Battlerage - Blood, Fire, Steel

Enviado por Hawkmoon el Vie, 22/06/2012 - 18:02
2504

1. The Devil’s Wings Bring Fire from Hell
2. Die By the Power of the Axe
3. Battlefield Belongs to Me
4. The Blind Dead
5. Black Hordes, Arise!
6. Wine of the Wicked
7. Warmachine
8. True Metal Victory

Coros cerveceros, cabalgada épico-cabrona, recuerdo al pasado (a un pasado que no quiere volver), al momentazo de oro que se vivió gracias al trabajo de los mejores Accept, Running Wild, Grave Digger, Paragon y demás gladiadores heavy-cañeros. Ante todo, pose guerrera.

Heavy-Power asalvajado, maleducado. Y, sobretodo, jodidamente entregado. Muy cañero, oye. Power, sí. Pero olvida las mariconadas a lo Hammerfall. Battlerage, amantes tanto de lo clásico como de lo oscuro, apuestan por una movida más violenta que, pongamos, un "Crimson Thunder". Más acero, vaya.

Tufo a 1987 y ganas de hermanarse con la parroquia más true del cotarro. Los chilenos, y con su segunda obra, "Blood, Fire, Steel", que sucede a "Steel Supremacy" (no se matan con los títulos, vamos), vienen para quedarse. Otra cosa, claro, es que lo acaben logrando. Con unos Manowar en plan chiste, la vieja guardia sin fuelle y una nueva horda, de mariconazos más bien, que, para nada, ha sabido recoger el testigo, nunca se sabe.

Una portada bien true, realmente elegante, realmente currada, con su guerrero como prota, con su hacha (enorme, a lo Slaine) y con unos cabezones como trofeo (¿serán de anti-trues?), nos invita, y de buena gana, a entrar en los mundos de Battlerage. Su primer trabajo, aún sin ser un jodido "Triumph of Steel", me divirtió, me hizo pasar un buen rato. Me mantuvo alerta, coñes. Disfruté. Y tengo ganas de seguir haciéndolo, coñes. A currárselo.

"The Devil’s Wings Bring Fire from Hell", el primer asalto, ya toma posiciones. Qué comienzo, chato. No podrás quedarte quieto. Oleaje Power-Thrash, primitivo y corta-cuellos. Híbrido Grave Digger-Forbidden, que te pondrá las pilas. Fox-Lin Torres (el nombre se las trae), el voceras, tiene huevos, los guitarras, aún dentro de unos parámetros poco innovadores, se marcan una movida bien heavy, bien durota y vacilona. Disfrazados de Manowar, pero con el alma de unos Venom. Demonios disfrazados de vikingos-true. De todo hay en la viña del señor, dicen.

"Die by the Power of the Axe" (a lo Omen, y con un título que...jejeje...manda cojones), "Battlefield Belongs to Me" (con tono Annihilator '2000), "The Blind Dead" (intro molona, de "La Noche del Terror Ciego", para una movida groovie-venom-slayerista), "Black Hordes, Arise!" (en plan Slayer) y "Wine of the Wicked" (molona, aunque abusa del metraje) llenan el campo de batalla de ojos, de manos y de dientes. Los mendas lo cortan todo. Te hechizan con tu magnetismo melódico y, ala, al descuidarte...cabezón (tú cabezón) rodando y rodando.

"Warmachine", el himnazo del disco, el temita que te encenderá, vacila de músculo desde el segundo uno. Mucha chulería, mucha movida pasada, corera, riffera. Martillo Power-True, que no te deja en paz hasta que no eres más que una pizza humana (y digo "humana" por respeto a tu persona). Gamma Ray y Manowar, como hermanos, viviendo bajo el mismo techo, luchando en el mismo bando. El "Heavy Metal Universe" de los chilenos.

"True Metal Victory", tema-título, nos despide de la batalla. Más despliegue de caña y melodia en el track más largo, el que más se tratan de currar (aunque no es que mejor les queda). Unos buenos músicos, apasionados, que, aún repitiendo mucho patrón, y ya demasiado sobado, suenan auténticos, realmente heavy-metálicos, cañerotes y bravos. Buen acero chileno, oye.

3 cuernos (altísimos) para los Manowar chilenos. Actitud: por un tubo. Caña: la que quieras.

¡¡¡Chela and Kill!!!

Fox-Lin Torres: Voz
Daniel Román: Guitarra
Luis Arenas: Guitarra
Felipe Vuletich: Bajo
Francisco Vera: Batería

Sello
Metal on Metal Records