Denner/Shermann - Satan's Tomb (EP)

Enviado por BurnRain el Jue, 06/04/2017 - 11:31
3898

01. Satan’s Tomb
02. War Witch
03. New Gods
04. Seven Skulls

A veces perdemos el buen camino y es difícil recuperarlo. Algo así le ha pasado al Heavy Metal en su historia, se ha ramificado en incontables caminos, algunos son muy distantes al primigenio y van perdiendo lo esencial.

Afortunadamente hay señales, rastros, que nos llevan de nuevo al buen camino que habíamos perdido. Esto sucede con Satan’s Tomb poco más de veinte minutos de señales perturbadoramente primigenias, evocadoras, sombrías y deslumbrantes a su manera.

Denner y Shermann un binomio indisoluble, maestros y brujos de las seis cuerdas. Se han conjurado de nuevo para edificar con milimétrica precisión un hogar de inquietantes estancias, lúgubre, hermosamente escalofriante, percutiendo incansables las cuerdas. En tan solo cuatro canciones nos envuelven en una afilada arquitectura de punteos, riffs y armonías venidas de la raíces de la tierra y esculpidas en nubes de fuego que reinan en los cielos sangrientos, devolviéndonos los ritos ancestrales del heavy metal.

Sí son los mismos que hicieron prodigios y sortilegios bajo el nombre de Mercyful Fate junto con el mago de las ocultas artes, el espectral King Diamond. Sí, engendraron hermosas bestias como Melissa o Don’t Break The Oath, semillas de las que muchos se alimentaron y crecieron. Sin duda les sirvierá para entrar en el valhalla.

En esta ocasión se han acompañado de Sean Peck a las voces, Snowy Shaw a la batería y Marc Grabowski al bajo, perfectos compañeros de ritual. Los tres han resonado con fuerza en las estancias y en los rincones maliciosos creados por el binomio.

Peck no tiene una voz de diamante ni llega a ser Halford en el Painkiller (lo que le encantaría) pero cumple otra de las máximas del heavy, ha ido al límite y lo ha dado todo, y en conjunto ha sido bastante teniendo la posición más señalada del combo. King Diamond es inimitable en todos los aspectos y partiendo de esta premisa, el trabajo de Peck se ve con buenos ojos. Cumple con nota alta en esta Tumba de Satán, en la que además se ha encargado de darle palabra, dejando mensajes en consonancia con los forjados en el yunque de Copenhage a principios de los ochenta. Brujas, ritos para revivir a Satán y otras lindezas en noches profundamente oscuras.

Shaw no solo cumple sino que hace un trabajo magnífico a los parches siendo las riendas de dos corceles briosos y rápidos. Acostumbrado a las estancias misteriosas y tétricas porque ya militó en los noventa en Mercyful Fate, se ha encontrado como en casa en esos rincones poco tranquilizadores haciendo una labor capital.

Grabowski llegado del thrash de Demonica donde también ha militado Shermann, no se ha dejado impresionar y ha estado a la altura. Junto con Shaw se ha mostrado enérgico sin perder un pulso tan desafiante como el que marcan los daneses.

Satan’s Tomb es un EP sin desperdicio, del que hay que beber hasta la última gota. Este cáliz aunque pequeño sabe a heavy metal de pura cepa. Con el rey en su trono podríamos hablar de una obra magna.

El Heavy Metal es un bestia, hermosa y perturbadora, peligrosa, fuerte, bien armada, llena de violencia, de traumas, no es fácil amarla. Es salvaje, indómita, huidiza a veces y aplastantemente acosadora otras. Es superlativa, más grande, más fuerte, más ruidosa, más rápida y más pesada que ninguna otra.

Huele a sangre, a locura, a muerte. Es de acero, de piedra y de músculo. Y como la justicia siempre ha estado un tanto ciega, pero oye y huele con gran intensidad lo que le sirve para ser reina de las sombras.

Sean Peck: Voces
Michael Denner: Guitarras
Hank Shermann: Guitarras
Marc Grabowsky: Bajo
Snowy Shaw: Batería

Sello
Metal Blade