Dark Angel - We Have Arrived

Enviado por Kaleidoscope el Jue, 09/11/2017 - 04:15
1763

1. We Have Arrived (04:07)
2. Merciless Death (04:28)
3. Falling from the Sky (04:23)
4. Welcome to the Slaughter House (05:23)
5. No Tomorrow (06:31)
6. Hell's on Its Knees (04:14)
7. Vendetta (04:27)

Disco completo

Los Ángeles. Ciudad creciente en producciones rockeras. La capital de nuevas producciones metaleras con mucha laca y rímel. En dicha ciudad hubo un auge tremendo en la materia musical, muchas bandas se querían sumar al carro, muchas de ellas presentaban una nueva perspectiva más dura, de cuero y balas, pero Los Ángeles era una ciudad exigente, pedía una cuota de comercialidad que los nuevos grupos con propuestas agresivas no tenían. Es por ello que numerosas bandas se mudaron a Bay Area, California, y ahí forjaron una nueva escena llamada Thrash Metal. Pero de todos esos grupos, dos bandas, desafiaron L.A quedándose con un par bien puestos, jurando por todos sus muertos que la música brutal que tocaban se quedaba en Los Ángeles quieran o no. Esas dos bandas eran los siameses, SLAYER y DARK ANGEL. Toda una declaración de principios. Los productores rechazaban a las bandas más brutales y menos comerciales y precisamente DARK ANGEL y SLAYER eran las dos bandas más brutales del momento. DARK ANGEL han aportado mucho a la escena, han sido unos titanes trabajando a la sombra, siempre empequeñecidos por la altura de su hermano, pero discos como “Darkness Descends” se encuentran a la altura de lo mejor de SLAYER y para este servidor por encima de todo si de Thrash hablamos, incluidos Kerry King y Cía. De ahí en adelante, el grupo fue evolucionando a rumbos más técnicos y progresivos, pero sin dejar nunca el sonido aplastante característico del grupo. “Leave Scars” y “Time Does Not Heal” son prueba de ello, mostrando un crecimiento letrístico e instrumental enorme, demostrando que DARK ANGEL no eran cualquier banducha.

Pero no todo fue de rosas y dulces fragancias para DARK ANGEL. No corrieron la suerte que merecían y, aunque son extremadamente bien valorados en los círculos Thrashers, nunca tuvieron el reconocimiento que meritaban. Son miles y miles de jóvenes que no tienen ni idea de quiénes son DARK ANGEL y cuánto aportaron a la escena. Son varios los factores que hicieron caer al grupo en la desaparición, entre ellos los diversos cambios de integrantes y la inestabilidad. También que su música nunca fue accesible, ya sea por su demoledora brutalidad, anormal e inalcanzable o su próximo enrevesamiento de las partituras. Otro factor vital fue su debut, que para 1985, dejaba mucho que desear luchando con otros colosos como “Bonded By Blood”, “Spreading the Desease”, “Hell Awaits” o “Infernal Overkill” y sí, “We Have Arrived” fue un debut muy brutal para la época, especialmente veloz, pero sí de potencia y pesadez hablamos discos como “To Mega Therion” o “Seven Churches” pisotean despiadadamente a la placa debut de Don Doty y cía. Sería con “Darkness Descends” que llegarían a unas cuotas de salvajismo jamás igualadas gracias a la llegada de Gene Hoglan.

“We Have Arrived” …Un título casi pretensioso, “hemos llegado”. La banda sabía lo que eran o más bien, lo que serían y por eso lo dejan claro desde el principio. Abre telón el tema homónimo: aire total a “Show No Mercy”, los agudos de Don Doty recuerdan inmediatamente a Tom Araya estrenándose y los punteos apestan a SLAYER con todas las letras. La canción peca de monótona, pero cañera es un buen rato. No es el mejor comienzo, soy de los que opina que abriendo con “Merciless Death” hubiesen enganchado e medio mundo inmediatamente. Y hablando de “Merciless Death”: uno de los mejores temas de la banda y del Thrash, simple. Hay dos versiones de esta genialidad y para sorpresa de muchos, la original no está en “Darkness Descends” si no en “We Have Arrived”. El sonido es más crudo, falto de pulir, en su otra versión añadirían detalles como la inolvidable risa de Don Doty o notas extras que terminan de redondear el tema y algún cambio de tempo por el camino. Aun así, esta versión es simple y llanamente fantástica: despiadada, cavernícola, veloz y abrasiva. Una lección de cómo hacer THRASH.

“Falling From the Sky” anuncia con sirenas la llegada de una bomba nuclear. El tema es innegablemente potente, pero cae en una monotonía tediosa y el perfomance de Don Doty, ciertamente, no es el mejor: su voz nasal llega a ser bochornosa. La batería cumple, pero se nota que no es Gene Hoglan. Un tema de sombras y luces, con momentos excelsos y otros muy fríos.

“Welcome to The Slaughterhouse” es un clásico. Inolvidable su introducción sanguinaria con ruidos de sierras eléctricas, voces demoníacas, gritos y risas. Un riff que te obliga a pogear, brincar y alocarte. Aquí la repetición de esquemas y abuso del riff funcionan a la perfección, resaltando la intensidad. A diferencia de otros temas, las guitarras no suenan tan enterradas y lodosas, dando como resultado un tema más afilado con sonido de sierra eléctrica; estoy seguro que esa la intención. Además, Jack Schwartz, se gana su sueldo, haciendo un uso genial del doble bombo. Sin duda, uno de esos temas que quedan grabados a fuego en los anales del Thrash.

“No Tomorrow” es un tema que hiede a METALLICA con SLAYER por todos los lados. No está mal, pero le hace falta más personalidad y contundencia. “Hell´s On It´s Knees” con su apertura acústica y desarrollo intenso y “Vendetta” vienen a subir el listón, especialmente “Vendetta”: tema memorable, cosa que no pueden decir todos los temas de “We Have Arrived”.

No todos arrancan bien. Esta placa se pierde en la intención de ser brutal, pero en el camino pierde el interés del oyente por una tediosa repetición de fraseos y una notable inmadurez compositiva que se ve hasta en la portada maquetera cutre.

¿A la altura de “Show No Mercy”? No, no lo creo, muchos afirman eso, pero sería después que se vanagloriarían de estar mirándose de tú a tú con el coloso “asesino”.

“We have Arrived” ciertamente es un debut flojo, es la mitad de bueno que “Darkness Descends” y si este último es un 11.00 entonces “We Have Arrived” se lleva un 5.5. Tiene buenos temas como “Vendetta”, “Welcome to the Slaughterhouse” o la excelsa “Merciless Death”, pero no es suficiente.

Don Doty: Voz
Eric Meyer: Guitarras
Jim Durkin: Guitarras
Rob Yahn: Bajo
Jack Schwartz: Batería

Sello
Metal Storm Records