Cannibal Corpse - Eaten Back to Life

Enviado por stalker213 el Lun, 15/09/2008 - 16:55
106

1. Shredded Humans
2. Edible Autopsy
3. Put Them to Death
4. Mangled
5. Scattered Remains, Splattered Brains
6. Born In A Casket
7. Rotting Head
8. The Undead Will Feast
9. Bloody Chunks
10. A Skull Full of Maggots
11. Buried In the Backyard

Después de reinar durante la primera mitad de una década, la de los ochenta, sobre la escena metálica thrashera, Metal Blade se amoldaba a los nuevos tiempos y pronto advirtió que tarde o temprano debería apostar fuerte por una banda con gancho para dar cobertura a todos aquellos fans, que recién enfilados los '90, estaban ya realizando el trasvase del Thrash al Death.

Durante los años dorados de Metal Blade, aquellos en los que aterrorizó al planeta con sus antológicos Metal Massacre y cuando contaba con Metallica y Slayer como primeros espadas de su escudería, las cosas marchaban de cara para la compañía, pero tan pronto como las grandes multinacionales pusieron el caramelo en la boca de las dos prometedoras bandas, los resultados empezaron a conocer cierto receso. Bandas como Cryptic Slaughter, Bitter End, Faith or Fear, Deaf Dealer, DRI no daban más de sí, y ni tan solo los míticos Nasty Savage, los apoteósicos Fates Warning o los salvajes Détente, iban a ocupar el hueco dejado por los dos grandes. Todas las esperanzas de los directivos de Metal Blade estaban puestas en los tejanos Sacred Reich y los canadienses Voivod (que pronto marcharían con Noise) pero nada en particular hacía presagiar que ninguna de las dos formaciones, fueran a colmar las expectativas. A pesar de ser una extraordinaria banda, tampoco Candlemass iban a solventar la papeleta.

Ante semejante panorama, Metal Blade decidió empezar a modernizar su catálogo y para ello, resultaba obvio que debían adaptarse a los gustos de las nuevas generaciones, así que ni cortos ni perezosos se pusieron manos a la obra y sondearon diversas bandas para empezar a trabajar el mercado. Y bien, después de buscar, rastrear y escarbar por los sitios, los escogidos fueron Cannibal Corpse.

Sinceramente. Estoy más que harto de leer y escuchar que si esta banda es una mierda, que si esto y lo de más allá... En fin, las típicas chorradas que suelta alguien cuando no tiene ni idea de lo que habla. Es así, de verdad... porque nadie que se precie de conocer y apreciar el estilo mínimamente, sabe con certeza que esta es una de las mejores y más sólidas formaciones de toda la historia del género. Más todavía, de hecho siguen siendo una de las pocas que sigue ofreciendo material de similar calidad o por lo menos no muy inferior a la de sus mejores trabajos de primera mitad de los 90'.

'Eaten Back to Life' tiene todos los ingredientes de lo que de dice un clásico. Para empezar fue editado en 1990, y por si no lo sabíais cualquier disco Death Metal de este año o anterior es sagrado.

Como no podía ser de otro modo, el disco está a petar de clásicos indispensables para el buen deathster. 'Mangled' 'Bloody Chunks' o 'Buried In the Backyard' (el riff principal es machacante a más no poder) son descargas de furia y sangre que helarán la sangre incluso a los papás que estén más de vuelta de todo, al tiempo que hará que vuestros vecinos odien vuestras tripas por el resto de sus vidas.

La demoledora combinación de guitarras del bueno de Jack Owen y el acelerado Bob Rusay se mezclan en un cocktail simplemente delicioso pare el buen gourmet del horror y el mal gusto. Además, la sección rítmica formada por los maníacos dedos del mítico Alex Webster y los calcetines supersónicos del irrepetible Paul Mazurkiewicz (qué grande!) conforman una de las más sólidas y gloriosas que ha dado el género.

Otro punto fuerte de los Corpse, reside de modo inexcusable en la malsana y deshumanizada voz del inefable Chris Barnes. Además de las furibundas performances del personaje, uno no puede sino ponerse de rodillas y partirse el pecho (de risa, eh?) con sus desparramantes letras. Por si no lo creéis, ahí va una pequeña muestra perteneciente al primer corte 'Shredded Humans' que nos habla de una familia americana perfecta que vuelve a casa, después de una apacible comida en el camping, sobre el típico mantelito de cuadros...

"Early hours, open road, family of five - on their way home
Having enjoyed a day in the sun,
their encounter with gore has just begun
A homicidal fool not knowing left from right,
now has the family in his sight
Trying to perceive if he's blind or insane,
he steers his car into the other lane"

" Primera hora de la mañana, carretera despejada, familia de cinco de vuelta a casa, habiendo disfrutado de un día al sol,
Su encuentro con la sangre justo ha comenzado
Un loco homicida que no distingue la derecha de la izquierda,
tiene ahora a la familia en el punto de mira
Intentando discernir si está ciego o loco,
Invade con su coche el sentido contrario [...]"

La cosa no es que un accidente de tráfico sea algo divertido, está claro, pero en un contexto de ficción la cosa tiene su gracia. Lo qué le pasa a la familia después de la fatal colisión lo dejo a la voluntad de los curiosos. A poco que os vaya el gore, babearéis.

'Born In a Casket' y particularmente 'A Skull Full of Maggots' son otros dos cortes ineludibles en el repertorio de la banda y vuelven a poner de manifiesto, que al margen de los berridos ininteligibles de Barnes y las grotescas letras que a uno pudieran parecerle estúpidas, aquí tenemos a un brillante elenco de músicos que saben muy bien lo qué hacen, sabiendo ejecutar cada uno de sus instrumentos con precisión quirúrgica. El salvajismo no está reñido con la clase. Por lo menos en música. Cannibal Corpse son lo que llamo una banda competente.

A todo esto, por cierto...

Ahhh! ¿Qué os pensabais que me iba a olvidar de la joyita?
¿Os pensabais que iba a pasar por alto la perla más cremosa, ah?
Pues no. No lo hago. Esto es... demasiado lujoso, yo diría.
Es 'Rotting Head' y entre sus muchas delicias, ahí dejo caer algunas:

"Genital lacerating, anal asyphyxiation
Blockade of bowel passage, defecation, hemmorage
Cadaverous mutilation, metamorphial radiation
Devourance of arteries, decapitated extremeties
Cranial excavation, cerebral liquidation
Brain turned to soup, ears are dripping goop"

No hace falta traducir nada, verdad? Nooooo.... qué selecto todo...
Por si esto no era suficiente, los muchachos lo aderezan con ese riff en (01:38) que te agarra del cuello y te estampa contra la pared. Salvando todas las distancias, diría que es algo así como el nieto de algún riff de 'Hell Awaits' de los intocables Slayer. Lo petan.

Mi valoración: Un 8.8 clarísimo (sus mejores trabajos estaban por llegar) y por lo tanto, recomendado para aquellos que se inician en el género y no saben por donde tirar. A partir de aquí, casi todo lo demás ya entra suavito...

Chris Barnes. Voz
Jack Owen: Guitarra
Bob Rusay: Guitarra
Alex Webster. Bajo
Paul Mazurkiewicz: Percusiones

Sello
Metal Blade