Doro - Raise Your Fist

Enviado por Vesper Lynd el Lun, 31/08/2020 - 08:28
222

1.Raise Your Fist In The Air - 3:47
2.Coldhearted Lover - 3:35
3.Rock Till’ Death - 3:02
4.It Still Hurts (Ft. Lemmy) - 4:09
5.Take No Prisioner- 3:08
6.Grab the Bull (Ft. Gus G) - 4:57
7.Engel- 5:13
8.Freiheit (Human Rights)- 3:44
9.Little Headbanger (Nackenbrecher) -3:14
10.Revenge - 4:48
11.Free My Heart - 5:09
12.Victory - 3:11
13.Hero - 4:04
14.Strong and Proud(bonus track) - 3.33

En esta reseña voy a hablar de “Raise Your Fist” aquel disco del 2012 de Doro Pesch, la legendaria vocalista alemana, una de las primeras intérpretes femeninas en el mundo del heavy metal, un ambiente dominado por hombres. Desde la década de 1990 es más común ver a mujeres liderando agrupaciones de heavy metal y hard rock, pero en los ’80 esto no era tan habitual. Había algunas artistas en el panorama, como Lita Ford, las Girlschool, Vixen, y Joan Jett, pero eran muy pocas.

En los ’90, el auge del rock alternativo, del metal sinfónico y gótico hicieron que aumentara la cantidad de vocalistas femeninas; quienes le deben muchísimo a la señora Pesch, la primera mujer que se subió a un escenario en el festival Monsters of Rock y salió de gira con los grandes nombres del género: Judas Priest, Dio, Megadeth, entre otros.

Las frontwoman metaleras de las nuevas generaciones reconocen su influencia e importancia, en Internet pueden encontrar a muchas cantantes conocidas fotografiadas junto a la Metal Queen, inclusive si sus bandas no son de heavy clásico: Alissa White-Gluz, Sharon den Adel, Cristina Scabbia, Liv Kristine, Tarja Turunen, Simone Simons, Floor Jansen, Angela Gossow, Sabina Classen, Ji- In Cho… todas admiradoras de Doro, quien siente un gran afecto por ellas e invitó a cantar a algunas en su canción Celebrate y en su DVD 25 Years of Rock. Muchas de estas vocalistas la invitaron a realizar duetos, como Tarja en su canción The Seer , Floor Jansen en Who I Am, Liv Kristine en Stronghold of Angels de su álbum Vervain, Ji-In Cho (Krypteria) en Victoria y la legendaria Lita Ford, quien ya anunció un dúo con la alemana en su próximo álbum.

Respecto al álbum que hoy nos ocupa, es, junto al "Fear No Evil" del 2009, el más pesado y metalero desde su debut como solista, “Force Majeure” (1989). En los ’90 Doro realizó álbumes de hard rock de buena calidad, como el disco homónimo “Doro” (1990) producido por Gene Simmons de Kiss y “Angels Never Die” (1993) con la ayuda de Jack Ponti en la producción y composición.
Luego de dos álbumes experimentales con influencia electrónica e industrial, “Machine II Machine” (1995) y “Love Me In Black “(1998), muy alejados de sus raíces musicales, Doro regresaría a sus raíces en el nuevo milenio, cuando el auge del grunge (que tan perjudicial fue para las bandas de heavy clásico) ya había pasado. La alemana ha comentado en algunas entrevistas lo difíciles que fueron para ella los ’90 porque las discográficas americanas ignoraban sus álbumes, que fueron publicados solo en Alemania y Europa.

Ya entrados los 2000, publicaría los trabajos “Calling the Wild” (2000) dedicado a su padre fallecido, “Fight” en el 2002 (en el que destaco Descent el maravilloso dueto con Peter Steele de Type O' Negative) y “Warrior Soul” (2006), con canciones inspiradas en la película independiente suiza Anouk, en la que Doro participó como actriz, interpretando a la hija de un jefe guerrero. En estos discos comenzaría a recuperar lentamente el sonido metalero de sus inicios, no son trabajos de mala calidad, pero no llegan al nivel del grandioso “Fear No Evil”. Este trabajo marcó un antes y después en su discografía, porque sus dos sucesores son discos de gran calidad, geniales, metaleros, poderosos y muy superiores a sus tres primeros intentos a comienzos de los 2000.

