The Barque of Dante - Final Victory

Enviado por Marcapasos el Dom, 11/06/2017 - 23:05
3941

1. Intro (01:59)
2. Final Victory (03:45)
3. Last Moment (05:06)
4. Farewell (04:30)
5. Dine in the Hell (05:30)
6. Immortal King (06:27)
7. Warrior's Ballad (04:55)
8. My Spirit Will Go On (DragonForce cover) (07:54)

Desde su desencadenamiento a mediados de los 80’, el estilo Power Metal, tras la conquista de Europa y el continente americano, ha logrado extenderse al resto del globo. Quien de Power sabe, bien habrá de reconocer que las miras de uno se quedan cortas si obviamos la cantidad de bandas que podemos encontrar en Oriente.

En cuanto a Power Metal chino, uno de los nombres más destacados siempre ha sido el de Barque of Dante, así como uno de los más recomendables a la hora de escapar de las hogareñas tierras de Europa y Norteamérica y explorar nuevos terrenos y puntos de inflexión a los que esta música puede llegar.

Encabezada por Xien Zhiheng (un gran interesado por la cultura y el arte europeos) y fundada en 2004, la banda (The) Barque of Dante toma su nombre de una de las pinturas del artista francés Eugène Delacroix, La barca de Dante (1822), o Dante y Virgilio en los infiernos, la cual serviría de portada para su demo Paean for Hero, del cual solo se llegaron a producir 50 copias.

El proyecto, que escogió el Power melódico como principal baza, fue creciendo con los años, y en 2009 se dio la oportunidad de producir su álbum debut, el cual se tituló Final Victory y cuya cubierta presentaba otra obra pictórica clásica, La dama de Shalott (1888), del prerrafaelita John William Watterson, influenciada, a su vez, por el poema artúrico épico homónimo que publicó el inglés Lord Tennyson entre 1823 y 1843, lo cual nos trae en cuenta por el estilo lírico y fantástico que imbuye al presente disco.

Tristemente, a veces los planes no marchan como uno quiere, y a Barque of Dante les tocó pasar una de las peores rachas imaginables, tanto como músicos como habitantes de China: durante la producción del álbum sucedió el trágico terremoto de la ciudad de Mianyang, que dejó tantas víctimas a su paso y, a parte, gran parte del equipo de grabación destruido y perdidos todos los tracks y samples del LP, por lo que la banda se vio obligada a recomenzar la labor prácticamente desde cero. El grupo no receló a la hora de seguir adelante y, una vez el álbum llegó a las tiendas de chinas, éste fue dedicado a todas las víctimas de la catástrofe.

No hace falta recalcar cuál dificultoso resultó producir este debut y, obviamente, el trabajo final, a nivel sonoro, no resultó ser tan óptimo como debería en principio. Sin embargo, se trata de una obra en la que lucen sin problemas todos los puntos que hacen de Barque of Dante una banda tan especial en su terreno. La introducción orquestal de la que dispone nos deja con ansias de saber qué va a acontecer en breves instantes, y la tensión no se ve desmerecida al llegar con todo su esplendor la canción titular, Final Victory, épica, con ambientes medievalescos muy logrados, en resumen, un golpe certero para comenzar.

Las habilidades técnicas quedan suplidas en Last Moment, sobre todo en su despliegue instrumental lleno de movimientos progresivos y numerosos solos de guitarra, mientras que Farewell nos sitúa en los planos más bellos y dulces por medio de una hermosísima balada, un gran dueto entre Xien y la vocalista femenina Wei Jing, tomando también su relevancia el violín interpretado por Lee Ying.

Dine in the Hell es una tónica que tira más por el Heavy/Power, con gruesos riffs de guitarra y un ambiental uso del teclado, aunque el tema que se lleva la palma no es otro que Immortal King, una canción orientada hacia el Metal neoclásico, tomando el legado de bandas como Rhapsody, Stratovarius e, inclusive, Nightwish (su estructura recuerda muchísimo a la de aquella Pharaoh Sails to Orion). Aun así, tampoco se queda muy atrás Warrior's Ballad, segunda balada del álbum, ésta vez envuelta en un halo de folclor chino, un remanso agradable de paz e intimismo para con el alma.

Será poco ortodoxo, pero lo cierto es que me gusta cómo decidieron ponerle punto y final al disco: con un cover. ¿De qué banda? ¿Helloween? ¿Iron Maiden? ¿Stratovarius? Pues ninguna de las grandes bandas clásicas que podrían venirse a tu mente, si no, más bien, DragonForce y el tema que abría su estupendo Sonic Firestorm, My Spirit Will Go On. Obviamente, no podemos esperar una versión mejor que la original, y se nota que a Xie le cuesta seguir el tono de ZP Theart, pero suena muy fiel en todo momento, y los guitarristas Wang Hongyu y Zhang Bei emulan muy bien lo logrado por Herman Li y Sam Totman (básicamente, el solo lo bordaron, lo cual no debió ser sencillo). En resumidas cuentas, una forma divertida y distinguida para finalizar este Final Victory, un álbum sólido y que deja a su banda apuntando buenas maneras.

Lástima esa producción que pudo haber sido mejor, aunque nada habremos de recriminarles a estos buenos músicos que, a partir de este álbum, trazaron su propio rumbo en pos de una formación más selecta y de desarrollar lo aprendido aquí, lo cual quedó patente en su segundo disco de estudio, Lasting Forever.

Hoy en día, Barque of Dante, gracias a su esfuerzo, ha ganado mayor relevancia en Occidente y, básicamente, se trata de la banda de Power Metal más importante de China junto a Gaia’s Prelude.

Para concluir, queden tres cuernos medios (7/10) para la primera victoria de Barque of Dante. Su música mejoraría y maduraría con los años, pero este es un disco que ningún melómano power-metalero debe perderse.

Xie Zhiheng / Voz, guitarra, bajo
Wang Hongyu / Guitarra
Zhang Bei / Guitarra
Lee Ying / Violín
Wei Jing / Voz (femenina)

Sello
Mort Productions