DoomSword - Let Battle Commence

Enviado por DevilSeed el Dom, 28/11/2010 - 19:14
1853

1. Heathen Assault
2. In The Battlefield
3. Woden's Reign
4. Deathbringer
5. The Siege
6. Blood Eagle
7. My Name Will Live On

La ignorancia es una lacra que todos en mayor o menor medida llevamos a cuestas y aquí un servidor se cuelga el vergonzoso cartel de ignorante. Ignorante por creer que la escena italiana se resumía a Rhapsody Of Fire, Lacuna Coil y poco más, y por no indagar antes en ella y haber estado todo este tiempo sin degustar uno de los grupos más genuinos que ha podido parir el doom europeo.
Como dije en otras ocasiones por desgracia el doom metal es un subgénero muy volátil, el cual casi nunca se nos presenta sólo sino más bien acompañando como complemento de otras músicas como el death o el black metal.
Ahora bien, no todas estas fusiones dan lugar a lastres musicales sino que algunas ocasiones pueden llegar a ser realmente buenas y fecundas, como es el caso de la banda que nos ocupa: DoomSword.

El propio nombre de la banda ya nos da una idea de lo que se viene encima: doom metal de lo más épico y viking metal unidos a la perfección para ofrecernos un delicioso plato que seguro será del gusto de los paladares más exquisitos.
Sin embargo, no quiero engañar a nadie. El punto fuerte de esta banda no reside en su originalidad puesto que si bien esa unión de viking con doom metal puede resultar algo extraña, la música de DoomSword no aportará nada nuevo a los seguidores o fanáticos de la música más épica.
El verdadero aliciente de esta banda, es la calidad sobresaliente con la que abordan sus composiciones. Todos sus álbumes presentan una compacidad pocas veces vista, en donde todos los elementos de su música encajan a la perfección. Son de las pocas bandas que cuando las escuchas dan la impresión de que saben perfectamente las sensaciones que quieren plasmar en todo momento.

Algunas veces más próximos al doom, otras más cercanos a los sonidos vikingos, otra cuantas coqueteando con el heavy… Así se presenta la discográfica del grupo, aunque si hubiese que rescatar un disco que reuniese la verdadera esencia de DoomSword y en el que reúnan todos esos matices que hacen de los italianos unos músicos notables, sea ‘Let Battle Commence’ que salió a la luz allá por el año 2003.

Realmente lo primero que salta a la vista es la inconfundible voz del cantante del grupo, un señor que se hace llamar Deathmaster. Pero no os dejéis engañar por su alias ya que a diferencia de la mayoría de voces en el viking, su voz resulta melodiosa, en momentos casi operesca, muy limpia y de fácil escucha si lo tuyo no son las voces guturales ni estridentes,convirtiéndose esta en uno de los rasgos más característicos del grupo.
Esta es sin duda una de las características más doometaleras del grupo ya que en las bandas más representativas del estilo abundan los registros limpios y las voces armoniosas.
Sin embargo, es en los elementos instrumentales de ‘Let Battle Commence’ en donde el grupo se distancia de la música más pesada y toman el cuerpo de verdaderos guerreros nórdicos.
No hay que irse muy lejos para percatarse de esto, puesto que en la segunda canción la llamada ‘In The Battelfield’ los italianos ya nos someten a una descarga de lo más épica en la que sin duda es la canción más dinámica y con mayor fuerza de todo el disco.
Y no es para menos, la canción hace que nos dejemos llevar para situarnos a la perfección en pleno campo de batalla. Los riffs gloriosos y asesinos de atacan nuestros incitándonos a luchar a muerte en la batalla, mientras Deathmaster narra la situación de la cruenta batalla a la vez que clama “Odin guide my sword!” (cualquiera diría que estos tipos son italianos y no escandinavos).

Del mismo corte que la anterior tenemos a ‘The Siege’, más acelerada y con un riff machacón y dinámico como centro de la composición la cual se complementa con un solo vertiginoso cerca del final de la propia canción.
Pareceré pesado, pero aquí he de volver al tema de las vocales y creo que en este tema en el que Deathmaster se explaya más en cuanto a calidad vocal y es que este hombre me deja boquiabierto no sólo por sus dotes sino por la voz tan cargada de personalidad que puede presumir de tener.

Pero todos los temas del disco iban a ser pura tralla y ambientación de lucha. En ‘Let Battle Commence’ podemos encontrarnos también composiciones más densas y pesadas como la lastimosa y apesadumbrada ‘Wooden’s Reign’ en donde se describe el amargo y triste final de uno de estos valientes vikingos que han perdido la vida en plena batalla.
O ‘Deathbringer’ en la cual se notan claramente las influencias del grupo vikingo por excelencia Bathory. Y no es para menos, la música aquí parece sacada de Nordland con esos teclados tan apocalípticos de fondo acompañando en todo momento a los demás instrumentos y creando una atmósfera realmente mística.
No sé si Quorthon llegó a escuchar la esta canción (todavía estaba vivo cuando se publicó ‘Let Batlle Commence’, curiosamente el mismo año que salió a la luz ‘Nordland part. II’) pero en el caso que la hubiese oído, estoy seguro que le hubiese gustado ya que el tema en sí huele a Bathory al 100%.

Habría que destacar también la declaración de intenciones que supone ‘My Name Will Live On’ que casualmente serviría como nombre para el siguiente disco de DoomSword.
La historia narra una vez más la muerte de un guerrero cuyas últimas palabras son plasmadas por la voz de Deathbringer y las cuales detallan que el guerrero lejos de estar apenado o triste, está orgulloso ya que al morir honorablemente en la batalla su espíritu y nombre permanecerán en el tiempo. Orgullo que queda plasmado en frases de la canción como: “Father and Son, the glory will live on”.

También habría que hacer mención aparte a la canción inicial del disco, ‘Heathen Assault’ que mezcla algunos pasajes mucho más melódicos y lentos, con otros más rápidos donde los guitarrazos obtienen un feroz protagonismo frente a los leves rasgueos que caracterizan las partes más armoniosas.
Le letra del tema es de nuevo mitología pura y dura, en la que el varios personajes de la mitología nórdica dialogan antes de atacar los dominios ingleses para derrocar el cristianismo, como las palabras del rey Ragnar Lodbrok a su hijo Halvdane diciéndole que temerán su nombre cuando ataquen al enemigo.

En definitiva tenemos en nuestras manos un disco puramente épico y mitológico, que mezcla a la perfección elementos de doom y de viking metal (aunque este último esté más presente que el primero), de muy recomendada escucha para todos aquellos fans de metal con rasgos nórdicos tipo Bathory, TYR o incluso Amon Amarth, aunque también recomendable para los menos fanáticos de este tipo de música ya que al contrario de otros grupos que representan el estilo, DoomSword y en concreto este ‘Let Battle Commence’, producen una escucha muy agradable.

Así pues, por su sofisticación a la hora de hacer música, por temas gloriosos y por su portada vikinga a lo ‘Hammerheart’ (la cual me mola bastante)… entre otras aspectos, le puedo dar a ‘Let Battle Commence’ 4 cuernos altos sin que me tiemble la mano.

Vocales: Deathmaster
Guitarra: The Forger
Guitarra: Guardian Angel II
Bajo: Dark Omen
Batería: WrathLord

Sello
Dragonheart Records