Angra - Rebirth

Enviado por TenzaZangetsu el Mié, 26/03/2014 - 21:10
1189

1. In Excelsis - 1:03
2. Nova Era - 4:52
3. Millennium Sun - 5:11
4. Acid Rain - 6:08
5. Heroes Of Sand – 4:39
6. Unholy Wars - 8:14
7. Rebirth - 5:18
8. Judgement Day - 5:40
9. Running Alone - 7:14
10. Visions Prelude - 4:32

Si sobrevives con grandeza a la marcha de un vocalista icónico, eres más duro que el jodido ejercito espartano de 300. Hay que preguntarles eso a Kiko Loureiro y a Rafael Bittencourt.

Luego de Fireworks, un álbum muy bueno y coherente con el legado de una de las más grandes representaciones del Power Metal, los brasileños Angra, su vocalista y líder –hasta el momento- de la banda, André Matos, se largaba de la nave carioca. Los motivos se discuten hasta el día de hoy, pero no cabe ninguna duda de que se trataba de una suerte de lucha de poder entre los dos cabecillas, Loureiro y Bittencourt, con el más que talentoso Matos. En un arrebato de disconformidad, también se fue de la banda la base rítmica, Luis Mariutti (bajo) y Ricardo Confessori (batería). En otras palabras: Angra estaba jodidamente moribundo.

No dudo que la dupla de guitarristas estuviera cabreada por semejante traición a su grupo pero ellos, en una especie de declaración de principios a lo que les había hecho Matos, deciden resucitar a la icónica banda como un fénix iracundo, dispuesto a quemar todo lo que yacía en su camino. ¿Los fans creen que están acabados? Nah, esto solo ha empezado, colega. Ellos siempre han sido al menos el 50% de la composición de la banda y su vocalista, por más notable que fuera, no los iba a detener en su conquista del reino metalero más alegre y melódico. Helloween tratando de ser oscuros, Blind Guardian comprometidos con su estilo épico y carente de musculo guitarrero, Running Wild ignorados como siempre, Gamma Ray comenzando a repetirse…el Power Metal necesitaba a un exponente que salvara el día con algo fresco y potente. Así nació Rebirth, la venganza de Kiko y Rafael contra Matos.

¿Cómo reemplazas a un sujeto que estuvo a punto de reemplazar a Bruce fucking Dickinson en Iron Maiden y que ha cautivado a millones con su registro virtuoso? No es fácil, pero Angra no van por trayectos fáciles. La grandeza se consigue con trabajo y el puto respeto se GANA. La banda hace audiciones y se decanta por un rubio que también quiso ser el nuevo vocalista de la Doncella (hombre, Maiden si tuvo un elenco de candidatos envidiable), llamado Edu Falaschi. El brasileño, con un registro capaz de alcanzar notas altas como Matos pero con un deje más aguerrido, era el elegido para liderar esta dura cruzada de revancha. Son considerados sus jefes y le conceden dos escuderos de lo más recomendable: Felipe Andreoli en el bajo y Aquiles Priester en la batería, siendo estos dos tremendos cracks en sus instrumentos. Angra son unos virtuosos y solo se rodean con lo mejor. La mejor alineación había nacido e iban a por todas. Si vas a renacer, has que esta vida sea mejor que la anterior. Aprende de tus errores.

Dejémonos de tonterías contextualizadas y enfoquémonos en la excelencia de este Rebirth, donde Edu demuestra que no tiene nada que envidiarle a su predecesor y la banda demuestra que, si antes tocaban bien, ahora quieren pasarte por encima. Con deseos de retribución y hambre se hace el mejor Metal. Es de sobra conocido. No importa si la portada es algo promedio –nunca he sido muy fan de las portadas de los brasileños- o el Matos ya no está. Si eres grande, serás grande hasta conmigo en las vocales. Así que callemos y escuchemos la primera resurrección de los brasileños más alegres y virtuosos de nuestro credo.

Una introducción algo irrelevante con In Excelsis (estoy harto de tantas introducciones) nos abre paso para la genial y rápida Nova Era. Si vas a tocar Power Metal, déjate de mamar tanto del Keeper… y escúchate este temita para que sepas que hay otras formas de tocar el género: es agitado, melódico y directo. Edu canta fenomenal y el estribillo debe ser de lo más positivo que he oído en mi vida. Bittencourt y Loureiro, dos seis cuerdas que están tan parejos en nivel, despachan melodías encantadoras en todo momento. No sé ustedes, pero yo ya me olvidé del sujeto ese que estaba antes en el micrófono. ¿Cómo es que se llamaba? Aquiles y Felipe lo hacen muy bien con sus instrumentos y recomiendo verlos en vivo para que vean lo realmente buenos que son con sus instrumentos. Las letras también son inspiradoras para cualquiera que se sienta pesimista o negativo por algún infortunio en su vida. ¡Así se hace, coño! Así es como se toca buen Metal melódico.

