Burzum - Fallen

Enviado por MeFuMo el Mar, 28/06/2011 - 23:58
420

1. Fra Verdenstreet
2. Jeg Faller
3. Valen
4. Vanvidd
5. Enhver Til Sitt
6. Budstikken
7. Til Hel Og Tilbake Igjen

Silencioso, cuasi cual serpiente sibilina, el señor Vikernes salió de prisión a mediados de 2010 y nos metió una hostia en los mismísimos morros con "Belus". Lo que nadie esperaba es que desde su granja bucólica en Telemark, en medio de la nada noruega, le diese un pronto creativo y sacase un disco en marzo de este año.

Y es que tras casi una década de devaneos pseudointelectualoides nazis, tratados sobre la naturaleza indoeuropea, de la cual es indiscutible conocedor, que por algo se tiene tiempo libre entre rejas, y sesudos libros-tratados sobre el origen genético de las especies, Mr. Varg nos obsequia con un disco que puede calificarse, cuanto menos en su intención, de oscuro.

Oscuro porque no ha sido anunciado a bombo y platillo, no ha sido desgranado desde ese púlpito al mundo que es burzum.org, no hay explicación alguna sobre su impacto, su intencionalidad o su propósito último, como ocurrió con Belus. Tan sólo tenemos el primer disco en diecisiete años compuesto enteramente de material original y una breve declaración de intenciones que llevaba al noruego a postularse próximo a sus primeras obras, como el fundamental Hvis Lyset Tar Oss, volver a los orígenes, que se dice pronto en alguien que, sin comerlo ni beberlo, se convirtió en una auténtica punta de lanza para un movimiento que siquiera se había gestado cuando el interfecto fue derechito a la cárcel por darle rienda suelta al puñal contra otro de los fundamentales del género como es Øystein Aarseth.

No se puede negar que Vikernes, desde entonces, transita entre la pura ignorancia de lo que se ha gestado y su propia intención de alejarse de todo lo mundano, debido principalmente a que sus actos han llevado a la gran mayoría de la escena Black original, excepto a enfermos mentales verdaderos como los componentes de Darkthrone, a repudiarle, pese a valorar su importancia. A mí, personalmente, Belus me provocó un impacto positivo de un músico del que no sabía qué esperar tras tanto tiempo y leyenda construida a su alrededor.

Y Fallen sorprende desde la portada, una pintura clásica del francés William-Adolphe Bouguereau, un pintor que vivió mano a mano en romanticismo con colgados de la talla de Chopin (el polaco que ahora resulta que es francés, ya se sabe). Nada de bosques y escarcha, nada de caminos transitados por cuervos devorando cadáveres. Inspiración clásica pura y dura.

Y no es moco de pavo lo que trae este disco. Meses me ha costado digerirlo, vomitarlo y comerme ese vómito a cucharadas. No es un disco cómodo, a veces me parecía infantil, otras una obra desgarradora. Vikernes refina el excelente batiburrillo de viejas y nuevas formas que pergeñó en Belus. Cierto, es un disco más "blackero", si así se puede llamar. Pero sigue siendo un disco que gira cual vórtice sobre un eje fundamental, la maestría de Vikernes creando ritmos hipnóticos, esta vez sin jugar con la intensidad del sonido, sin artificios de cantar con unos auriculares, con unas voces limpias absolutamente maestras como demuestra el estribillo de "Jeg Faller", los medios tiempos de parvulario de "Valen", que con el riff más simple taladra el cerebro de cualquiera dispuesto a ello. Unos desarrollos eléctricos que pueden caer en la locura absoluta de "Vanvidd", con alaridos guturales que se acercan al más salvaje registro de los tiempos de Det Som Engang Var. Una evolución viva, en suma, de lo que se ofrecía en Belus, retorcido y amalgamado en una sucesión de mantras melódicos entrecruzados, con la batería y el bajo de nuevo en ese sabio y discreto segundo plano del que sabe que no puede dar más. Una evolución vocal que se aleja de nuevo de ese grito visceral y desgarrador de sus primeros discos para combinar magistralmente un growl consistente con voces dobladas en perfecta armonía.

Por ahí ataca el riff primerizo de algo que suena tan a vieja escuela como "Enhver til Sitt", recuerdos de los viejos 90 en el Black noruego, trinchado y aserrado como carne sangrante en sus momentos melódicos, punzante y descorazonador como cualquier buen riff de Black Sabbat, no sé por qué me recuerda a ellos sin tener nada que ver, quizá porque alcanza ese mismo agrio sentimiento de los ingleses en sus primeros tiempos. El sentimiento de total tristeza y añoranza de "Budstikken", con sus diez minutos de medio tremolo picking, con sus pasajes cuasi recitados de forma efectiva y tan cercana y lejana a la vez de los primeros tiempos del movimiento.

"Til Hel Og Tilbake Igjen" es una muestra de como cerrar un album con dos cojones por bandera, metales azotados al azar bajo susurros escalofriantes, cuerdas desafinadas, silencios interrumpidos por percusiones que llegan sin venir a cuento y que desembocan el pasajes acústicos que poco tienen que ver con el resto del trabajo, jugando ya no con la saturación, sino simplemente con la intensidad del sonido.

He pasado mucho tiempo escuchando este álbum. Es bien conocida mi afición por Burzum, pero desde luego no puedo sino quitarme el sombrero y confirmar la mejor de mis sospechas, que Vikernes es un músico limitado, pero un talento en bruto para el Black, que pese a todas las gilipolleces que escupe o ha escupido representa como nadie la integridad de una forma de hacer música que muchos han prostituido por mucho menos que un contrato discográfico. Un disco que sumerge, sorprende y emociona, y en cierto modo aterra desde un punto de vista casi folk. Es mi opinión personal, y mi opinión personal es que este buen hombre, y lo de bueno es un decir, se lleva de nuevo cinco merecidísimos cuernos como disco absolutamente indispensable en su género este año. Veremos si se desinfla en subsiguientes entregas, esperemos, por el bien de los que degustamos este tipo de música, que no lo haga.

Varg Vikernes: Todo

Sello
Byelobog Productions