el notable "Arakhne", que recomiendo sin dudar.

Puntuación: 7/10

Iliana Tsakiraki – Voz
Thanos - Bajo
Philip Stone - Batería
Steelianos Amoiridis - Guitarras
Marianthe - Teclados

Músicos invitados

Ailyn Giménez - Voz principal (track 4)
Mike LePond – Bajo (track 2)
Androniki Skoula - Voz (track 7)
Maxi Nil - Voz (track 11)

Sello
F.Y.B. Records