Battle Beast - Unholy Savior

Enviado por Marcapasos el Lun, 12/01/2015 - 01:38
2096

1. Lionheart (4:53)
2. Unholy Savior (5:36)
3. I Want the World... and Everything in it (4:37)
4. Madness (4:01)
5. Sea of Dreams (5:01)
6. Speed and Danger (4:38)
7. Touch in the Night (4:27)
8. The Black Swordsman (1:15)
9. Hero's Quest (2:30)
10. Far Far Away (3:46)
11. Angel Cry (3:33)

*Bonus Track*

12. Push it to the Limit (3:20)

Formados en 2008, en las norteñas tierras de Finlandia, la banda Battle Beast ha sabido cómo no pasar desapercibidos por casi nadie en la escena metalera europea. Con ya dos álbumes de estudio en su haber, el directo y crudo “Steel” (2011) y un segundo homónimo (2013), han sabido venderse más que bien, con una puesta en escena verdaderamente envidiable y una fórmula musical de lo más eficiente. En resumen, una banda de lo más prometedora.

Y a muy poco de empezar este año 2015, se encuentra recién lanzado su nuevo trabajo de estudio, “Unholy Savior”, dando a mostrar una portada de lo más molona, por qué no decirlo, alejándose un poco del estilo de ciencia ficción de los dos discos anteriores, adentrándose en otro más épico y fantástico. Portada guapa donde las haya.
Pero aquí nos importa el contenido, y bien sabemos que no se puede juzgar un CD por su portada. Proclamado el rollo, ¡al lío!

Se hace notar, nada más comenzar el disco, que los chicos de Kabanen han querido ofrecernos un entrante de lo más grande y fortuito, "Lionheart", cuyo comienzo es poderosamente melódico, aunque rápidamente entran riffs más heavies al más puro estilo Accept. Posteriormente de escuchar la grave, pero melódica voz de Noora Louhimo, así como los enfurecidos coros entonados por la banda, pasamos a escuchar el estribillo, toda una genialidad que atrapa enseguida. Grandísimo comienzo al que le sigue el tema homónimo, "Unholy Savior", track un tanto más Heavy clasicote, a pesar de la fuerte presencia de los teclados (una unión que funciona muy bien), poseyendo, además, un estribillazo de lo más hímnico, e incluso algún espacio para toques medievales. Ojito al solo, exquisito.
Lo primero que llama la atención al comenzar "I Want the World... and Everything in it" es su más que pegadizo riff, repleto de contundencia, y una entonación vocal más agresiva, llegando a participar, junto a Noora, Anton Kabanen, como suele hacer en no poco contadas ocasiones (“I WANT THE WORLD!!”).

También tenemos "Madness", tema con un gancho increíble, con puentes cargados de energía y coros melodiosos, aunque no simpaticones, precisamente, contando tras su guardia con un estribillo que comienza sin avisar, pero que nos engancha de inmediato.
Como todo buen disco Heavy, tiene que haber sitio para una buena balada. Y, si resulta bien conseguida, mejor. Pues bien, podemos decir abiertamente que los Battle Beast, con su "Sea of Dreams", lo han conseguido. Muy lenta, muy apaciguadora, con una flauta y un sintetizador que hará sus veces de percusionista (nunca me han gustado los elementos sintetizadores, más bien al contrario, pero en “Sea of Dreams” dan un toque light, negativo para nada). Es un tema con mucha emotividad y melodía. Perfecta para los amantes de los temas más lentos.
Pero Battle Beast sabe muy bien a lo que viene: pues a dar caña de la buena. Y qué mejor caña que la que ofrecen con "Speed and Danger", demoledora, sin compasión, e incluso con tintes thrashers en los riffs y el ritmo vocal de Noora en los puentes. Por otra parte el estribillo está cargado de pura síntesis entre Heavy y Power Metal, llegando a entrar toda suerte de juegos teclistas. Pero la verdadera sorpresa viene en el minuto 2:54, la cual no desvelaré… ahí lo dejo. “Speed and Danger”, tema de lo más curioso, y una de las mejores representaciones de la heterogeneidad musical que poseen los finlandeses, desde lo más duro, hasta lo más melódico y técnico.

Hasta ahora hemos mantenido un excelso nivel. Sin embargo, la banda baja unos cuantos estrados en "Touch in the Night", canción en la que los teclados y sintetizadores dejan muy apartadas a las guitarras. Resulta una pieza sin mucha garra, y su estribillo puede resultar muy poco apropiado para una banda como Battle Beast, como si fuera una canción floja de Nightwish. Tampoco es un suspenso absoluto, tiene sus puntillos, aunque nada quita lo que es: tema flojete, falto de fuerza.
La siguiente pieza está dividida en dos tracks diferentes, a saber, "The Black Swordsman" y "Hero's Quest", la primera muy, pero que muy breve (un minuto y poco), acústica y muy sentida, en cuya transición a su compañera, enteramente instrumental, resalta por todo su armamento de aventureros teclados y cabalgadores riffs y bajo, con alguna participación de la banda en los coros.
El décimo track, "Far Far Away", no tiene nada novedoso que mostrar, visto lo visto, pero sienta realmente bien la vuelta al Heavy más ochentero (el riff principal me recordó muchísimo al de “2 Minutes to Midnight” de los Maiden), manteniendo, cómo no, la esencia Power en los teclados y el estribillo.

Nos despedimos del disco con "Angel Cry". De nuevo, una balada bastante tranquila, pacífica, estremecedora (parecido al modo baládico de Stratovarius) y con muchísima clase orquestal. Un cierre sublime.

“Unholy Savior” es un paso adelante para Battle Beast, y una muestra de los parámetros evolutivos por las que la banda ha deseado (y desea, seguramente) seguir a lo largo de su carrera.
Es un álbum con muchísima diversidad musical, desde lo más Heavy hasta cualquier rama del duro Power que practican. Muy buen nivel compositivo, mucha energía y cero aburrimiento, pues aquí dan pie con bola de sobra. Superior a su predecesor, “Battle Beast”, e inferior a su debut, “Steel”. Disco correctísimo, eficaz y muy recomendable. Difícil no caer ante la oferta de estos finlandeses, y a caballo regalado… a servirse se dijo.

Tres cuernos altos por mi parte, 7.5/10 para la nueva apuesta disquera de la bestia batalladora.

Noora Louhimo / Voz
Anton Kabanen / Guitarra, voz
Juuso Soinio / Guitarra
Pyry Vikki / Batería
Janne Björkroth / Teclado
Eero Sipilä / Bajo

Sello
Nuclear Blast