Blut Aus Nord - The Work Which Transforms God

Enviado por MetalPriest el Lun, 21/10/2019 - 10:30
3721

1. End
2. The Choir of the Dead
3. Axis
4. The Fall
5. The Metamorphosis
6. The Supreme Absctract
7. Our Blessed Frozen Cells
8. Devilish Essence
9. The Howling of God
10. Inner Mental Cage
11. Destiny
12. Procession of the Dead Clowns

Era cuestión de tiempo, ¿no? Teníamos que acabar tratando este hipocéfalo metálico salido de las más hondas grutas del ingenio de Vindsval. Teníamos, en otras palabras, que hablar de The Work Which Transforms God. Para cualquier simpatizante del metal extremo, el nombre de Blut Aus Nord es, como poco, familiar. OK, hasta ahí todos de acuerdo. Pero lo mismo que con otros proyectos como Gorguts o Deathspell Omega, pocos o muy pocos son capaces de profundizar en sus enmarañadas telarañas con total consciencia de lo que está sonando. Estas agrupaciones son a fin de cuentas demasiado ruidosas, de elevada complejidad y de lenguaje musical excesivamente extraño como para agradar al receptor normal. Y... en el caso de The Work Which Transforms God de Blut Aus Nord, se abre un caso especial: Porque BaN no son de esas bandas que se compliquen la vida con acordes y progresiones imposibles de elevada destreza técnica, no... lo de estos franceses es más bien el trabajo con el sonido en sí mismo; con las texturas. Y me explico:

Cuando escuchas por primera vez The Work Which Transforms God sin la debida preparación, lo único que escuchas en primera instancia es ruido. No voy a andarme con eufemismos ni con hostias: Ruido. No es hasta tener el oído entrenado en movidas disonantes y carentes prácticamente de melodía cuando puedes entender lo que se cuece en este álbum del 2003, pero es más: hasta pasadas unas cuantas escuchas (enterándote de lo que está sonando, entiéndase), no te das cuenta realmente de lo sensacional que es este cuarto retoño de Blut Aus Nord. Suena desalentador y algo "elitista", lo se... pero es que se lo que es darse de cara contra este mastodonte de plomo por no ir mentalizado de lo que va a sonar. Bufff... mira que a lo tonto han pasado años desde que escuché por primera vez The Work Which Transforms God... pues no fue hasta hace poco tiempo cuando realmente aprendí a apreciar lo que Vindsval había construido aquí. Aunque... también es cierto que dejé reposar el álbum un par de años.

Ahora, con la experiencia y el dominio requeridos sobre este artefacto, me gustaría añadir algo un poco más optimista: The Work Which Transforms God es un álbum digno de su fama entre los colgados que lo alaban; es un disco que no deja sonido alguno al azar, que oprime y desconcierta mientras te vapulea con puños de extraña anatomía. Es... una de las más absolutas demostraciones de demencia dentro del black metal en sus vertientes más experimentales. Una oda desquiciada y etérea que lo mismo te suena a psicofonía fantasmal como mecánico, artificial e industrial. Vosotros los que ya controláis el álbum de antemano sabéis a lo que me refiero: esas disonancias, las notas enfermas deslizándose trastes arriba y trastes abajo con picking toda velocidad zumbando, las baterías programadas marca de la casa, pequeños pasajes ambientales inquietantes... demasiado para explicarlo por escrito. Sencillamente esto es Blut Aus Nord en su forma más degenerada y enrevesada.

Ya con la salida de The Mystical Beast of Rebellion (2001), se notaba que aquel sonido ortodoxo y clásico de los dos primeros álbumes se diluía en un torbellino de riffs cada vez más ilegibles y disonantes, se abría paso una nueva etapa dentro de la carrera de Blut Aus Nord... y su momento de mayor expresión sería este álbum que nos ocupa aquí. El disco que mejor condensa y equilibra el black metal, la falta de melodía y ese deje industrial/ambient que mencionaba más arriba. Ese es precisamente The Work Which Transforms God; por encima de The Mystical Beast of Rebellion, Odinist o MoRT sin ir más lejos. Un álbum pionero en su sonido y capaz de revolver el estómago hasta al más bestia de los melómanos.

Hablar de canciones en el caso de este álbum es cosa jodida que te cagas, pero sí que puedo nombrar las más "asequibles" y disfrutables de todo el conjunto; aquellas que marcan la diferencia y te comienzan a convencer de que esto es más de lo que pueda aparentar en primera instancia, y esas canciones a juicio personal son: Our Blessed Frozen Cells (tal vez la mejor del artefacto), The Metamorphosis (muy atmosférica a la par que fantasmal), The Howling of God (riffera as hell) y Procession of the dead Clowns (un ending de órdago y muy ambiental, casi que post-metal).

Es probable que pocos disfruten de este cuarto engendro de Blut Aus Nord, que muchos directamente pasen de la banda o bastantes se queden únicamente con los archi-conocidos Memoria Vetusta, pero… aquellos que buscan con más tesón y resiliencia, sabrán apreciar esta joya de Vindsval y cía. Yo creo, al final de todo esto, que The Work Which Transforms God merece los cinco cuernos. Un 9,25. Me ha llevado años no ponerle los cinco por lo putamente jodido de asimilar que es, pero bien se los merece. Esto es algo personal mío y muy subjetivo.

Me gustaría dar un apunte final sobre los créditos de la banda: No tengo claro que Taysiah sea una persona real. Tengo la certeza de que es la voz del propio Vindsval. Casi las mismas dudas tengo con W.D. Feld y GhÖst (este último debuta en Blut Aus Nord en este álbum, supuestamente), pero eso no lo tengo tan claro ya. Es un tanto sospechoso que ambos toquen únicamente en Blut Aus Nord o en el proyecto paralelo Yerûšelem de Vindsval, ¿no? ¿Qué opináis vosotros? ¿Hay algo sobre esto que se me escapa?

Vindsval: guitarras.
W.D. Feld: batería.
GhÖst: bajo.

Músico de Sesión:

Taysiah: voz.

Sello
Appease Me Records