Black 'N' Blue - Black 'N' Blue

Enviado por Gibson el Mar, 26/11/2013 - 18:54
3140

En el año 1984 el Hard-Rock "Made In USA" comenzaría a hacerse cada vez más fuerte con la aparición (en la creciente escena) de grupos que apuntalarían un género, el cual en la década ochentera viviría su época dorada, abarcándolo prácticamente casi todo en su país de origen (discográficas, MTV, radiofórmulas, estadios a rebosar...)

Por aquel entonces los Black'N'Blue editarían su álbum-debut bajo la dirección del afamado Dieter Dierks, y que se convertiría en la única colaboración del productor alemán con este grupo. Justamente en el mismo año que Dierks estuvo a cargo del exitoso y multi-platino "Love At First Sting" de Scorpions.

Formados en el año '81 en Portland (USA) por el vocalista Jaime St. James y el guitarrista Tommy Thayer (actualmente miembro de Kiss), los Black'N'Blue se dieron a conocer poco después cuando el fundador del sello discográfico Metal Blade Records, Brian Slagel, decide añadir en su primer recopilatorio, "Metal Massacre", el tema "Chains Around Heaven", incluido en su primera demo.

La ilustración de la portada es algo cutrona, pero es lo que menos nos debe importar de un álbum que comienza bien con "The Strong Will Rock", con bastante fuerza hardrockera, buscando poco la melodía y si más la contundencia, con un riff entrecortado en sus estrofas y marcada base rítmica donde se apoya la fenomenal y efectiva voz de Jaime St. James (con un rango vocal con un cierto aire a Lizzy Borden). No podemos obviar el más que correcto trabajo en las seis cuerdas que se marcan la dupla Thayer/Warner a partir del solo de guitarra y que hace ganar enteros al tema.

La melodía hardrockera si la hallamos en la siguiente "School Of Hard Knocks", con una evidente onda festiva en su estribillo aunque resulta un tema más logrado debido en sus pegadizas y bien inspiradas estrofas.
En "Autoblast" el grupo le añade un punto de velocidad instrumental a un tema que quizás no llega a sorprender... pero si muestra un riff bastante atractivo y trepidante, que junto a la conseguida interpretación vocal del St. James hacen mantener el buen nivel mostrado hasta ahora.

Es inevitable que todo buen álbum hardrockero parido en los 80s tenga su correspondiente single pegadizo... y ahí precisamente es donde entra "Hold On To 18", que en su momento llegó a tener el suficiente apoyo de la siempre influyente MTV. Con un evidente gancho para las radiofórmulas es el típico tema enfocado para convertirse en un hit y que te entra desde su primera escucha.

Muy lograda se muestra "Wicked Bitch" (por cierto, vaya título...), donde se plasman unas melodías muy cuidadas sin dejar de lado el dinamismo hardrockero, en un tema que continua ofreciendo una vez más las buenas maneras interpretativas de la que hacen gala los Black'N'Blue.
El famoso tema "Action" que los británicos Sweet lanzaron al mercado en 1975 (logrando buenas ventas como single tanto en USA como en Inglaterra) sirve para que los Black'N'Blue realicen para la ocasión su correspondiente versión, siendo ésta bastante fiel a la original.

En el mismo saco podemos meter los dos siguientes temas, "Show Me The Night" y "One For The Money", en las que encontramos muchas similitudes en el concepto compositivo de sus estructuras... Como factor común tenemos la sólida interpretación instrumental en ambos temas, con los acostumbrados estribillos adictivos, y donde la siempre efectiva voz de Jaime St. James resulta como el perfecto complemento para que éstos obtengan el más que suficiente atractivo y mantengan la buena línea ofrecida en este debut.

Con "I'm The King" vuelven a la onda del Hard-Rock veloz, y que junto con "Autoblast" componen los temas más rápidos que nos vamos a encontrar en el álbum, aunque este corte aparece como algo menos inspirado con respecto al anterior... aún así podemos rescatar el correcto trabajo en las guitarras.

El álbum cierra con "Chains Around Heaven", el tema incluido en el recopilatorio "Metal Massacre", que combina perfectamente el sonido pesado de las guitarras con la interpretación vocal en una onda melódica, convirtiendo al tema en un claro ejemplo de Hard/Heavy muy de la época, y que resulta como un buen final para este bastante aprovechable primer trabajo discográfico de los Black'N'Blue.

Fué este debut el disco mejor valorado de los cuatro que llegó a editar el grupo en los 80s, siendo los dos últimos producidos por Gene Simmons. Indudablemente es un muy buen estreno dentro del género, pero que obviamente llegó a ser eclipsado en el año '84 por otros de la misma índole como "Tooth And Nail", "Out Of The Cellar" y el homónimo de Great White.

4 horns bajos.

Jaime St. James: Voz
Tommy Thayer: Guitarra
Jeff Warner: Guitarra
Patrick Young: Bajo
Pete Holmes: Batería

Sello
Geffen Records