Charred Walls Of The Damned - Cold Winds on Timeless Days

Enviado por Hawkmoon el Jue, 22/03/2012 - 20:55
2122

1. Timeless Days
2. Ashes Falling Upon Us
3. Zerospan
4. Cold Winds
5. Lead the Way
6. Forever Marching on
7. Guiding Me
8. The Beast Outside My Window
9. On Unclean Ground
10. Bloodworm
11. Admire the Heroes
12. Avoid the Light

Bajo la atenta supervisión del batería Richard Christy (Death, Acheron, Iced Earth, Demons and Wizards...), mandamás y máximo visionario del cotarro que nos espera, Charred Walls of the Damned vuelven a apostar por el Power- Heavy-Thrash de cara a su segunda obra. Con la primera no es que nos entregasen nada del otro jueves, ahora, digo yo, toca ponerse las pilitas.

Christy, bien listo, vuelve a contar con la garganta del ex-Priest y ex-Iced Earth, Tim Owens, con las viciosas cuerdas del maestro del bajo, Steve DiGiorgio (Sadus, Testament, Death, Dragonlord...), y la guitarra de Jason Suecof. Está claro que Christy, que ha tocado junto a grandes gurús metálicos (Chuck Schuldiner o Jon Schaffer), ahora se las quiere dar de líder. Veremos si lo vale, si nació con esa luz especial (que muchos creen tener, pero que pocos, realmente pocos, poseen realmente). No todos los dias nacen Daves Mustaines, Chucks Schuldiners, Dimebags Darrells o Kais Hansens.

Mismo line-up que en el debut. Músicos bien avenidos. Cojonudo. Y, claro, más conjuntados que la última vez. Tios con experiencia en el campo de batalla, que ya saben lo que es sangrar por tracks inmortales, temitas de otros, y que ahora, sin temor, se lanzan a decir la suya, y bien alto.

"Ripper", DiGiorgio y Christy serán, por siempre, considerados unos mercenarios. Pero, joder, ya me gustaria a mí tener ése nivelón para poder vivir como cazafortunas, vendiendo mi talento al mejor postor, estampando mi sello allí dónde sea necesario. Unión, para la ocasión, de tres tios que juntos suman más de quince bandas. Toma ya.

La sombra del pasado es larga, no se podrá evitar. Existen nexos en común entre los mendas. Nexos que van más allá de la unión Death-Control Denied entre Christy y DiGiorgio. "Ripper", Steve y Richard han sido miembros de Iced Earth, han sido "infectados" por el virus épico-power-cabalgador y thrashero-heavylón de Schaffer, y se nota. Charred Walls of the Damned es un cúmulo de recuerdos, de situaciones, de momentos metálicos. Momentos que se verán ahora reflejados, que viviremos en forma de metalo-tracks.

Hora de darle cerilla al híbrido, al embudo de "mercenarios", al pack de soldados de fortuna.

"Timeless Days" nace con bellos tintes, acústicos, armoniosos. De pronto, claro, la criatura empieza a levantarse, a ganar en peso, en soltura. Guitarra afilada, que exprime bien el mástil, un Christy certero, un DiGiorgio percutante y un Owens, para variar, con nivelón. La garganta del ex-Priest siempre ralla a gran altura. Power-Heavy, onda Iced Earth. Ni más ni menos. Los muchachos no se la juegan con el primer asalto. Paso firme, sobre seguro.

"Ashes Falling Upon Us" (aplausos para DiGiorgio-Christy, celebérrima sección), "Zerospan" (un momentazo, eso sí, también con demasiada ínfula schafferiana) y "Cold Winds" no se enmarcarán como material sosote, sin alma. Para nada. Pero tampoco meteremos el plato como máxima, como ley. El inventote, que luce bien, que tiene garra, fuerza y fuelle, peca de manido, de sobado. Los músculos que mueven a Charred Walls of the Damned son de órdago, los mejores que uno pueda encontrar. Pero, claro, el corazón, el bombeador de ideas, el visionario, Christy, no se comporta como tal, sino como un músico con experiencia. Las composiciones irradian energia, pasas cierto calor, pero no estamos hablando de un Heavy Metal abrasador. Poca cosa, sinceramente, viniendo de quienes viene.

"Lead the Way" (poderosamente rítmica), "Forever Marching on", "Guiding Me", "The Beast Inside My Window" (bebé acústico que mutará a ente Power-huraño) y "On Unclean Ground" comienzan a poder con nuestra paciencia. El disco entero no solamente cuenta con el handicap de tener demasiadas similitudes entre tracks y falta de visión, ahora, y peor, no estamos disfrutando enteramente del disco. La producción, francamente potente, opaca la cólera instrumental, y aunque hay destellos, tenemos temas que cumplen, el poso general es decepcionante. Parece que le estemos dando una escucha al último de Iced Earth (y encima en un plan poco Schaffer, poco poderoso)

"Bloodworm" (medio tiempo molón, que se conjugará con unas sabrosas guitarras y un toque vocal ideal), la sólida "Admire the Heroes" y "Avoid the Light" (hora de darle a las cervicales) cierran la apuesta 2011 del ex-Death. Y Richard, chatín, sintiéndolo mucho, pese a que el debut de Charred Walls of the Damned no estuvo nada mal, ahora, joder, repites patrones y nos ofreces algo destinado a durarnos poco revoloteando por el cerebrín. Una tarde normal, escuchas la obra y la olvidas por la noche. Quizás, a lo sumo, en dos dias. Lo dicho, poca cosa. Vuelve a tu kit a las órdenes de los mayores.

Material potentorro, pero aliado y fusionado, a niveles generales, con el rollete prototípico.

Christy no es un gurú y Charred Walls of the Damned no son, ni de coña, los nuevos Iced Earth.

3 cuernos (mega-bajos, rozando los dos altos que da hasta miedo).

Una pena, materia prima de alucine desperdiciada, copiando, y mal, a otros elementos Power-cañeros.

Tim "Ripper" Owens: Voz
Jason Suecof: Guitarra
Steve DiGiorgio: Bajo
Richard Christy: Batería

Sello
Metal Blade Records