Backyard Babies - Diesel and Power

Enviado por Astbury el Sáb, 30/05/2020 - 08:33
558

1 Smell the Magic
2 Bad to the Bone
3 Strange Kind of Attitude
4 Diesel and Power
5 Love
6 Wild Dog
7 Fly Like a Little...
8 Electric Suzy
9 Kickin' Up Dust
10 Should I Be Damned
11 Fill Up This Bad Machine
12 Heaven in Hell
13 Shame

Ríos de tinta se pueden encontrar sobre Total 13, disco emblema de Backyard Babies (y de toda la fucking movida del rock revival escandinavo de los 90) y tan poco se habla de Diesel & Power, como si el primer larga duración de Borg, Dregen y compañía fuese una pieza menor o descartable. Jo Jo Jo, me río en tal caso, pues esta placa es una jodida joya.

Mientras que el -merecidamente- afamado Total 13 tira más del high energy RnR y punk, Diesel & Power es mucho más rockanrollero, con la mira puesta en los Guns and Roses o Dogs D'Amour por citar algunos ejemplos. Después de todo BB tenía bastante de Hard en sus inicios, allá en el lejano EP de 1991 “Something to Swollow”.

Resumiendo, mismo espíritu, mismas ganas, distinto envoltorio. Canciones que superan holgadamente los ‘4, más elaboradas (con intros, acústicas, slides y hasta algunos arreglos de piano y armonica escondidos por ahí). No tanto palo y a la bolsa ¿Se entiende? Es darle play al asunto y dejar todo en evidencia, con la intro Smell the Magic que ensambla a la perfección con Bad to the Bone (presentadas como una única canción en el siguiente video Smell the Magic-Bad to the Bone). Que carta de presentacion, vaya. Rock and Roll de poso añejo, sucio, viciante.

En esta misma vena tenemos a Kickin' Up Dust (una mis preferidas de Diesel & Power y de Backyard Babies en general), Love, Wild Dog, Diesel & Power, todos temazos con ese toque “gunner” que les sienta de puta madre. Creo yo Nick Borg nunca cantó tan bien como en esta placa. Ese dejo áspero y rústico queda perfecto con la propuesta. Y las guitarras de Nick y Dregen nunca emanaron tanto feeling como en Diesel & Power. Pensar que estamos hablando del mismo Dregen que grabó el mismisimo Total 13 y los dos primeros misiles de Hellacoperts (Supershitty to the Max! y Payin' the Dues). Que diferencia, ni mejor ni peor, simplemente distinto. Otra muestra son los 8 minutos de Shame, corte épico y molón sin precedentes.

De todas maneras en Strange Kind of Attitude, Electric Suzy y Fill Up This Bad Machine vamos a encontrar chispazos de lo que vendría 4 años más tarde, composiciones mucho más aceleradas y punkarras. Que son los Backyard Fucking Babies después de todo, solo que acá iban de rockerillos.

El álbum es largo y variado, hay para todos los gustos. Si hasta un medio tiempo más bluesy nos dejan con la exquisita Heaven in Hell y una baladita acústica en Lies, esta última para quienes cuenten con la reedición del 2006. La producción, tirando a justa y de escasos recursos, diría le sienta perfecto a placa, sonando natural, simple y dejando que las composiciones brillen por mérito propio.

La historia es más o menos conocida, y repetida más que el ajo. Luego de un cierto reconocimiento inicial (con su pico en Total 13) y con el afán de ampliar la base de fans y llegar a más público fueron comercializando un poco más su propuesta y perdiendo la chispa y esencia de sus primeros dos discos. Igual es de destacar que sigan activos a la fecha y exactamente con la misma formación, se nota que sienten lo que hacen y aman este rollo.

Yo los recordaré siempre como esos jóvenes escandinavos que amenazaban con comerse el mundo y cuya chispa ayudó a mantener vivo el legado del rock and roll cuando éste no era negocio.

8 Astburys.

Nicke Borg: Lead vocals, rhythm guitar
Dregen: Lead guitar, backing vocals
Johan Blomqvist: Bass guitar
Peder Carlsson: Drums

Sello
Megarock Records