Brighton Rock - Young, Wild And Free

Enviado por Gibson el Mié, 03/09/2014 - 18:15
3430

Vamos a recalar en esta ocasión en la década de los 80s para presentar a un grupo como los canadienses Brighton Rock, que claramente realizaban ese estilo musical -tan en boga en aquellos años- como es el Hard-Rock de corte melódico. Un género que, como sus seguidores ya saben, lo dominaba casi todo en dicha época, de la mano de la siempre influyente cadena de televisión MTV.

El grupo nació en el año 1982, y después de un tiempo tocando en el circuito de clubs hardrockeros grababan en el año '85 un EP autoproducido, con el cual llamaron la atención del sello discográfico WEA que les proporcionó un contrato para la realización de este primer larga duración que hoy nos ocupa, y que contó con la producción del afamado Michael Wagener (Dokken, Skid Row, White Lion).

"Young, Wild And Free" contiene las siempre cuidadas melodías que impregna a este tipo de género musical, estribillos resultones bien acompañados de coros efectivos, y en general composiciones de estructura sencilla y muy accesible que sabrán convencer al seguidor de dicho estilo desde su primera escucha.

Aunque el mayor atractivo del disco lo encontramos en el registro rasgado y netamente rockero de su cantante Gerry McGhee, cuyo tono vocal recuerda al de gente como Tom Keifer (Cinderella) o Dean Davidson (Britny Fox), por lo que dotará al álbum de un buen equilibrio musical que se mueve a lo largo de su minutaje entre la fuerza de su voz y los pegadizos ritmos de guitarra de Greg Fraser... ambos autores de todos los temas.

Haciendo un repaso a lo que encontramos en el álbum, éste se inicia con el ritmo pegadizo y netamente festivo del homónimo "Young, Wild And Free", donde es la voz de Gerry McGhee la que toma prácticamente el control de un tema que busca claramente convertirse en un hit de la época, y que cuenta con un estribillo con bastante gancho. Descaradamente es uno de los cortes destacados del disco.

Más mediotiempista y suave se presenta el single "We Came To Rock", con base de guitarra-teclado, algo previsible y sin demasiado que aportar, pero donde podemos rescatar la acertada interpretación melódica de McGhee. Sin embargo, algo más inspirada se muestra "Change Of Heart", donde la melodía vocal que adquiere McGhee en el estribillo me recuerda a la de Stephen Pearcy (Ratt). Tema de estructura compositiva fácil pero que se deja disfrutar sin mayor complicación.

La inevitable balada nos llega con el segundo single "Can't Wait For The Night", bastante conseguida en su definición e interpretada a dos tonos vocales diferenciables entre estrofa y su hímnico estribillo, con los cuales Gerry McGhee nos mostrará su buena versatilidad. Regresando a la onda mediotiempista (esta vez haciéndolo con más energía) el grupo sabe cautivar con el ritmo melódico que contiene "Assault Attack", con líneas vocales muy logradas y el habitual estribillo dotado del suficiente gancho para convencer al oyente.

Con "Jack Is Back" los Brighton Rock nos proporciona un tema de índole hardrockera, sin olvidar ese aire melódico que inunda a este álbum del año '86... siempre con la atractiva voz de McGhee como punta de lanza de un tema que mantiene su continuidad dentro del estilo con "Save Me", aunque esta vez sin llegar a sorprender en demasía y por ende bajando el listón en cuanto al aliciente musical del disco. Y en esas tesituras se mantiene el siguiente "Nobody's Hero", sin llegar a manifestarse como un gran tema y con un riff de guitarra con poca 'chicha', aunque conserva un cierto interés debido al constante gancho proporcionado por la voz desgarrada de Gerry McGhee.

El buen nivel en la propuesta del grupo se palpa claramente con "Barricade", con un convincente trabajo en las seis cuerdas. Un tema que combina perfectamente fuerza y melodía a partes iguales, y que descaradamente se manifiesta como de los temas más destacados dentro del planteamiento musical de estos Brighton Rock. Y en esa línea se mueve el corte que cierra el álbum, "Rock 'N' Roll Kid", con un punto de velocidad añadido y que reune las mejores virtudes que presentan estos canadienses con su estilo.

En resumidas cuentas, buen disco dentro del Hard-Rock melódico tan característico en la segunda mitad de los años 80s el que nos ofrecieron Brighton Rock, bastante entretenido y que se deja disfrutar, aunque sin llegar al nivel de los abanderados del género.

3 horns.

Gerry McGhee: Voz
Greg Fraser: Guitarra
Steve Skreebs: Bajo
Johnny Rogers: Teclados
Mark Cavarzan: Batería

Sello
WEA