Emperor - IX Equilibrium

Enviado por MeFuMo el Jue, 15/01/2009 - 18:36
415

1. Curse You All Men!
2. Decrystallizing Reason
3. An Elegy Of Icaros
4. The Source Of Icon E
5. Sworn
6. Nonus Aequilibrium
7. The Warriors Of Modern Death
8. Of Blindness And Subsequent Seers
(9). Outro

Tras el que para mí es el mejor disco de Black sinfónico de todos los tiempos, Anthems to the Welkin at Dusk, Emperor comienza a suavizar su sonido mientras les llega el éxito. Aún sin caer en los excesos que Ihsahn cometerá en su siguiente disco, Prometheus: The Disciple of Fire and Demise, el ahora trío vuelve a reunirse para grabar un trabajo donde aún se respira el Black Metal aunque con un estilo personal y con una serie de características e influencias muy definidas.

Los sintetizadores ganan camino y se integran en mayor medida en la mezcla, aunque sin llegar a dominar unas composiciones que se benefician de un descomunal trabajo de guitarra. Es especialmente brillante el trabajo de Samoth y su base de guitarras ritmícas, mientras que la locura de Trym a las baquetas vuelve a hacerse evidente, aunque sin llegar a la creatividad de sus líneas de batería en Enslaved o el anterior disco.

Las voces bajan la intesidad desde el disco anterior. Hay temas con voces limpias y en general el conjunto es menos agresivo. La producción, aunque la mejor hasta el momento en su carrera, sigue siendo algo confusa, pero así como Anthems... se beneficiaba claramente de esto en este disco da la impresión de que con un sonido un puntito más brillante se podrían haber ganado varios enteros. En general nos encontramos con un trabajo menos cohesionado y compacto que In the Nightside Eclipse o el referido Anthems... pero que aún así posee canciones demoledoras y el sello claro de los noruegos.

Como exagerada profecía de lo que sucederá, un rugido inhumano se convierte en un grito de Power Metal para abrir el impresionante riff de "Curse You All Men!". Un tema cambiante y lleno de excesos, perfecto reflejo de las líneas maestras del disco, repleto de efectos de guitarra solista con un Ihsahn más cercano al Death en sus líneas vocales que se ha convertido en un clásico del repertorio de los noruegos. La oscuridad y velocidad de este tema son apreciables, en gran parte gracias a su desquiciante sección de percusión, y mantiene de forma admirable el tipo en una sección central muy épica.

"Decrystallizing Reason" es sin más una de las mejores canciones de la banda. Tras la inspiración oriental de la intro el riff de guitarra y su acompañamiento de teclado es sencillamente soberbio y demoledor, con una sección instrumental a toda velocidad que deja clara la habilidad técnica del grupo y una presencia cada vez más evidente de los sintetizadores que acaban por adueñarse con una melodía hipnótica de este temazo.

"An Elegy of Icaros" es un tema de contrastes que se acerca más al metal tradicional desde su inicio, con una melodía orquestal e Ihsahn cantando (sí, cantando) los primeros versos de una letra bastante angustiosa. Es quizá la canción más identificable del disco, con una sección instrumental destacable y que va cediendo terreno a un trabajo vocal e instrumental cada vez más agresivo, con teclados ambientales muy conseguidos que sólo permite cierto respiro mediante una parte melódica central y un final de nuevo con voces limpias.

"The Source of Icon E" es un tema más clásico, con un riff agresivo inspirado en la vieja escuela y cierto aire más deathmetalero en su estructura donde Ihsahn se permite con suerte irregular intentar acoplar al conjunto tonos de voz puramente "Heavy Metal de los 80", aunque por suerte abandona pronto para ofrecernos una parte final impresionante por su ejecución conjunta.

"Sworn" es otro clásico del repertorio de Emperor y otra de las canciones destacables del conjunto. El grupo afila su estilo conjunto y nos dispara en la cabeza un tema agresivo y técnico con reminiscencias evidentes de sus anteriores trabajos. Mucha caña servida en vajilla de color negro con varios cambios de riff para mayor lucimiento de Samoth y que ni siquiera se desluce cuando Ihsahn vuelve a intentar sus voces limpias, esta vez con mayor acierto. El trabajo con los tempos es desconcertante y de nuevo pone sobre la mesa la habilidad instrumental del grupo.

"Nonus Aequilibrium" da título al disco y de nuevo nos trae un inicio de velocidad espectacular con un riff originalísimo. Partes ambientales y cañeras se solapan constantemente con una elección de notas bastante extraña y multitud de cambios de ritmo e intensidad. Una vez más hacen su aparición, y esta vez con acierto, las voces limpias para crear pasajes épicos y subrayar las sensaciones de la música hasta tomar la melodía y lanzarla en brazos de un final a toda leche.

"The Warriors of Modern Death" posee las líneas de guitarra solista más metaleras del disco. Se puede decir que posee una estructura bastante clásica y cierto aire operístico gracias a los teclados, siendo un tema compacto y de gran factura que nos da idea de nuevo de la versatilidad compositiva de Ihsahn.

El trabajo se cierra con la oscura "Of Blindness And Subsequent Seers", un tema que juguetea con el Death e incluso el Metal Industrial y que contiene las marcas de la casa en cuanto a trabajo instrumental, coros épicos y cambios de ritmo constantes. Un tema denso que deja sin respiración gracias a sus puentes caóticos y sus melodías afiladas y que cuando el trío cae rendido ante la intensidad nos deja con medio minuto de bellísimo interludio melódico a dos guitarras más una outro de un sólo acorde de teclado que va desvaneciéndose y cierra un disco que sólo está a un paso de ser excesivo.

En mi opinión un trabajo brillante, con canciones impresionantes, denso y complejo con un trabajo de composición enrevesado y chirriante en ocasiones que no llega a la altura de su antecesor pero que representa un dignísimo paso adelante de un grupo que acabaría ahogándose lentamente en su propia complejidad. Cuatro cuernos para este clásico.

Ihsahn: Voz, guitarra, bajo, teclados.
Samoth: Guitarras.
Trym: Batería y percusión.

Sello
Candlelight Records