Battlecry - Today Belongs to Us

Enviado por Hawkmoon el Dom, 24/06/2012 - 21:12
2510

1. Blood and Honour
2. Break The Spell
3. Hollow Man
4. New World Order
5. Don't Cry for the Angels
6. Skull Splitter
7. Mo Chroi
8. Vienna
9. Desperate Hours
10. Thunder From Down Under
11. Soldiers of Steel
12. Today Belongs to Us

Battlecry, combo americanote, de Nueva York, algo racistas (lee las letras), compuesto únicamente por dos mendas, el bajista y vocalista David Johnn, y el guitarra, también bataca, Richard Stewart, viven ya su tercera aventura metálica.

"Battlecry", su debut del 2005, y "Keepers of the Light", continuación que no mutó en exceso el mensaje, la onda speedico-metalera, ya cuentan con un nuevo hermano. Su nombre: "Today Belongs to Us". Modestos no nos han salido los chicos. Usakas y heavys. Normal, claro, que vayan de sobrados. A ver si se lo pueden permitir. Orejón al canto.

"Blood and Honour" y "Break the Spell", los dos tracks de apertura, vacilones y ochenteros a rabiar, más que la saga "Rambo", entregan un material mega-sobado, mega-digerido ya por las legiones acerísticas, pero, a la vez, el sentimiento cunde, la onda se vende bien. Soletes heavy-molones, rítmicas que parten cuellos, melodia, fuelle y energia. David, el prota, el cantante, no es el mejor del reino, no llega muy alto, ni te cambiará la vida, pero le pone interés, macho. Su voz, dotada de cierta ira, le da su rollete al movidón.

Las muy tópicas "Hollow Man" y "New World Order", "Don't Cry for the Angels" (la baladita. Y currada, oye), la speedica "Skull Splitter", "Mo Chroi" (instrumental cojonuda) y "Vienna" (la más completita de la obra, bien sólida) siguen, erre que erre, con la cantinela de la dominación. Rednecks bravucones, descerebradotes, orgullosos de su raza (como si la hubiesen decidido ellos...), que se toman, y muy en serio, su obra. Lo malo, lo lamentable, es que la movida a nivel letras, uffff, no es recomendable para peña con más de tres neuronas. Y la música, lo que más dura la tiene que poner, nos la pone, únicamente, morcillona. Tópicos y, aunque muy enérgicos, algo privados de magia. Dos tios que juntos suman un cerebro se quieren convertir en los nuevos Judas Priest, en los nuevos Helloween. Menudo morrazo, colega. Nazis y reyes del Heavy. Usakas. Dios los cría...

"Desperate Hours", "Thunder From Down Under" y "Soldiers of Steel", más Metal conquistador y parte-cuellos (aunque solamente da collejas), nos lleva ante el track de cierre. Los nenes se van a quemar la granja del Danny Glover de turno y, claro, lo harán por la puerta grande. Declaración de intenciones (cutre-casposa-aria-manowariana), un buen alarido de cuerdas, un buen retumbar de tambores y otro clásico metálico, versión cartón-piedra, para la saca.

No se inventa nada, los mendas no te caerán demasiado bien y su Heavy Metal, pasadísimo de rosca, no es intocable. Está destinado a olvidarse. Las moviditas sobadas, si no están recubiertas de magia, de auténtica personalidad, me aburren soberanamente. Me molan los clones...pero no los clones desganados. No hay hambre, real, de conquista, de gloria. Aquí hay cierto talento, no se niega. Pero hay demasiada pose. Tanta que oculta el talento. El auténtico resquicio de la influencia (bien asimilada).

Mejor que sigan con sus pintas de Casper, de locuelo de la Semana Santa, los sábados por la noche. Les va más que lo de ir de Iron Maiden por la vida.

"Today Belongs to Us". No lo creo. Ni el "hoy" os pertenece.

2 cuernos (altos) para el Heavy Nazi de Battlecry. Buenos temas junto a mucha caspa.

Para ir de malo, de malo "de verdad", para no dar la nota y ser un cutrón, hay que serlo. Eso es lo principal.

Nada peor que querer ser el puto Joker y acabar como secundario cutrón, de esos a los que Chuck Norris tumba de un solo patadón.

David Johnn: Voz y bajo
Richard "Spartan" Stewart: Guitarra y batería