Darkthrone - Soulside Journey

Enviado por Hammer el Sáb, 05/09/2009 - 19:23
1004

De las cenizas de una banda llamada Black Death, nace Darkthrone, una banda de Death Metal noruega. Conformada por adolescentes hacia el año de 1986, empezaron a formar un camino en la escena metalera escandinava. Tras la realización de muchos demos (2 bajo el nombre de Black Death y 4 bajo el nombre de Darkthrone), finalmente en 1990 el asunto se concreta; Darkthrone graba un LP y en enero de 1991 se publica el primer trabajo de larga duración de una de las bandas mas emblemáticas de la escena noruega; Soulside Journey, un trabajo de Death Metal puro, sin tapujos y lleno de esa crueldad que estaría presente en los siguientes trabajos de la banda.

La producción, a pesar de lo que muchos piensan, es tal vez la mejor de toda la historia de la banda, cada instrumento es perfectamente audible, y hace de cada escucha una experiencia mas agradable para analizar cada compas, y admirar la técnica que poseen (o poseían) los personajes de Darkthrone. Esta producción es curiosamente capitaneada por Tomas Skoksberg; el individuo que también estuvo a cargo de la producción de Left Hand Path de Entombed. Así que podemos asegurar al conocer este ultimo dato, que nos vamos a encontrar sobre todo con un disco muy bien producido, aunque obviamente con las limitaciones que sufre una banda en su disco debut.

Como les contaba al principio, la banda fue formada por adolescentes (ya se, ya se, es difícil imaginarse a un Fenriz jovenzuelo y sin rastros de vello facial), estos muchachos eran: el baterista y cantante Gylve Nagell (Fenriz), los guitarristas Ivar Enger (Zephirous) y Anders Risberget, y el bajista Dag Nielsen, todos ellos chavales y con ganas de mover cabezas. Posteriormente salió del grupo Risberget y entra a Darkthrone el que sería su portavoz oficial y guitarrista por defecto: Ted Skjellum; más conocido con el alias de Nocturno Culto. Con esta formación definitiva se graba finalmente Soulside Journey.

El tema que nos da la bienvenida es Cromlech; que empieza con sonidos ambientales para luego sorprendernos con los primeros riffs, totalmente brutales, es el momento donde Fenriz empieza a hacer de las suyas, su manejo acelerado del doble bombo y los timbales hipnotizan hasta la entrada de Nocturno Culto en vocales, tras un breve lapso vocal, la banda nos introduce a un puente perfecto donde las almas demoniacas se liberan y nos dan libre camino a caña pura. Los riffs son simples muestras de maldad pura, los bruscos cortes en la batería dañan la mente. Las armonías hacia la mitad de la canción llevan de nuevo a los riffs principales para después liberar un genial solo de guitarra por parte de Nocturno. Terminada su actuación, la canción finaliza con unos pasajes memorables. Cabe destacar la misteriosa letra de la canción acerca de un Cromlech (un monumento megalítico, como el de Stonehenge, suelen ser relacionados con temas astronómicos e incluso espirituales), también cabe mencionar que Emperor hizo un cover de esta canción, muy fiel a la original, y perfectamente ejecutado.

Sin más apuros inicia Sunrise Over Locus Mortis con un buen riff, el doble bombo de Fenriz cobra particular protagonismo y los singulares cortes en batería/guitarras van formando una canción rápida y muy cañera. Después de muchos cortes y maravillosos pasajes, se libera en la mitad de la canción un ritmo genial, un perfecto bajo nos sigue la pista a guitarras y batería y con los brutales cortes de batería de Fenriz; termina la canción. La letra de Nocturno sigue con el misticismo de Cromlech, mencionándonos temas más allá de la razón y metiéndose un poco con letras oscuras y frías.

