Bullet for my Valentine - Venom

Enviado por Marcapasos el Dom, 16/08/2015 - 23:24
549

1. V (1:26)
2. No Way Out (3:53)
3. Army of Noise (4:18)
4. Worthless (3:18)
5. You Want a Battle? (Here's the War) (4:14)
6. Broken (3:39)
7. Venom (3:54)
8. The Harder the Heart (The Harder it Breaks) (4:00)
9. Skin (3:59)
10. Hell or High Water (4:36)
11. Pariah (3:46)

Bullet for my Valentine, los mismos galeses que, no mucho tiempo ha, editaron trabajos altamente celebrados como “The Poison” o “Scream Aim Fire”, se encuentran en números rojos. No es un secreto que, desde “Fever”, la banda de Matt Tuck ha pegado un buen bajón de nivel, sin ser aquél un disco malo en absoluto. Sin embargo, “Temper Temper” (2013) sí que hizo soltar las alarmas. De los peores álbumes de su temporada, triste, pero indudable.

Este 2015 los Bullet vuelven a la carga, con ganas y bien decididos a subir el listón. Y con nuevo bajista, además, Jamie Mathias, quien sustituirá a Jason James, precedente que llevaba tocando en la banda desde 2003.

“Venom” es el título del quinto capítulo de Bullet for my Valentine, trabajo que he aguardado con bastante curiosidad, a ver si el grupo volvía al buen redil. Mis primeras impresiones no han sido las que esperaba en un principio, ciertamente. Qué decir que es muchísimo mejor que “Temper Temper” (así que por ese aspecto, que no haya temor), sin embargo, sí que está por bastante por debajo de los discos más altos del ranking.
De primeras me ha resultado como una especie de simbionte entre un toque del “Fever” y el sonido moderno de “Temper Temper”.

Como si de una película de terror se tratara, el disco comienza con "V", introducción silente y bizarra que nos mete a saco en "No Way Out", track que otorga justo lo que el seguidor de Bullet for my Valentine espera ansiosamente de dicha banda: esa caña que tanto se echaba de menos, y unas melodías que desprenden mucho sabor a “Your Betrayal”.
Aunque para caña de la burra ya tendremos a "Army of Noise", el señor temazo del álbum, que no tardará en llegar, desprendiendo esa oleada de furia guitarrera y batalladora batería, una auténtica descarga directa e hímnica a sus fieles seguidores. Ah, y solazos de guitarra de infarto, como si fuera poco. Se echaba de menos a unos Bullet así, bien cargados de tralla.
Así continuará "Worthless", muy a la par con los tracks anteriores, pero no tan eficiente, más oscuro y con mayor peso en los riffs de Tuck.

Un punto positivo que se gana "Venom" es su carácter innovador, incluso atrevido. Dichos aires frescos los traerá la interesante "You Want a Battle? (Here's the War)", en el que sobresaldrá su impetuoso estribillo que, sin embargo, no me termina de convencer, pese a ensamblar sus buenas tonalidades de energía. Por otra parte, no negaremos que buena parte de su tramo se deja escuchar muy bien.
Retomamos los poderosos guitarreos y los duros redobles de batería con "Broken", tema que, más allá de su potente propuesta, acaba por decaer en su paródica simpleza.

Así avanzamos hasta llegar a "Venom", el tema que tiene el honor de dar nombre al disco. Pero… ¿de verdad merece dicho honor? Una canción realmente floja (no desentonaría a las filas de “Temper Temper”), que muestra un sonido altamente sintetizado, tomando la forma de una insulsa y extra-melosa balada que no lleva a ninguna parte.

Aumentamos un tanto en ritmo con "The Harder the Heart (The Harder it Breaks)", tomando un estilo más progresivo, variando entre tonalidades más rifferas y otras más melodiosas, imbuidas de un buen fondo musical e interesantes punteos de guitarra.
En la siguiente pieza, "Skin", la banda aprovecha para dar rienda suelta a sus altos dotes instrumentales que tanto fruto dan en directo, aunque el propio tema acaba por dar poco más de sí, tornándose simplón y predecible. "Hell or High Water" seguirá por el mismo sendero de entrenido refrito, aunque de manera orgullosa con su pegadizo estribillo.

Eso sí, y que quede claro, los Bullet se las arreglan, de una forma u otra, de cerrar el disco con la más alta dignidad. "Pariah" nos despide de lo lindo, una verdadera machacada como para largarnos bien contentitos.

Dispar a partes más o menos iguales, así será el gustillo que dispersa “Venom”. Por una parte, la primera mitad del disco está bastante bien, aunque difícilmente matará al escuchante. Por la otra, se muestra a la banda caminando un panorama por el que cojea bastante. Lo importante, salvo el tema homónimo, el disco no tiene canción mala, aunque sí alguna que otra a la que le falta un buen empujón de ideas. Parece que el blanco no les queda bien a los de Gales.
¿Otro fallo importante? No haber incluido la estupenda “Raising Hell” en el tracklist estándar del álbum, en vez de en la edición bonus del mismo, en el cual, por cierto, encontraremos temas, por lo general, buenos, como el single “Playing God”.

Parece que aún les queda un poco de trecho para alcanzar el verdadero sabor de sus días de gloria. Sin embargo, erraríamos en interpretar a “Venom” como un paso en balde para la banda, pues gustará bastante a los seguidores más fieles de ésta, y al reciente público más joven. Y otro apunte, y es que su aspecto sonoro es todo un puntazo: limpio, ordenado, nítido y potente.

Muy superior a “Temper Temper” y considerablemente inferior a sus primeros tres discos, así acaba por posicionarse el quinto paso discográfico de los galeses. Dos cuernos bien altos para el veneno británico, 5.5/10

Matthew "Matt" Tuck / Voz, guitarra
Michael "Padge" Paget / Guitarra
Michael Thomas / Batería
Jamie Mathias / Bajo

*Artista extra*

Jason James / Bajo en "Raising Hell

Sello
RCA Records