Angelus Apatrida - Cabaret de la Guillotine

Enviado por keysersöze el Mar, 08/05/2018 - 13:47
573

1.Sharpen The Guillotine
2.Betrayed
3.Ministry Of God
4.The Hum
5.Downfall Of The Nation
6.One Of Us
7.The Die Is Cast
8.Witching Hour
9.Farewell
10.Martyrs Of Chicago

Hay pocas cosas en la España actual que me hagan enorgullecer por mi país, pero por suerte los cabrones albaceteños de ANGELUS APATRIDA vuelven con material calentito recién sacado del horno para que al menos podamos decir que la facturación metalera de la piel de toro es cojonuda, manque hermanos Izquierdo y colegas no se desarrollen con nuestra lengua cervantina.

Hecho del todo irrelevante por otro lado si lo que nos ofrecen es otro pelotazo en su discografía para continuar con esta asombrosa racha que al fin y al cabo empezó ya con su entrañable debut. Uno aquí los descubrió con “Clockwork” cuando se encargaron de abrir para SLAYER y MEGADETH en la ciudad condal, y pese haber mutado su thrash, bendita sea esta transformación hacia tesituras algo más melódicas aunque igualmente bien facturadas, las cosas como son. Habrá quien les eche en cara lo recién mentado, mas creo sinceramente que somos mayoría los que les aplaudimos su evolución, pues tanto “The Call” como “Hidden Evolution” aún con sus matices son dos pedazos de plásticos. Un reto mayúsculo al que se enfrentan con esta su nueva entrega.

Y parece que ya sólo con la estupenda carátula de este genial “Cabaret de la Guillotine" nos quieran advertir que esta vez también habrán detallitos por los que se nos haga la boca agua deseando degustar ya el material. Una ambientación a lo Revolución Francesa con segundas hacia la situación actual.
Ya con el single que nos pudimos calzar en anterioridad “Sharpen the Guillotine” catamos una lírica muy social a la par que tremendamente hostil y agresiva. Esto es thrash, coleguitas, quien busque otra cosa advertido está, oiga. Lo que no quita que me sorprendieron esas voces de Guillermo totalmente limpias, que quedan de lujo, por otro lado.
Otra que pudimos degustar previamente con videoclip incluido fue “Downfall of the Nation”. Corte que nos ratifica la fórmula empleada por la banda en esta su sexta placa (como pasa el tiempo, nen) y que nos hace caer rendidos al instante ante semejante torbellino sónico que sintetiza estupendamente bien lo que es la banda a día de hoy. Mucho poso a los PANTERA de comienzos de los noventa, cosa que no es de extrañar pues el groove siempre ha tenido su huequecito en sus placas (aunque si bien es cierto que en “Hidden Evolution, para nada).

Supongo que a estas alturas de la película ya sabrán los muy apreciados lectores la magnitud de la banda que aquí nos concierne. Pero como que nunca está de más el hecho de reiterar a los seguidores de bandas como MEGADETH, OVERKILL o TESTAMENT que los albaceteños valen mucho la pena. Y más aún cuando te calzas “Farewell” (última carta de presentación antes del estrellato definitivo) y te das cuenta de la magnitud de la banda al ofrecernos una señora balada de sombrerazo. Hecho a destacar sin lugar a dudas, pues corrijanme si erro, pero estamos ante la primera composición de este calibre en la banda. Y reitero lo bien que quedan las voces de Guillermo. No será de los mejores en tales labores, pero lo que se lo curra no está escrito.

No negará uno que pese la total satisfacción de estos tres cortes, había ciertas dudas por donde iban a tirar los derroteros del álbum, pues al fin y al cabo los tres avances eran de lo más variopintos. Pero puede estar tranquila la parroquia thrasher, pues aquí hay ANGELUS APATRIDA para rato, queridos. Cojonudas “Betrayed” y “Ministry of God” que suenan a ellos cien por cien. Así como la siguiente “The Hum” y “The Die is Cast”, que ambas dejan entrever unas melodías algo más definidas y melosas pero de una exquisitez superlativa. Sobretodo la segunda mentada que hará las delicias del personal, pues lo que vicia la jodía no está escrito, tu.

Aunque si hay aquí algún corte que me haya sorprendido por encima del resto este sería “One of Us”. Menudo pelotazo. Ejemplo de como hacer thrash metal en nuestros días, sonando fresco, moderno y, lo más importante, sin perder la esencia, la tralla y la caña burra que nos hace gozar como enanos. Sensación que me evoca también (aunque en menor medida, eso sí) una “Witching Hour” juguetona y, probablemente comercial, muy en la onda del thrash noventero que tan bien facturaron METALLICA en su placa homónima o los MEGADETH del “Countdown to Extinction”.

Rematan todo esto aquí relatado con una “Martyrs of Chicago” que a servidor personalmente no le ha parecido nada del otro mundo, más allá de tratarse de un corte que, como todos los que nos concierne, está perfectamente bien trabajado. Demasiado coqueteo con el metalcore le palpo al invento. Cosa nada de extrañar, por otro lado, pues al fin y al cabo no se puede negar que la presencia de dicho género en la actualidad es destacada. Lo que no quita que me sepa mal que una obra como ésta no culmine de forma apoteósica.

Llegados a este punto, que más me da si estamos enfrente su mejor trabajo. Esto es una auténtica gozada que sí de bien seguro será de los mejores lanzamientos de la temporada. Muy bien deberían ir las cosas en nuestro género favorito para que tal sentencia no se cumpliera. Aunque oigan, por soñar…
Lo que está claro es que nuestros queridos albaceteños están en un momento de forma encomiable y se erigen (si es que no lo habían hecho hace años ya) como una de las formaciones más interesantes del thrash metal, y no solo se refiere uno al panorama estatal. ANGELUS APATRIDA son ya por derecho propio uno de las expresiones más fiables del género que disco a disco (y van seis pelotazos ya) nos ofrecen toda una lección de cómo el metal lejos de estar muerto está más vivo que nunca.

Así pues y sin más preámbulos, 4 cornamentas altas no, lo siguiente, para este “Cabaret de la Guillotine”. Un trabajo que entra aún mejor con todo el trasfondo político y social que alberga en el interior. Disfrutémoslo ahora que podemos, quién sabe si la censura se percata de la existencia de esto nos lo vayan a prohibir. Aunque claro, con lo cortitos que son, duda uno que puedan llegar a pillar la dimensión de este pedazo de obra.

Malos tiempos para la lírica que dirían Golpes Bajos, pero cojonudos para ANGELUS APATRIDA y que así sea por muchos años más, oigan.

Ganazas de calzármelos en alguna de sus próximas descargas.

Guillermo Izquierdo: Voz, guitarras
José J. Izquierdo: Bajo
David G. Álvarez: Guitarras
Víctor Valera: Batería

Sello
Century Media Records