Cannibal Corpse - Violence Unimagined

Enviado por MetalPriest el Lun, 19/04/2021 - 14:36
106

1. Murderous Rampage
2. Necrogenic Resurrection
3. Inhumane Harvest
4. Condemnation Contagion
5. Surround, Kill, Devour
6. Ritual Annihilation
7. Follow the Blood
8. Bound and Burned
9. Slowly Sawn
10. Overtorture
11. Cerements of the Flayed

Pues a lo tonto, a lo tonto…hace ya un par de añitos desde que a Pat O'Brien se le fue la puta flapa e incendió su casa, entró en la de unos vecinos e intentó cargar contra la policía a cuchillo. Algunos (y me incluyo), pensamos que podía ser el fin de Cannibal Corpse; que entre la salida de su tibio Red Before Black y el arresto de O’Brien, quien alegaba que llegaban los alienígenas y que iban a por él, el largo y sangriento reinado de los caníbales tocaba a su fin… pero no.

Resulta que la banda de Alex Webster se tomó su tiempo, reorganizó sus ideas, repartió tareas y responsabilidades y sustituyó a su otrora gran guitarrista por Erik Rutan, quien ya llevaba echándoles un cable en determinadas canciones esporádicamente desde los tiempos del Kill (2006) y del mismo modo, produciéndoles todos sus álbumes desde entonces. Podría decirse que el cambio era el más intuitivo y natural posible y que realmente no había otro músico más metido en las podridas vísceras de Cannibal Corpse que pudiese tomar el testigo de O’Brien. El caso es que llegados a 2020 la banda comenzó a preparar su quinceavo lanzamiento aportando cada uno su granito de arena. Así que… tanto Webster, como Barrett y Rutan compusieron una serie de canciones que irían perfilando y completando posteriormente como banda.

A grandes rasgos, el procedimiento de síntesis, ensamblaje y perfilado de este Violence Unimagined (2021, Metal Blade Records), no fue muy distinto al de los anteriores trabajos, y podría decirse sin temor a equivocaciones que a pesar de haber perdido a uno de los guitarristas clásicos de la agrupación, la sustitución ejercida por Erik Rutan no trajo consigo mayores cambios. En otras palabras: seguimos estando frente a los Cannibal Corpse de toda la vida. Con lo que el veterano ya sabe de antemano lo que se puede esperar de este lanzamiento y el novato, al que le tome como primera toma de contacto con los originales de Buffalo este lanzamiento, podrá imaginar qué clase de barbaridades vienen haciendo estos señores desde hace cosa de treinta años.

Violence Unimagined es un álbum que representa una subida de nivel clara desde el Red Before Black y… si me apuras, incluso compitiendo con el éxito del A Skeletal Domain (2014). Es un trabajo que veo más cercano en calidad a obras como Torture, Kill o Evisceration Plague, pero con sus pequeños toques distintivos que hacen de Cannibal Corpse los AC/DC o Motörhead del Death Metal. Dicho de otro modo: Entregan siempre lo mismo y nunca fallan, pero tampoco llegan a aburrir. La única incógnita es si esto es de tu apetencia personal o no, que eso es ya problema tuyo.

Entrando un poco más al detalle en Violence Unimagined, decir que la portada vuelve a correr a cargo de Vince Locke, quien lleva diseñando los artworks de Cannibal Corpse desde siempre. Precisamente la portada que he puesto a pesar de ser la menos conocida de este álbum es la original, ya que la popular (que es esta) viene a ser la censurada. Personalmente me quedo con la portada completa, porque es un panorama bien enfermizo que… por otro lado da para paja ¡ojo! De canciones… poco puedo decir, como vengo diciendo, toda la música de Cannibal Corpse tiene sello de identidad y tiende a moverse por las mismas coordenadas siempre. Destacaría la opening Murderous Rampage, por su buen arranque a salto de mata y secciones rítmicas, Follow the Blood por su solo de guitarra curiosamente neo-clásico y el excelente manejo del bajo… y bueno, todas tienen su miga. Ahí están Inhumane Harvest, Bound and Burned, Necrogenic Resurrection, Cerements of the Flayed… puro Cannibal Corpse, vaya.

Quizá la única pega que se pueda poner al Violence Unimagined sea la misma que se les puede atribuir en mayor o menor medida a todos sus álbumes de los últimos quince años, y es que las guitarras suenan demasiado bestias, llegando a funcionar en determinados momentos como un elemento de percusión adicional, pero eso es ya un asunto subjetivo en el que no me pienso explayar. Sin lugar a dudas seguimos teniendo Cannibal Corpse para rato y eso ya es suficiente razón de festejo.

Cuatro cuernos. Un 8.

Alex Webster: bajo, composición (tracks 2, 5, 9 y 11) y letras (tracks 2, 5 y 9).
Paul Mazurkiewicz: batería y letras (tracks 1 y 11).
Rob Barrett: guitarras, composición (tracks 1, 3, 7 y 8) y letras (3, 7 y 8).
George "Corpsegrinder" Fisher: voz.
Erik Rutan: guitarras, coros en track 1, composición (tracks 4, 6 y 10) y letras (tracks 4, 6 y 10).

Sello
Metal Blade Records