Death - Live in Eindhoven

Enviado por M.G.Steinbrüggen el Sáb, 25/01/2014 - 01:38
110

1. The Philosopher
2. Trapped in a corner
2. Crystal Mountain
3. Suicide Machine
4. Together as One
5. Zero Tolerance
6. Lack of Comprehension
7. Flesh and the Power It Holds
8. Flattening of Emotions
9. Spirit Crusher
10. Pull the Plug

Corría el año 1998, un suceso agridulce para todo el que se llame a sí mismo amante del metal estaba a punto de acontecer, Death iba a sacar ese mismo año su 'Sound of perseverance', que a su vez sería el último material de estudio que nos dejaría este tremendo grupo. Y ahí yacían, las siete maravillas del mundo del Death metal. Siete álbumes de estudio, ¿Ni un solo disco malo? Eso sería un gran elogio para prácticamente todos los grupos, lo extraordinario es cuando ninguna de sus canciones baja del ocho, y con ninguna me refiero a ninguna (Obviemos un cover de Kiss por su condición de bonus track). No dedicaré mucho más tiempo ni espació para divinizar a una banda que no necesita que la eleven, pues si se trata de reflejar aquí la devoción que tengo hacia dicha banda me quedaré corto diga lo que diga. Teníamos finalizada ya una carrera de las más brillantes en toda la historia del metal (Hágase notar que no específico en el death, sino en el metal en general). Aún le quedaban a Chuk fuerzas para regalarnos algo...

Sus conciertos posteriores al 'Sound of perseverance' son tremendos. Supongo que no tiene mucho mérito, lo único que debían hacer Chuk y sus secuaces era no poner 'God of thunder' en el set list y no fallar haciendo aquello para lo que habían nacido. Y así empezarón con 'The philosopher', el temazo que cierra el 'Individual thought patterns', que sería el mejor tema del disco quizás, sino fuera fuera por el tema que que le sucede en este concierto de Eindhoven... Y con 'Trapped in a corner' deberemos hacer un parón para comentar la jugada, porque tanto en L.A como en este concierto, Death nos regaló un momento inigualable. Se que, yo, por muchos conicertos a los que vaya, jamás presenciaré ya un instante tan breve y sublime como este. Veréis, lo que sucede es que en este caso podemos destacar los que son los mejores segundos del concierto, y es que cuando tras decir un par de palabras Schuldiner (Que contrastazo su voz de niño al hablar con la diabólica voz con la que canta) arranca el riff de trapped in a corner, se trata de un momento para echarse a llorar literalmente, a mi modo de ver se trata del mejor momento del concierto. No estamos hablando de la mejor canción, ni de la mejor letra pese a ser esta más que excelente, y es que ahora vamos a hablar de la pasada que hace este concierto por el Symbolic...

Cierto es que en cuanto a trascendencia, los álbumes más destacados de Death son el 'Scream bloody gore' del 87 y el 'Human' del 91, pese a eso mi favorito siempre ha sido el 'Symbolic' en una pugna con el 'Sound of perseverance' y seguido bien de cerca por cualquier cosa que haya cagado Schuldiner. Y es que en cuanto a el trabajo de las guitarras, la profundidad de las letras y calidad en los temas y el trabajo en general difícil es competir con su álbum del 95. 'Symbolic' es un álbum para tenerlo, cuidarlo, estudiarlo, estirarse en la cama y escucharlo con los ojos cerrados dejándote llevar por cada uno de sus riffs y solos y por la profunda voz de Chuk. 'Zero tolerance' sonaría en este mismo concierto y mucho antes lo haría 'Crystal Mountain' para mi en muchos aspectos la mejor canción del grupo y desde luego su mejor letra... No recomiendo su lectura para alguien que se agobie con cuestiones Teológicas. Menuda letraza se marcó 'Evil' Chuk con su montaña de cristal, “Twisting your eyes to percieve all that you want” reza la canción. madre míaaaaaa! Se echa de menos que omitieran la guitarra acústica del final de todos modos.

El disco que más sonó fue el 'Human' ya mencionado, con cuatro canciones entre las que quiero destacar 'Flattening of emotions' y un directazo de caerse de culo con 'Lack of comprehension' en la que Chuk cantará con más fuerza que nunca y nos regalará una de sus ortopédicas y a la vez geniales exhibiciones a las seis cuerdas. Impresiona su forma de tocar con la mano derecha totalmente pegada a la guitarra y los dedos de la mano izquierda rígidos a más no poder, a veces creo que era incapaz de doblar las falanges de los dedos de esa mano y, sin embargo, se trata de un guitarrista de los mejores que te puedas echar a la cara, no diré ni siquiera que es de los 100 mejores del mundo como se oye a veces en boca de alguno y lo encuentro exagerado.

Por parte del 'Sound of persevrance' recibimos de muy buen grado a 'Spirit crusher' con solos y estribillo demoledores y una letra muy a la par con el tema que abre el mismo disco, que en este concierto no escucharíamos. Antes habríamos escuchado 'Flesh and the power it holds', temas como este ayudan a describir muy claramente el estilo hacia el que fue cambiando Death con el paso de los años, con los que veríamos progresivamente cada vez más rasgos del metal progresivo. Y es que también se trata de una banda que ha sabido gestionar su evolución de género, y es que pese a haber echo siempre death metal, entre las burras canciones del Scream y las que se escuchan en el Sound, hay la misma similitud que entre un melón y unas escaleras mecánicas. Los de Chuk pusieron las bases de lo que sería el death para siempre jamás y luego evolucionaron hacia donde les salió del sobaco sin perder la excelencia en lo que hacían.

Queda un último regalito, este puesto al final del set list. Esta joya proviene de su segundo disco 'Leprosy', este perteneciente aún a la onda más burra del death. 'Pull the plug' cerraría este concierto que se nos hace bastante breve. 4 Humans, 2 Symbolics, 2 Individual, 2 sounds y 1 Leprosy. ¿Cosas que se les puede echar en cara? Hombre que pasen del 'Spiritual Healing'... Pese a lo tremendo de ese disco, se puede entender que no se tocasen sus temas. Más raro me parece que pasasen totalmente del Scream y no se marcaran ni siquiera un 'Zombie ritual', imprescindible en sus conciertos. Una hora de concierto es muy poco para un grupo con un repertorio como este. Más echo en cara que jamás nos dejasen una de sus instrumentales en directo, especialmente el caso de 'Voice of the soul' es una verdadera lástima. Cierto es que se necesitan tres guitarristas para tocar esa canción, pero el deber de aquel que hace la mejor instrumental de la historia del metal, es al menos dejarnos un directo.

Nada fácil es puntuar un trabajo de Death de este año. No es tampoco fácil pensar que estoy a punto de colgar algo que quedará flotando por la red para siempre sobre este grupo. Me pregunto si soy digno de hacerlo, y desde luego soy digno para hablar del grupo, pero ¿Soy digno de darle una puntuación? Quizás no lo sea, tentado he estado de dejarlo sin puntuar, pero me temo que debo cumplir con mi cometido lo mejor que pueda y no me voy a echar atrás ahora con la ilusión que me ha hecho poder colgar una reseña de Death.

La nota tan baja que veis abajo, lo único que conseguirá es que me vaya a costar horrores y remordimientos a partir de ahora ponerle un sobresaliente a cualquier cosa que reseñe.

Nota: 9

Concierto completo

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=-UtsduQ9aBY

Chuck Schuldiner: Voz y guitarra
Shannon Hamm: Guitarra
Scott Clendenin: Bajo
Richard Christy: Batería