En fin, después de lanzar ese maravilloso “Fear No Evil” en el 2009, Doro tuvo algunos cambios en su formación. El teclista Oliver Palotai dejó la banda por sus compromisos con Kamelot, siendo reemplazado por el italiano Luca Princiotta, y Joe Taylor, guitarrista que llevaba más 20 años con la artista alemana, abandonó la agrupación para formar parte de la banda Cycle of Pain. Por lo tanto, fue reemplazado por el guitarrista holandés Bas Maas, antiguo miembro de los ya disueltos After Forever. Este músico animó a Doro a firmar con la discográfica alemana independiente Nuclear Blast, con quien lanzó el disco que hoy nos ocupa, y hasta el día de hoy continúa trabajando con ellos.

Si su predecesor era un muy buen disco, este “Raise Your Fist” es aún mejor. Descontenta con su anterior trabajo (vaya que es exigente y profesional la señora Pesch), quería un álbum más pesado y guitarrero, por lo cual buscó la ayuda de algunos colaboradores de los que hablaré más adelante.

Comenzamos con la descripción del contenido del disco: el primer tema es “Raise your fist In the Air”, una canción energética y metalera con un estribillo adictivo, acompañada de los coros masculinos y una excelente labor en la guitarra de parte Bas Maas. Un tema con pinta de himno metalero, ideal para tocar en vivo en un estadio, lo cual ha hecho varias veces y con muy buenos resultados. Esto es un adelanto de lo que escucharemos en el resto del álbum, este es un disco de heavy metal clásico, energético, divertido, con mucha potencia en las guitarras y una Doro haciendo su labor a las voces a la perfección.

Continuamos con “Coldhearted Lover”, canción un poco más relajada que la anterior, con un estribillo sencillo y efectivo, que engancha al oyente. Es un tema clásico de heavy metal bien ejecutado, en el que destacan la voz de la cantante alemana y la sección rítmica a cargo del baterista Johnny Dee.

“Rock Till’ Death” es el próximo track, más rápida y energética que su predecesora, con una Doro que comienza a cantar “Rock Me While I’m Alive, Rock till, death, Rock till death” anunciando su decisión de seguir rockeando hasta que terminen sus días, sin ninguna intención de jubilarse, como hicieron los legendarios Slayer, por ejemplo. A nivel instrumental, es un tema con un riff energético con una guitarra potente y presente, acompañado de una buena labor a los parches por parte del señor Dee. Es evidente que el holandés Maas se acopló bien al resto de la banda, porque aquí suena genial.

Ahora aparece la primera balada, “It Still Hurts”, ¡con la participación de nada más y nada menos que…Lemmy Kilmister! Todos sabemos que Lemmy era un gran amigo de la artista alemana, admirado por ella desde su más tierna juventud, cuando lo conoció en un bar de Londres, allá por los 80 y llegó tarde a un concierto que debía dar por la emoción que tenía. Aquí van a escuchar al legendario frontman de Motörhead cantando en un registro muy diferente al que estamos acostumbrados. La voz rasgada de Lemmy hace una buena combinación con la de Doro, este es uno de los puntos álgidos del disco. A mí me gustó, es una balada muy bonita con una letra desgarradora y la verdad es que Lemmy lo hace muy bien, todo esto acompañado de una correcta sección instrumental en el que resalta el trabajo en las guitarras.

A continuación, se encuentra “Take No Prisioner”, canción enérgica, agresiva y veloz, muy al estilo Warlock. Aquí las guitarras y las baterías son veloces y atronadoras, acompañan a Doro quien realiza una gran interpretación a las voces con un estribillo más que correcto y pegadizo. Es un tema cañero, como dirían ustedes, en el que se luce Maas a las seis cuerdas.

Pasamos a una de mis canciones favoritas del disco; “Grab the Bull”, que cuenta con la participación de Gus G, guitarrista de Ozzy Osbourne, quien se despacha un buen solo de guitarra. Es una canción de heavy metal clásico, con un excelente trabajo vocal de la alemana, aquí su voz suena energética y poderosa, incluyendo unos coros geniales muy ochenteros. De lo mejor del disco, digna heredera de su banda anterior, Warlock.

“Engel” es el próximo tema, una bella balada cantada en el idioma de Goethe y Schiller, en el que destacan el trabajo en los teclados de Luca Princiotta y la sección orquestal de violines. Me gusta mucho escucharla cantar en su lengua madre, le otorga variedad y originalidad al álbum. Es un tema sencillo, pero bien logrado que nos permite acercarnos a la faceta más melódica de la cantante.

Continuamos con “Feihet, (Human Rights)”, canción con un mensaje comprometido, también cantado en alemán, más tranquilo que los del resto del álbum. Si bien con la guitarra presente, tiene un ambiente un poco más serio y sombrío.