Luego de una tormenta Power Metal sin parangón, apaciguan nuestros corazones con ese principio de piano, violines y Falaschi en plan estelar con Millennium Sun. Algunos podrán acusarme de pedante y robótico, pero yo pienso que este conmovedor inicio se erige como un arranque tremendo para los ritmos trepidantes que se desatan a la postre. Edu tiene gancho y es un poco más duro en su ejecución que Matos, pero yo lo aprecio más que al anterior. A pesar de todo, me parece la canción más floja de todo el álbum. Esta precede a la épica Acid Rain. Los Angra en plan Rhapsody, joder. Luego recuperan los sentidos y los guitarristas sueltan un riff ganchero, con un batería inspirado y un Edu que lo está dando todo, a sabiendas de que uno no se une a un grupo de esta envergadura todos los días. Claro, no dudo que sufrió uno que otro latigazo por sus jefes a la hora de cantar estos temas en el estudio. ¿Por qué otra razón su voz no resistiría este ritmo con el pasar de los años? En fin, no entremos a terrenos fangosos. Como todas las canciones, esta tiene un gran estribillo y denota la habilidad compositiva de la banda. Te da una sensación de alegría genuina el escuchar este álbum. No se siente forzado o premeditado; más bien todo lo contrario, se siente apasionado y que fueron a por todas.

Con una balada de talante preciosista y bello, Heroes Of Sand muestra el lado más íntimo de la agrupación y si no te gusta este temita, amigo, es que eres un descarado. Estaría siendo redundante si enfatizo en el buen hacer de los miembros porque todos están en un nivel muy alto; tanto los nuevos como los veteranos. Es más suave que el resto de los temas pero se mantiene inquieta y con energía, haciendo que uno se mantenga entretenido. A veces las baladas pueden ser aburridas porque te calman de más pero aquí dieron justo en el clavo. También están orgullosos de su herencia carioca y el inicio folclórico de Unholy Wars deja bien en claro esa declaración mía. Si pensaron que se estaban fumando algo muy bueno, no teman, que en nada se convierte en un festín de melodías atrapantes y un golpe más potente en comparación a temas previos. Es una canción generalmente rápida pero con sus momentos más tranquilos, para que reposen en pos de un final memorable. Sin extenderme mucho, debo decir que el riff principal de la pieza es tremendo. Interesante ese “yeah!” tan Hetfield de Edu en el ocaso de la canción.

El tema título, siendo una balada más tranquila y rica en matices, terminar de cimentar a la nueva encarnación del combo como una de armas tomar. Esa progresión tan natural y orgánica entre los múltiples ritmos por los que surca este trabajo, solo puede ser logrado por músicos capaces y talentosos. Angra no han sido los más innovadores del estilo pero sí que tienen su sello y calidad indiscutibles. La segunda parte de esta canción es cuasi Speed Metal en algunas secciones. Judgement Day es un tema algo tranquilo pero rebosa de nivel con sus ritmos galopantes. Te machacan (según los estándares del Power Metal) con esos riffs. Así me gusta.

La segunda mitad tira por terrenos más épicos y grandilocuentes, pero creo que eso queda muy bien. No vamos a ser tan quisquillosos para quejarnos por un poco de variedad en su propuesta. Running Alone es un temazo por donde lo veas, con una abundancia de melodías atrapantes y los instrumentistas con un rol protagónico. Si terminas con una canción suave como Visions Prelude, es que sabes muy bien donde van las baladas 100% tranquilas. Siempre me encantó como Purple acabó ese Stormbringer con Soldier Of Fortune, manteniendo el paso del álbum natural y nunca interrumpido. Así termina este Rebirth, con esas tenues notas de piano que silencian tu voz y llenan tu espíritu.

Cinco cuernos (bajos) para Rebirth. A mi parecer, el mejor trabajo de Angra.

• Aquiles Priester — Batería
• Kiko Loureiro — Guitarra
• Edu Falaschi — Vocales
• Felipe Andreoli — Bajo
• Rafael Bittencourt — Guitarra
Invitados:
• Gunter Werno – Piano, teclados
• Andre Kbelo, Zeka Louriero, Maria Rita, Carolin Wols – Voces de fondo
• Roman Mekinulov - Cello
• Douglas Las Casas - Percusión
• Mestre Dinho & Grupo Woyekè – Voces maracatu en Unholy Wars

Sello
Steamhammer