Crystal Viper - Crimen Excepta

Enviado por BurnRain el Dom, 31/01/2016 - 08:35
3767

1. Witch's Mark
3. Child Of The Flame
5. It's Your Omen
7. Crimen Excepta (feat. David Bower of HELL)
9. Medicus Animarum
11. The Spell Of Death
13. Hope Is Gone, Here's New Law
15. Fire Be My Gates
CD bonus tracks:
17. Tyrani Piekiel (VADER cover, feat. Peter).
18. Ghosts Of Sherwood.

Como si de un gran buffet libre se tratara, tan grande que es imposible ni si quiera echar un vistazo a todos los platos, la oferta musical se presenta a cualquier consumidor en la red. Es tan basta y variada que provoca hartazgo. Cuando Internet no inundaba nuestras vidas, uno se tenía que conformar con escuchar previo pago o por préstamo, en una aventura que muchas veces se hacía a ciegas y dotaba a todo de cierto romanticismo o desilusión según el caso. Los discos en ocasiones entraban por reiteración, macerándose poco a poco. Al fin y al cabo habías pagado por él. Muchas veces te acababa gustando a la fuerza. En estos tiempos que corren la decisión de que un disco de unos desconocidos nos guste se toma en segundos. Escuchas un poco de alguna canción y dictas sentencia. Generalmente la sentencia es cruel y despiadada como en el circo romano.

En este buffet me topé con Crystal Viper. YouTube me los ofreció como sugerencia. No me gustaron mucho de entrada. Pero sonaban a heavy de toda la vida. Tocaban en directo, con las caras y los brazos manchados de lo que querían aparentar sangre. Era un poco cutre el maquillaje. Tenían pinta de banda humilde. El estilo al cantar fue definitivo para darles una oportunidad. La cantante se esforzaba por arrastrar la voz en las estrofas y lanzar de vez en cuando algún agudo de gran mérito. Me tocaron la fibra, la nostalgia metalera, conseguí material suyo y acabaron convenciéndome. Tanto que me atrevo a traerlos por aquí.

Hablar de Crystal Viper es hacerlo de su frontwoman y alma absoluta de la banda: Marta Gabriel. Fundamentalmente vocalista pero guitarra, bajo y teclados también están entre sus artes musicales. Ella y su marido Bart Gabriel, como productor (también de Sacred Steel o Jack Starr’s Burning Starr) y manager, son los padres de esta criatura de metal polaco que en 2003 vio la luz y las tinieblas en Katowice. Con un heavy metal profundamente clásico enraizado con fuerza en los dorados 80 y con unos chispazos de power echaron a andar en 2007 con su álbum "The Curse of the Crystal Viper". Pero no sería hasta su cuarto de estudio, "Crimen Excepta", del 2012 que no alcanzarían su mejor obra y que les llevaría a ampliar sus fronteras.

Crimen Excepta arranca con el poderío de "Witch's Mark". Enérgico metal donde Marta Gabriel arrastra la voz para dejarla volar en notas altas en un trabajado ejercicio dejando muestras de su hegemonía en el sonido de la banda. La batería de Golem se muestra incansable y la guitarra de Andy Wave sale del segundo plano para dejar unos punteos "maidenescos". El tema es vigorizante empujándonos de golpe a un mundo de brujas, inquisidores y brujería.

Cruzamos la llamas para adentrarnos en "Child Of The Flame" que con menor velocidad sigue la dinámica de la voz de Marta protagonizando el tema. El sonido de las guitarras y su producción está encaminada a que recordemos a los venerados Iron Maiden en lo que será una constante en la mayoría del trabajo que nos ocupa.

"It's Your Omen" se aleja de las influencias de la NWOBHM y entramos en el galopante power veloz y con órgano de iglesia que marca las partes más melódicas, recordándonos al veterano King Diamond.

Con "Crimen Excepta" llega la primera de las colaboraciones que tiene el álbum, David Bower de Hell tiene una breve y postrera intervención al final del tema. El corte se alarga a base de distintas partes con varios cambios radicales de ritmo, combinando los sonidos del pasado y las bases rítmicas más descaradamente power.

Otro alarde vocal es "Medicus Animarum" con Marta a lo Dickinson en otra patente muestra del legado de los británicos del Number of the Beast en el sonido y estilo de este álbum. Volvemos a la velocidad con "Spell of Death" en un tema que podría ser un cruce entre "Be Quick or Be Death" de la doncella y el power germano a lo Running Wild, con un impás thrash que inicia la parte del solo y que es un anticipo al homenaje a Vader que oiremos más adelante.

Lo que sí resulta un auténtico homenaje al heavy ochetentero es el tema "Hope Is Gone, Here's New Law", clasicazo con sabor a los a los WASP de Blackie o a los Warlock de Doro y cuyo "Burning The Witches" habrá influenciado mucho en el concepto del álbum. "Fire Be My Gates" es el colofón de este redondo. El órgano de iglesia nos va introduciendo en un corte lleno de cambios de ritmo para llevarnos al aquelarre. Con distintas partes todas muy bien ensambladas y donde todos destacan, desde las guitarras de Andy Wave que sirven de puente entre todas ellas, unas acelerando y otras ralentizando que junto con la voz de Marta va arriba y abajo poniéndoselo difícil a Golem y Tom Woryna para seguirles.

Entrando en los bonus llegamos a "Tyrani Piekiel"(Tiranos del Infierno en Castellano) el homenaje a la banda por antonomasia de Polonia y la que abrió las puertas a que muchas otras salieran en un país que en los 80 dejaba atrás una fuerte dictadura política y religiosa, no son otros que los death thrashers Vader. El líder y voz de este engendro metálico "Peter" Wiwczarek se une a Marta para deleitarnos con esta muestra de sangre a las puertas del infierno en su lengua natal pero poco nos debe importar porque es un recital heavy thrasher, un pistón por debajo en agresividad de la original pero es un alarde de metal rápido, afilado y contundente donde Crystal Viper se encuentran muy cómodos.

El último bonus es "Ghosts Of Sherwood" incluida en la banda sonora de "Robin Hood: Ghosts Of Sherwood", película bizarra que mezcla zombies y a Robin Hood de la que seguro no habéis oído hablar, pero en lo que a la canción respecta entramos en terrenos más melódicos en un medio tiempo donde Marta nos muestra su voz más dulce.

Lo primero que hay que advertir en las conclusiones es que un apartado a mejorar es la producción, la idea de dejar las pistas pares para efectos sonoros es pésima. Tampoco creo necesario que todos los temas tengan que tener una breve intro para ayudar a meternos en la historia que cuentan. Es muy tedioso cuando quieres pasar pistas para llegar a un corte.

Pero en lo musical hay que decir que es un trabajo plagado de referencias a grandes maestros del heavy metal de los 80 mezclándolo con influencias power más actuales y toques oscuros provenientes de su Polonia natal. Tal vez no sea una creación muy original pero si algo exótica y que resulta muy entretenida a los oídos. Deja muy buenas sensaciones y momentos. Un 7 para los ensangrentados de Katowice que sobreviven en el buffet libre del mercado musical de hoy día.

Tom Woryna: Bajo
Golem: Batería
Andy Wave: Guitarras
Marta Gabriel: Voces y guitarras

Sello
AFM Records