La pista homónima nos sorprende con su fugaz llegada: Soulside Journey; el poderoso riff introduce a un acelerado ritmo en los tambores de Fenriz, los riffs típicos de un disco de Death Metal nos enriquecen el espíritu a algunos mientras que a otros les destroza el alma con su blasfemo sonido. Sin mucha demora empiezan los berridos de Nocturno, los caóticos cortes dominan la canción hasta llegar a un corte definido donde se introduce al intermedio de la canción; dominado en su mayoría por el predominante doble bombo de Fenriz y los brutales riffs en las guitarras, posterior a este intermedio Nocturno nos regala un solo brutal. Después de una relativa calma, de nuevo toda la banda nos sorprende y terminan la canción con caña pura.

Accumulation Of Generalization es la primera de las dos pistas instrumentales que Darkthrone creó para este disco. Sinceramente me gusta mucho, se puede sentir realmente la técnica que tienen (ó tenían jejeje) estos señores. Los riffs de ultratumba y la deliciosa batería de Fenriz (por decirlo de alguna manera) son los perfectos ingredientes para que esta pista sea una composición brutal. Cabe mencionar también que se nota la utilización de sintetizadores, todo esto para crear una atmosfera más enigmática y fría al escuchar este tema. El bajo de Nielsen también se destaca por mucho; sus pasajes son realmente sobresalientes, se puede diferenciar de las guitarras y acompaña muy bien a las oscuras melodías que son protagonistas en esta canción, para los que pensaban que Fenriz no era un buen baterista; aquí está su respuesta.

Con un decadente riff inicia Neptune Towers, una composición bastante cañera pero también muy progresiva. Los brutales cambios de ritmo nos paralizan a cada escucha y la voz de Nocturno nos congela los pensamientos. La grave afinación de la guitarra alimenta la oscuridad y la frialdad de la canción, los juegos de riffs de bajo y guitarra son suculentos tiquetes al mas allá. Nocturno nunca suaviza su ataque vocal y posterior a la mitad de la canción de nuevo se escuchan sintetizadores que se toman la canción por un rato para luego desembocar en el rápido solo de guitarra de Nocturno Culto; este solo sella con broche de oro una muy buena composición.

Una calma relativa inicia con Sempiternal Sepulchrality, esta calma no dura poco y de nuevo Fenriz aprovecha para mostrar su técnica en el manejo del doble bombo. Un cortante riff empieza a formar frías melodías, la voz de Nocturno aparece en lentos pero técnicos pasajes, hasta dar paso a compases mas rápidos en las que la técnica de los músicos cobra real protagonismo. La caña nunca acaba y los brutales riffs nunca dejan de clavarse en nuestras mentes. El breve y sorpresivo solo de guitarra de Nocturno nos finaliza de nuevo la canción, siempre acompañada de los sensacionales cortes de “Hank Amarillo”.

Ahora bien, ¿Quién carajos es Hank Amarillo?, la respuesta es sencilla, el señor Gylve Fenris Nagell, tomó para este disco el alias de “Hank Amarillo”. Argumentando que quería escoger un apodo “estilo Americano”, en modo de protesta a las bandas de Death Metal de esas épocas. En fin, sigamos con el álbum, la séptima pista es Grave With A View, que inicia con los fuertes acordes de Nocturno y Zephirous; después un par de cortes, la caña revive y los peculiares riffs toman especial protagonismo. Después de múltiples pasajes en las guitarras, bajo y batería, Nocturno de nuevo nos regala un insólito solo en sus 6 cuerdas. La canción termina finalmente con el doble bombo de Fenriz y la helada voz de Nocturno.

Con fuerza y contundencia inicia Iconoclasm Sweeps Cappadocia, esta octava pista personalmente me recuerda a Human de Death, obviamente y sin ánimos de polemizar, es mi humilde opinión. Pero si de algo estoy seguro es de la fuerza que tiene este tema, me gusta mucho, está entre mis favoritos del álbum sin duda. Hay que prestar atención a los espectaculares cortes de Fenriz y los buenos pasajes de Nielsen en sus 4 cuerdas. La razón por la que me recuerda a Human debe ser porque es una pista muy técnica, cambios de ritmo brutales y un buen solo de Nocturno en el que hace un sobresaliente uso del Floyd rose.
También son muy buenos los excelentes ritmos que lleva Fenriz en la canción, muy progresivos y cañeros. El final de la canción también es brutal; llevando al extremo los riffs de Nocturno & Compañía.

