Chemical Breath - Fatal Exposure

Enviado por xJhellfire7x el Vie, 31/05/2013 - 07:38
2938

Siguiendo el curso de rescatar joyas olvidadas en el tiempo dirigimos nuestra mirada hacía Bélgica para prestarle nuestros oídos y tiempo a una de esas bandas olvidadas y maltratadas tan injustamente por el tiempo debido a razones desconocidas, con ustedes los belgas Chemical Breath.

Chemical Breath se forman en la Provincia de Limburg en 1990 grabando dos demos entre 1990 y 1991, hasta que en 1992 deciden grabar su primer álbum de estudio el cual llevaría como nombre “Fatal Exposure” un álbum que rompe los moldes ofreciendo una técnica y visión digna de admirar, por supuesto, en la música de Chimical Breath podremos intuir el característico sonido del Death/Thrash más clásico pero combinado con una técnica impecable que no muchos grupos de la época podían presumir y que hace poner en duda si esta gente no llevaba ya años en la escena, porque al escuchar algo tan pulido y trabajado como “The Adventage of Disbelief” es difícil creer que esta banda apenas estaba aterrizando en la escena, pero efectivamente así era. La intro es turbia y misteriosa, perfecta para poner el ambiente antes de que los privilegiados cerebros de sus miembros dejen caer las enrevesadas y complejas notas que salen de sus instrumentos. La banda suena con una confidencia e intensidad bastante palpable, saben lo que hacen y lo demuestran con cada cambio de ritmo, cada riff, cada nota del bajo, y hablando de cambios de ritmo, no podría dejar de pasar el enorme momento que se da en el (02:49) algo totalmente fuera del alcance para las bandas del estilo en aquella época, solo quizás por debajo de los maestros Death, Suffocation, Cynic o Sadus, aunque por otro lado el calmo interludio del (03:18) es algo que de verdad queda fuera del rango de lo que se conocía en aquella época, porque sencillamente era algo nuevo e innovador, algo que le daba otro prisma al género en 1992, y el solo que proceda ese interludio es ya para quitarse el sombrero, aunque tampoco era algo de extrañar después de esa demostración de técnica y creatividad que habíamos presenciado hasta el momento.

La exquisita variedad de Riffs en “Arachnid” es admirable y entretenida, no aburre en ningún momento pues en cada escucha nos hace descubrir algo nuevo que no habíamos notado antes. Los cambios de tiempo no dejan de ser igual o más increíbles que en el tema anterior como por ejemplo el frenazo del (01:28) en donde un puñado de deliciosos y técnicos riffs hace volar nuestra imaginación, y del solo ya ni para que decir, excelente y exquisito al oído hasta decir basta. Técnica e intensidad colaborando juntas para satisfacer tanto a los fans de oído exigente como a los fans de la intensidad y la caña huraña pues hay un perfecto equilibrio entre las dos haciendo del disco una mina de oro para disfrutar hasta la saciedad.

“Erased from Existence” es simplemente aplastante y demoledora pues aquí se le da más uso a los tiempos rápidos y vertiginosos así como también a ritmos clásicos del Thrash como en el (01:25) o en el (03:24) cosa que del tema hace un plato degustable hasta para un thrasher sin muchas exigencias que no aguanta cosas más pesadas y extremas, aunque cuidado, pues las vocales de Alain Chernouh no son de fácil digestión, ya que su voz es intensa, áspera y contundente, características indispensables de una buena voz Deather que se precie de serlo, así que efectivamente podemos decir que estamos ante una excelente y brillante combinación entre el Death y el Thrash (aunque el factor predominante es el Death bajo mi punto de vista).

El comienzo de “Chamber Lost” es técnico a rabiar y me gusta, me gusta porque la banda lo hace de una manera excelente y admirable. No suena pretencioso, ni aburre por un solo segundo como suele suceder con varias bandas que practican este mismo estilo de Metal técnico extremo (sobretodo en la actualidad en donde la escena está más saturada que nunca) Sencillamente suena fresco y espontaneo, un disco de 1992 que hasta la fecha sigue sonando rompedor y refrescante. Disco que sin duda paso la prueba del tiempo sin siquiera despeinarse y con cosas como “Deny Fear” uno intuye el porque. Sin temor a equivocarme afirmo el como la banda puso todo su corazón y creatividad en el disco, pues es un disco que no se dedica a copiar descaradamente de nadie, ya que algo como “Deny Fear” no lo podías asociar que ninguna banda de la época, sin duda tiene sus influencias (Sepultura, Sadus y Obituary se vienen a la mente) pero poco más, el resto es creatividad y visión de alto calibre el cual fue criminalmente ignorado en aquel entonces y sigue siendo ignorado hoy en día.

A parte de lo expuesto anteriormente también cabría la pena destacar otro aspecto importante del porque este disco es una joya invaluable, y eso es la excelente producción que posee el disco, una producción limpia y clara en donde podemos percibir con claridad absolutamente todos los instrumentos, sacándole aún más potencial al disco y a diferencia de lo que algunos puedan creer esta producción impecable hace sonar la música más intensa y potente de lo que hubiera podido sonar con una producción poco agraciada como hubiera sido la regla para una banda como esta que apenas daba su primer puño sobre la mesa en 1992, pero por suerte ese no fue el caso y en temas como “Several Hours of Judgement” podemos oír el potente bajo bramando a la par de la batería y las guitarras añadiéndole más consistencia a la música.

“Hideous Perspectives” y “Mutilation” no desentonan en darnos más momentos dignos de enmarcar pues los cambios de tiempo no dejan de sorprendernos a lo largo de los temas que se encargan de cerrar el disco de manera perfecta haciendo del mismo un disco sin fisuras ni momentos flojos.

El porque esta banda fue tan ignorada no me lo logro explicar. Quizás sea porque estuvieron en el lugar equivocado y en la época equivocada, pues Bélgica no es un país muy representativo en el ámbito del Metal, y apuesto que si esta banda hubiera sido de USA, Suecia o Finlandia quizás hubiera conseguido más éxito y atención, pero la historia es esta y no otra, así que mediante este medio no hacemos más que rescatar esta joya perdida en el tiempo para que siga siendo descubierta por generaciones a lo largo del globo.

Técnica e intensidad a la par, un plato difícil de rechazar, hasta diría que es de obligatoria escucha porque la música en él de verdad es excelente, quizás no la más original y experimental del mundo, pero con una instrumentación e ingenio a la par de los grandes de la escena. Lamentablemente por ser un álbum tan ignorado es bastante difícil hacerse con una copia de él y tenerlo en físico, pero aún así no dudes ni un segundo y conseguirlo por el medio que puedas, pues si lo tuyo es el Death con tintes de Thrash y técnica a raudales este disco es para ti.

Puntuación Final: 9/10

Rene Rokx: Guitarra
Surgen Maen: Bajo
Andy Missoten: Batería
Alain Chernouh: Voz, guitarra

Sello
Crypta Records