Angelcorpse - Exterminate

Enviado por Hawkmoon el Mié, 25/04/2012 - 22:06
2440

1. Christhammer
2. Wartorn
3. Into the Storm of Steel
4. Phallelujah
5. Reap the Whirlwind
6. That Which Lies Upon
7. Embrace
8. Sons of Vengeance

Angelcorpse, cocineros de un Black-Death bien atronador, veloz y con toneladas de rabia para dar y regalar, nos plantan ante su segunda movida, "Exterminate". Prepara tu cuello. Y tu alma.

Ala, sin comerlo ni beberlo, sin andar preparados, a sangrar.

"Hammer of Gods", su primer rugido, su primer intento de conquista metálico-oscura, se saldó con buena nota. Una pieza cabreadota y speedica, martilleante, que nos dejó con ganillas de más. Y ahora, con algunos de los más grandes nombres del cotarro extremo deather sin tanto fuelle como antaño (Morbid Angel, Deicide, Obituary), y sazonando el invento con el proto black de Sodom, la onda "Altars of Madness" (de Morbid Angel), cierta intensidad Slayer y la guerra sónica de un combazo como Marduk, Angelcorpse ya están listos para su segundo desafio. Preparadísimos, con ganas de morder, de convertirte en pus.

No demoremos tu castigo físico, coñes. Angelcorpse quieren torturar y no seré yo el que se lo impida. Al tajo.

"Christhammer", híbrido Marduk-Morbid Angel, es pura masacre. De la buena, de la que te deja en cama dos semanitas. Blast beats, riffs mórbidos (sí, va con segundas), chicha técnica y devastadora. El segundo track, "Warton", ya nos deja claro, y del todo, de qué va el disco. La banda apuesta por el máximo machaque, por la violencia en estado puro, acordándose de la añeja legión extrema de guerreros-maestros, la primera que tuvo las pelotas de decir "se puede ser más cañero que Motörhead, Venom, Priest o Maiden". Leña Thrash-Black-Death. Imposible resistirse ante tanta caña parda. Y tan bien planteada, joder. Plagian a los amos, pero lo hacen cojonudamente. ¿Y la voz? Perfecta. Una locura total, desmadrada, que te pone en situación, que actúa de manera cómoda, nada forzada. Dos latigazos. Y de nivel.

Caen, y seguiditas, "Into the Storm of Steel" (bélica a rabiar), "Phallelujah", "Reap the Whirlwind" ("Chapel of Ghouls part II", aunque bien blackerizada, bien pintada de negro petróleo) y "That Which Lies Upon" (a lo Immolation). Cuatro latigazos más. Ya no nos queda ni piel. Estamos igual que el prota de aquel movidón de Mel Gibson, "La Pasión de Cristo". Melenudo apaleado, con más cortes en el cuerpo que una puta siciliana en los años veinte, arrastrándose por el suelo, pidiendo clemencia. Ni instrumentales, ni pianos, ni violines ni pollas. Directos al riffeo asesino. ¿Para qué andarse con gilipolleces?

A Cristo, además del mega-palizón que le cayó, joder, le cruficicaron, le dieron candela con una lanza y le dejaron morir. A nosotros, pobretes, nos espera algo peor: "Embrace" y "Sons of Vengeance". Me quedo antes con eso de arrastrar una pesada cruz y aguantar cuatro escupitajos y cuatro patadas. No hay manera de aguantar vivo ante la onda morbidangelista-mardukiana que se han montado Angelcorpse. Aplastamiento total, colega. Hemos caido como moscas.

4 cuernos (bajos) para Angelcorpse y su "exterminio". Desde luego, coñes, se los han cargado a todos. Felicitaciones.

Un disco-tormenta que guarda un buen equilibrio entre la cólera deather y la tesitura blackero-thrashera. Mola.

Pete Helmkamp: Voz y bajo
Bill Taylor: Guitarra
Gene Palubicki: Guitarra
John Longstreth: Batería

Sello
Osmose