Derdian - Limbo

Enviado por TenzaZangetsu el Sáb, 28/12/2013 - 23:49
296

1. Carpe Diem – 1:25
2. Dragon Life – 5:04
3. Forever In The Dark – 7:15
4. Heal My Soul – 6:32
5. Light Of Hate – 5:16
6. Terror – 6:31
7. Limbo – 8:28
8. Kingdom Of your Heart – 6:11
9. Strange Journey – 5:42
10. Hymm Of Liberty – 8:04
11. Silent Hope – 7:25

¿Están listos para rockear con algo de Metal Sinfónico? ¡Porque yo sí!

Derdian es una banda de Milán, Italia, que practica un Power Sinfónico siguiendo los paradigmas impuestos por otros entes de su nación como lo son Rhapsody Of Fire o Labyrinth. Cosa que no es necesariamente mala ya que a mí, en lo personal, me gustan esas dos bandas. Los gustos son una cosa compleja, señores.

Limbo es su cuarto trabajo, esta vez presentando a su nuevo vocalista, Ivan Giannini. La mayoría de las canciones son un poco más largas de lo normal. Oscilan entre cinco y ocho minutos, con muy buenos elementos melódicos en la música. Aquí no van a escuchar mucha tralla pero se nota que la banda tampoco estaba apostando por eso. Así que hay que respetarlos por defender la propuesta que tenían en mente.

Bueno, sin más preámbulos, veamos de qué se trata este limbo, ¿no?

Con cantos gregorianos y música dramática, la introducción Carpe Diem se alza poderosa y épica, como toda banda que se aprecie en este estilo. Asciende en intensidad y velocidad, hasta que el nuevo vocalista irrumpe con una buena performance. Mi única queja es que el tema se acaba justamente cuando va a pasar al siguiente. Si es escuchada por separado, puede llegar a molestar al oyente, porque no termina de manera elocuente.

Dragon Life es el clásico tema acelerado de Power. Eso no evita que tenga calidad. Con un gran pozo Helloween y Rhapsody, el batería le da con gusto al doble bombo y los guitarristas, Pistolese y Radaelli, atacan con riffs prodigiosos. El coro es esplendoroso y grandilocuente, con voces teatrales que apoyan a Giannini. Gran tema para empezar el álbum y un concierto, ya que es energético y te muestra sus intenciones a las primeras de cambio.

El siguiente tema, Forever In The Dark, comienza lento pero luego entra un riff agitado que le da algo de ritmo al tema, con un Giannini apasionado en las vocales y Giordano usando una vez más una gran dosis de ese doble bombo en la canción. El estribillo es pomposo y magnánimo, como lo suelen ser en este estilo. Eso no le resta nivel. A pesar de la longitud de la canción, sigue una estructura muy clara.

Punteos suaves inician Heal My Soul, con pequeños detalles en la batería y los teclados, hasta que el riff entra en acción para retornar a esa aura tan positiva. La verdad, este tema no me cautivo como los anteriores. Tiene buenos atributos pero a mí no me gusto. Tal vez a otros oyentes les guste.

Cuando empecé a escuchar esa melodía de cuna en Light Of Hate, pensé que me había terminado de volver loco. Para mi fortuna, la banda ataca con un trallazo Speedico con mucho exhibicionismo por parte del guitarrista solista, Radaelli, para que pueda mostrar su virtuosismo. Es un tema sencillo y directo, sin mucha parafernalia bombástica, pero funciona con la naturaleza de la canción. Un tema muy disfrutable.

Terror creo que comienza con el riff más pesado de todo el álbum pero transmuta a algo más acorde a las idiosincrasias musicales de la banda. Estoy seguro que ya habrán notado los patrones en este punto: teclados con melodías precias y elegantes, mucho doble bombo y vocales que tratan de alcanzar la estratosfera. Si, hemos escuchado eso antes y la banda puede estar un poco falta de ideas para no repetir tanto esa fórmula, pero aun así lo hace con empeño y profesionalismo.

Como expliqué en el párrafo anterior, las canciones siguen una formula bastante establecida. Consecuentemente, los siguientes temas continúan con ese paradigma. Yo recomiendo su escucha porque no están carentes de calidad y buenos momentos, donde los diferentes miembros pueden mostrar sus talentos.

Uno de estos buenos momentos es Kingdom Of Your Heart, que comienza con una emotiva sesión de acústica y piano (varias canciones tienen partes así que resultan ser conmovedoras y muy efectivas), que atrapa al oyente en un velo de fantasía musical. No tarda mucho para convertirse en un festín bombástico pero no decae en cuanto a calidad, se refiere. Una de las mejores canciones de la obra.

Hymm Of Liberty es un tema extenso y grande, donde se destapa Randaelli con partes de guitarras muy emocionales y excelsos en eso. La canción empieza como una balada sentida pero luego se torna muy Power, como el resto del álbum. Es un tema poseedor de cambiantes ritmos y debe ser escuchado en su entereza para apreciar cada sección.

Limbo es un trabajo correcto y respetable, con varios momentos emocionantes y divertidos. No voy a decir que es un Keeper…, porque obviamente no lo es, pero si se le escucha por lo que es, un álbum de Metal Sinfónico, puede gustar a más de uno. Su talón de Aquiles resulta ser el repetitivo uso de la misma estructura en las canciones. La falta de riffs característicos o melodía vocales memorables es algo que aún deben pulir.

Para su disfrute: El video oficial de Light Of Hate.

Tres cuernos (medios) para estos italianos. Les fue bien con este nuevo vocalista en el primer intento, si piden mi opinión. Esperemos que en el futuro arriesguen un poco más dentro de los parámetros de su estilo. Pero talento hay, señores.

Ivan Giannini - Vocales
Marco Garau - Teclados
Enrico Pistolese – Guitarra Rítmica/Voces de fondo
Dario Radaelli – Guitarra Solista
Salvatore Giordano - Batería
Luciano Severgnini - Bajo

Sello
Independiente