Belial - Wisdom of Darkness

Enviado por stalker213 el Dom, 27/03/2011 - 22:52
2037

Y al final llegaron los que faltaban para el duro ¿No os decía yo? Si es que con estos ya se sabe… Te despistas y hasta te hacen un lazo en el culo, y eso –estaremos de acuerdo- no es de recibo ¿o sí?

¡Estoy hablando de vacas sagradas, joder! ¡De vacazas sagradas! ¿Me explico? Estoy hablando de la puta élite dentro del género, y ahora no me vengáis con mierdas de esas como que no son conocidos o no sé qué otras mierdas en vinagre, porque las más de las veces la jerarquía o los galones de jefazo son historias que no necesariamente deben estar reñidas con el hecho de ser un coloso en la sombra, como canónicamente ejemplifican estos ejecutores de cerebros llamados BELIAL. No busquéis nada mejor, os lo aviso.

Oulu. Fuassss… Casi nada. Escuchar o leer esas simples cuatro letras es algo que me eriza los pelos del cogote, y es que no por nada de ahí surgieron dioses sagrados del rollo como SENTENCED y BELIAL, o en menor grado otras pequeñas deidades como RECTUM o MYTHOS. Así pues, el destino tuvo a bien en dar a luz en la pequeña ciudad de Oulu a una de las mejores y más intensas formaciones de Death Metal de todos los tiempos, y no me voy a extender mucho más, porque si hablamos de BELIAL y de modo más particular, de su impío y aturdidor MLP de estreno ‘Wisdom of Darkness’, lo estamos haciendo de una de las expresiones más definitivamente brutales, totalitarias y sofocantes en toda la historia del género. Eso no se negocia con nadie.

Hemos dejado caer ya unas cuantas veces, el cómo para hacer música de esta, además de tener una pizca de gracia y talento, es necesario también estar un poco loco, pero es que lo de estos vecinos de Oulu pasa ya de castaño oscuro, porque decir que esta gente estaba loca es así como decir que el Sol está a sólo un par de kilómetros de nuestro amado planeta. Certificado: Estos tíos estaban más sonados que un jodido cencerro (ojo a cómo empieza ‘Lost Souls’), ni más ni menos, pero cuidadito, que si nos ponemos a analizar como amarran los mocitos sus instrumentos, tampoco acabábamos en una semana. Casi nadie los BELIAL; Madre mía…

Añadido a lo ya expuesto, es de obligado análisis otro motivo que excede ya de lo meramente musical o artístico, y es que con gente como BELIAL (como sucede con los noruegos MAYHEM o el mismísimo Quorthon y sus BATHORY) hay que tener también muy en cuenta el factor simbólico o como también se dice “de culto”. Y es que esto es así: Es innegable como algunas otras bandas finlandesas contemporáneas a su existencia, sin duda hicieron gala de un mayor acopio de talento, simpatía (esto desde luego) o visión de negocio, pero ojo que si omitimos a los monstruos intocables XYSMA, absolutamente nadie en la escena podría copar sus mismos niveles de hermetismo, rumorología o mística. Que los tipos existieron envueltos bajo el manto de un negro aura de malévolos efluvios salta casi a la vista cuando uno se topa con algunas de sus fotos “vintage” de la época (tremendas), aunque ojo: que no hablo ya solo de las pintas que me llevaban las criaturas, sino de algo definitivamente más amenazante y perturbador: Esa mirada perdida al infinito y esa inquietante y apática pose de que uno está, pero no del todo.

Al margen de todo el rollo este que os largaba hace tan solo un instante, hay algo importante que jamás hay que perder de vista, y es que el trabajo de estos finlandeses puede mirarse de tú a tú con lo que sea y con quien sea que se le ponga delante, a cualquiera de los niveles (intensidad, actitud, salvajismo, ejecución). Equiparar al trabajo de estos muchachos con la imagen de una violenta avalancha que se viene abajo para arrasar con todo, se me antoja cuanto menos insuficiente, aunque vaya… no es deber mío convencer a nadie de ello. Aquí dejo mi testimonio, y para quien quiera hacerlo también suyo, constatar como por ahí anda vagando errante este tempestuoso ‘Wisdom of Darkness’, a la espera de que alguien lo vuelva a rescatar para recordarle que el Death Metal tocado con dos bemoles cuadrados es lo más grande que existe sobre la faz de esta maldita Tierra.

Sin tonterías. Sin accesorios superfluos que no llevan a ninguna parte. Sin piedad. Arrancando y frenando sólo cuando hace falta, estos son BELIAL; Élite aristócrata del género, que los que saben de qué va esto no olvidan fácilmente.

Último aviso: IMPRESCINDIBLE.

Valoración: 9.5

Jarno Koskinen: Voz
Jukka Valppu: Guitarra
Jarno Anttila: Guitarra
Jani Lehtosaari: Bajo & Guitarra Acústica
Reima Kellokoski: Percusiones

Sello
Lethal