La idea de la próxima canción surgió cuando Doro le pregunto a su club de fans en Alemania que esperaban de su próximo álbum y le contestaron “Nackenbrecher” es decir, “agitar las cabezas”. Así que la Metal Queen les dedico “Little Headbanger (“Nackenbrecher”)”, tema metalero con un buen estribillo, una guitarra acelerada y cañera, una batería espectacular, ideal para hacer headbanging, tal como lo pidieron los muchachos.

Ya entrando en los tramos finales, aparece “Revenge”, primera composición del holandés Bas Maas, quien nos regala una de las mejores canciones de todo el álbum: rápida, pesada, con un riff machacón, una batería atronadora y una Pesch súper agresiva y expresiva en las voces, en una letra comprometida denunciando los abusos a menores y reclamando justicia. Excelente canción que nos demuestra lo acertada que estuvo Doro al fichar al holandés para su agrupación, al que ya conocía por su colaboración en la canción “Who I Am” de After Forever.

“Free My Heart” es otra balada en la que la voz de la Metal Queen suena suave y desgarradora, acompañada por los teclados. Aquí se evidencia el talento de Doro para cantar en registros agudos, su forma de cantar siempre me recordó a Rob Halford y a Ronnie James Dio, en versión femenina, claro. Para mí, fueron una influencia evidente y decisiva en su formación como vocalista. Además, ella tomó clases de canto, como lo cuenta en un documental maravilloso que reseñaré más adelante.

Continuamos con “Victory”, un himno del boxeo que le enviaron y decidió grabarlo, su letra no fue compuesta por ella. Doro es una gran fan de este deporte, es conocida su amistad con la campeona de boxeo Regina Halmich, a quien ha dedicado varias canciones (“Fight”, “She´s Like Thunder”, entre otras). De hecho, la alemana practica thai bóxer desde 1995, una especie de boxeo con técnica oriental. “Victory” es un tema moderno y divertido, con un estribillo pegadizo y un buen trabajo a nivel instrumental.

“Hero”, es el último tema del álbum, compuesta por Doro y Joey Balin, dedicado a su amigo fallecido Ronnie James Dio. Es una canción hermosa, con una letra conmovedora, acompañada de la guitarra acústica y el teclado, al que luego se le suman la percusión y las guitarras eléctricas. En los versos finales, la letra menciona a Dio, a quien la Metal Queen considera su héroe.

Doro conoció a Ronnie en los 80, cuando lo teloneó con su banda Warlock y volvieron a encontrarse en los 2000, cuando ella sabía mejor el idioma ingles y pudo entablar una amistad con él. Siempre fue su referente como vocalista y en algunas entrevistas expresó lo amable que fue con ella durante esa gira, pidiéndole que cualquier problema que tuviera se lo dijera a él, no al encargado de los conciertos.
Doro había grabado un cover de Egypt (the chains are on) para un disco tributo, versión que fue elogiada personalmente por el mismo Dio y, repito literalmente sus palabras, la emocionó tanto que se le llenaron los ojos de lágrimas a la alemana. Todo un caballero el señor Dio. En la gira que realizaron por Estados Unidos, el legendario vocalista la invitó a cantar con él esta canción en el escenario, lamentablemente no hay vídeos porque todavía no existían los smartphones. También participo en la gira española de Dio Disciples. En fin, “Hero” es un tributo más que digno al legendario vocalista y una excelente forma de cerrar el disco.

Por último, quiero recomendar el bonus track “Strong and Proud”, un tema metalero old school, en el que Doro reivindica y empodera a las “Metal Female Voices”, dedicado a todas sus colegas mujeres del ambiente, que por suerte son más que cuando ella comenzó su carrera en los ’80.

“Raise Your Fist” es uno de los mejores trabajos de Doro del nuevo milenio, un trabajo muy recomendable: divertido, energético, con buenas baladas, las justas y necesarias. Para mí, son 8/10, 3 cuernos bien altos para la Metal Queen, la legendaria y talentosa Doro Pesch.

PD: Por último, quiero recomendarles que escuchen el grandioso Fear No Evil, que ya está reseñado aquí en el Portal. Tiene momentos memorables como el dueto con Tarja Turunen Walking with an Angels , la balada Herzblut y The Night of the Warlock . Les dejo el link aquí, para que le den una oportunidad. Yo le hubiera dado cuatro cuernos de haberlo reseñado.

Doro Pesch -voz
Luca Princiotta – teclados y guitarra
Bas Maas- guitarra
Nick Douglas- bajo
Johnny Dee – batería
Ian “Lemmy” Kilmister – voz en track 4
Gus G – guitarra en track 6.

Sello
Nuclear Blast