Avenger - Prayers of Steel

Enviado por Hawkmoon el Dom, 03/06/2012 - 15:56
2478

1. Battlefield
2. South Cross Union
3. Prayers of Steel
4. Halloween
5. Faster than Hell
6. Adoration
7. Rise of the Creature
8. Sword Made of Steel
9. Bloodlust
10. Assorted by Satan

1985, chavalín. Era dorada para el reino del Heavy Metal. Y en todas sus vertientes.

El reino clásico, el de Maiden, Accept o Priest, estaba en lo alto. El Thrash estaba a nada de imponerse como la música más auténtica del mundillo y, claro, los entes speedico-powerosos, aquellos que se alimentaron de lo mejor de los dos mundos, también querían su porción de gloria.

Avenger, combete alemán creado por Peter "Peavy Wagner", y que pasarían a ser Rage (una de las MEJORES bandas de Heavy Metal de todos los tiempos) en poco más de un año, se unían, como miles, al movimiento. Una fiebre total invadió el mundo, nene. Todos querían ser los nuevos Priest, los nuevos Maiden o los nuevos Metallica. Pero solamente unos pocos, notas con calidad de verdad, con alma inicial de clonador pero con espíritu innovador y aventurero, estaban destinados a serlo. Y Peter, "Peavy" para los amigos y los fans, se sabe ganador. Aunque para hacer una tortilla, claro, hay que romper unos huevos. Si quieres el trono, pues funda una banda. No hay más. No te lo darán por tu cara bonita, Peter (que no es el caso). Ala, a sudar la gota gorda. A empezar a dominar el cotarro, colega. Enséñanos cómo te las gastas. Muéstrale al mundo el futuro fuego de Rage. Aunque sea disfrazado bajo el nombre de Avenger.

Me encanta la portada de "Prayers of Steel". Luce cutre, con sus velas, su libro de hechizos chungos y su aura Venom-Mercyful Fate-Black Sabbath de saldo, pero tiene algo, cierto encanto. Quizás, claro, se trate de encanto casposo. Algo que a nivel particular me llama mucho, pero que entiendo que a otros les parezca, simple y llanamente, mierda. Atmósfera ocultista, nene. Era un referente en el momento. Todo el mundo, aunque le diese cera al glam más mariposón, creía ser el hijo de Lucifer. ¿Y lo que se disfruta con eso, nene? Impagables, joder, las auras satánico-circenses ochenterosas. Nada más cool. Además, si nos ponemos puristas, la portada de Avenger parece la antesala a la amada portada del "Covenant" de los magnos Morbid Angel. "Sabbath Bloody Sabbath", "Prayers of Steel", "Covenant". Todas me encantan. Magia, mal rollo, jodienda oscura y peligro. Metal.

Venga, que ya nos comemos "Prayers of Steel". Si eres un fan de Rage, estás ante un momento histórico. El auténtico nacimiento de Wagner como músico, como líder, como visionario powermetaleroso. Algo así como las demos de Dave Mustaine junto a Metallica antes de que el mendas fundase Megadeth. La semilla que insufló vida a Rage. El inicio, el punto de partida para el combo metálico alemán que mejor partido le ha sabido sacar a la mixtura de ideas.

La primera que llega ante nosotros es "Battlefield", y ya te puedes hacer idea de que un título así, joder, no nos vamos a comer un "Nothing Else Matters". Speed mega-veloz, del que parece que lleve un cohete en el culo, con cierto aire a Motörhead y Venom (aunque con mucha más luz, menos tinieblas y whisky), y con bastante carne parida en la N.W.O.B.H.M. "Peavy", que cree ser Rob Halford, abusa de un timbre que no es para él, que aún no domina como acabará haciendo a principios de los noventa, y chirría un poco. Pero no se apaga el mensaje que Avenger nos envían: Vamos a quedarnos. Aunque sea bajo otro nombre.

"South Cross Union" (Power USA + N.W.O.B.H.M.) se convierte en la telonera para el tema-título, "Prayers of Steel", onda cabalgadora, potentorra, en la que "Peavy" se deja la garganta, las guitarras echan chispas y la batería de Jörg Michael, futura leyenda en el panorama europeo, nos hace sudar la gota gorda. Cervicales a tomar viento, camiseta al aire, air-guitar, molinillo con las pelanas. Lo que sea por sacarlo todo fuera. Onda veloz de cojones. Como un caballo encima de un skate, calle abajo y tirado por el puto bat-móvil. En caso de accidente, no lo cuenta ni el apuntador. Cruza los dedos.

Más Metal sobre nuestra persona. Respirando, poco y mal, bajo el peso del acero alemán. La rasposa y centelleante "Halloween" (que parece parida por unos Black Sabbath con un par de gramos de más), "Faster than Hell" (Motörpowerspeedhead), "Adoration" (onda Running Wild), "Rise of the Creature" (una de las más comercialotas del disco, una de las más "americanizadas", aunque una de las más certeras y sólidas) y "Sword Made of Steel" (himno del que no renegarían Manowar). Puro y duro Heavy Metal. Parido en las montañas británicas, ayudado por el poder del calor americano y, natural, salpicado de puro poder teutón. Movida aún inocentona, aún se vislumbra mucha referencia, pero apuntan maneras.

"Bloodlust" (más cera made in N.W.O.B.H.M., crujiente y, a la vez, amarga, como una tostada algo quemada) y "Assorted by Satan", que comienza acústica y acaba desenfrenadísima, que acaba siendo un estupendo cierre (y que no es más que la prevía al "Firestorm" de "The Missing Link"), chapan la parada. Se acabó lo que se daba. Que no ha sido mucho, no ha sido lo más, pero ha sido lo suficiente eléctrico, ha tenido los suficientes huevos y pegada, para seguir y seguir.

3 cuernos (medio-altos) para Avenger, los pre-Rage, y su fusión metálico-power-speedica.

¿Te gustan Mötorhead, Priest, Maiden, Accept, Venom y Running Wild? Te gustará la onda.

"Peavy" creciendo, aún lejano a ser un maestro, pero defendiéndose bien en el campo de batalla ochentero. Mérito tiene.

Para el fan de Rage, para el fan del Heavy Metal sincero, para el amante del sudor.

Peter "Peavy" Wagner: Voz y bajo
Jochen Schröder: Guitarra
Alf Meyerratken: Guitarra
Jörg Michael: Batería

Sello
Wishbone Records