Avatar - Schlacht

Enviado por Dieguitoacdc el Jue, 21/01/2021 - 14:43
1559

1. Schlacht 02:37
2. Wildflower 02:41
3. All Which Is Black 02:53
4. 4 AM Breakdown 02:28
5. As It Is 03:53
6. All Hail the Queen 02:26
7. When Your Darkest Hour Comes 02:03
8. I Still Hate You 03:18
9. One/One/One/Three 02:50
10. Die with Me 06:02
11. The End of Our Ride 03:10
12. Letters from Neverend 03:49

Creo que ya lo he dicho en previas reseñas, pero me encanta investigar y, si es posible, reseñar los primeros discos de bandas contemporáneas que han alcanzado la fama al tercer o cuarto lanzamiento. En estos considero que siempre podemos encontrar alguna joyita escondida, así como la propia búsqueda del sonido del grupo a través del habitual método “ensayo-error” en el que pruebas diferentes géneros y estilos hasta que encuentras el tuyo (si has escuchado el gran “Metal Magic” de Pantera sabrás a lo que me refiero ).

En esta ocasión mi disco rescatado es “Schlacht”, el segundo trabajo de los suecos Avatar, grupo al que siempre defiendo como uno de los grandes exponentes del Metal actual con un sonido difícil de calificar, aunque en sus inicios fuera claramente más cercano a los cánones del Death Metal Melódico. Esta obra, lanzada en 2007, daba continuidad al buen debut que había sido “Thoughts Of No Tomorrow”, otro disco realmente disfrutable y pendiente de traer a estos lares.

El disco abre con furia de la mano de la homónima "Schlacht", un misil tierra-aire en el que, con sus menos de tres minutos de extensión nos es suficiente para saber que algo ha cambiado entre los Avatar del primer disco y este nuevo lanzamiento. Esa batería omnipresente, Johannes con una voz más madura y, por supuesto, una mayor conexión entre los músicos producida por el paso del tiempo, salen a relucir. Curioso el estribillo de este tema y su similitud con lo que sería el puente de "Silence In The Age Of Apes", uno de sus más recientes cañonazos. Me llama la atención el hecho de que, aunque la traducción sea "batalla" como ya dije, la letra habla de canibalismo (muy buena por cierto). Y es que ese es otro punto a favor del disco: la mayor riqueza lírica que observamos en esta obra en comparación con su predecesora.

“Wildflower” embiste con más agresividad y agudos de Johannes (todavía quedarían un par de años hasta que conociéramos su faceta más melódica), riffs malintencionados y una letra que anima al oyente a plantarle cara a la vida y no dejarse engañar. Uno de los cortes más memorables sin duda de este trabajo y que, por momentos, me llega a sonar cercano a la escuela del Power Metal.

Un buen riff muteado abre “All Which Is Black”, corte más sólido, pero igual de ardiente en cuanto al plano vocal que ejerce el señor Johannes. Mucho mejor, y dinámica, es “4 Am Breakdown”, una canción que parecía adelantar un poco el estilo que los suecos desarrollarían en “Hail The Apocalypse” y “Black Waltz”, con un estribillo más trabajado en cuanto a coros sin renunciar, por ello, a su habitual fiereza.

Y tras tanta destrucción es de agradecer “As It Is”, una pieza melódica y que roza lo que vendría a ser una balada de Death Metal que Johannes aprovecha para bordar con su ya por aquellos tiempos dotada garganta. Después grabarían canciones de este estilo que serían mejores (véase “Bloody Angel”), pero esta no desmerece en absoluto.

Me llama mucho la atención el hecho de que en el disco haya una canción titulada “All Hail The Queen” debido al hecho de la historia conceptual que crearían años después en “Avatar Country” con la personificación del rey de esta ciudad ficticia que titula al disco por parte del guitarrista Tim Öhrström, quien llegaría al grupo en 2011. Tema veloz y que brilla con luz propia cuando gritan al unísono eso de “Bow Down! Bow Down!!!”, así como los posteriores guturales de Eckerström.

Menos sorprendentes, aunque no por ello malas, son “When Your Darkest Hour Comes” y “One/One/One/Three”. La primera me gusta por los muteados y punteos modernos y atípicos en el grupo, mientras que la segunda contiene un gran espectáculo por parte de Johannes. No obstante, ambas me parece que carece del factor sorpresa.

“I Still Hate You” empieza siniestra con el bombeo de un corazón y los sintetizadores hasta que Alfredsson se desmadra tras el doble pedal y se marca una de sus mejores interpretaciones que yo le recuerdo con el grupo. Canción que supera el límite de velocidad que en el espacio se le impone a un cohete, así como un nuevo acierto en el apartado coral del estribillo.
Hasta los seis minutos se extiende “Die With Me”, la canción más larga de una obra que, en líneas generales, posee cortes de poca duración. Mucha atención, ahora sí, a Johannes en su primer acercamiento a su registro melódico y más elegante en numerosos versos para, como mandan los cánones, terminar desgañitándose. Para mí no le sobra ni un minuto a esta pieza.
La recta final de la obra la encaramos con “The End Of Our Ride”, más Death Metal melódico (tal vez Johannes pueda sonar hasta un poco excesivo en esos agudos que, al mismo tiempo, terminan convenciendo al final de cada verso) para mover la cabeza, y “Letters From Neverend”, con su inicio arpegiado y acústico sobre el que pronto estalla una tormenta sonora similar a lo escuchado previamente.

“Schlacht” supone un mayor acercamiento de Avatar al sonido que desarrollarían poco tiempo después y, de hecho, mejora el previo “Thoughts Of No Tomorrow”, pero creo que el tiempo lo ha dejado relegado, y con razón, a un segundo plano. Y es que a partir de aquí, lo que vendría en adelante no bajaría jamás del notable alto. En todo caso, recomiendo mucho este disco para conocer los orígenes de estos muchachos que pronto glorificarían el apocalipsis o al rey de Avatar Country, o nos contarían las batallas de un águila y un búho.

Schlacht

4AM Breakdown

Wild Flower

Johannes Eckerström: voz.
John Alfredsson: batería.
Jonas Jarlsby: guitarra.
Simon Andersson: guitarra.
Henrik Sandelin: bajo.

Sello
Gain Music