Si la anterior pista me recordó a Death, la siguiente le encontré mucho parecido a Carcass. Nor the Silent Whispers es la novena pista; su contundente y machacón riff inicial nos advierte la fuerza que encontraremos a lo largo de este corto tema. Siempre llevando excelentes ritmos, Fenriz logra de nuevo tocar la mente del que engulle este álbum. Y así mismo, Nocturno de nuevo se manda un brutal solo de guitarra, para después continuar sus gruñidos. Tambien es de cuidado la guitara de Zephirous; que emana excelente riffs y por supuesto el notorio bajo de Nielsen que no deja de azotar sus cuerdas en toda la canción. De nuevo las letras tienen que ver con situaciones cósmicas, espirituales e incluso ocultistas, muy bien relatadas por el Sr. Skjellum.

La penúltima pista de este trabajo tan sobrio de Death Metal es The Watchtower, una pista sobria pero cañera, es la pista mas larga de este álbum y no dudo que sea una de las mejores de las que están presentes aquí. Su espectacular introducción de casi un minuto goza de una perfecta gala con un noble y pequeño solo por parte de Nocturno, tras un breve corte cañero, la función empieza con las líneas vocales de Nocturno. La caña y la técnica reviven una vez más y tras berridos de Nocturno y el buen bajo de Nielsen, Nocturno Culto vuelve a liberar otro solo de guitara, rápido y fuerte. Después de la mitad de la canción, empieza una procesión de riffs geniales, ritmos descabellados en la batería y buenos pasajes en las 4 cuerdas. Los versos de Nocturno terminan en un mar de fuerza y brutalidad ejecutada muy bien por Fenriz y los suyos.

Para finalizar un disco cañero, nada mejor que una pista instrumental, y en este caso, la segunda y última pista instrumental de este trabajo musical de larga duración es Eon. Inicia con un riff marca de la casa, muy Deathmetalero, que define la canción, posteriormente Fenriz empieza a desencadenar sus peculiares ritmos para dar camino a unos sintetizadores atmosféricos muy misteriosos. Estos teclados dominan gran parte de la canción para que la caña sea liberada de nuevo y los espectaculares ritmos de Fenriz hipnoticen al igual que las guitarras. Con unos buenos riffs y ritmos más calmados se da fin a la canción y también al único disco de Death Metal que hizo Darkthrone. Aprovecho para decir que esta canción no está en todas las versiones y ediciones del álbum.

Soulside Journey es un disco brutal, para mi no le sobran minutos pero si se vuelve algo repetitivo tras muchas escuchas, aunque sin duda hace mover la cabeza por largo tiempo. Al ser un trabajo de inicios de los noventa, se puede considerar como Death Metal Puro, sin una pizca de Black, y reconozco que me hubiera gustado mucho más Darkthrone si hubiesen seguido el camino del Death Metal; pues aunque como Blackers han sacado discos que para mis son obras de arte, tal vez como una banda de Death Metal estos señores podrían haber tocado las mieles de la victoria. Le regalo 4 cuernos al disco, aunque mi corazón de metalero me dice que le regale 5, no puedo por simples razones que van mas alla de la razón, como un viaje astral.

A humanoid watchtower, reaching for
their souls to the Sky
For a glance onto
The Other Side....

-The Watchtower

Ted Skjellum (Nocturno Culto): Voces y Guitarra
Ivar Enger (Zephyrous): Guitarra
Dag Nilsen: Bajo
Hank Amarillo (Fenriz): Batería

Sello
Peaceville Records