Amorphis - Queen of Time

Enviado por Betrayer el Dom, 03/06/2018 - 12:14
94

1. The Bee
2. Message in the Amber
3. Daughter of Hate
4. The Golden Elk
5. Wrong Direction
6. Heart of the Giant
7. We Accursed
8. Grain of Sand
9. Amongst Stars
10. Pyres on the Coast

Lo de los finlandeses Amorphis ya comienza a ser, en el buen sentido, un tanto desesperante. Desde que abandonaran sus titubeos cuasi Pop y con el fichaje clave del monstruo Tomi Joutsen, es decir a partir del magno “Eclipse”, se han empeñado en no hacer un disco que baje del notable. Y claro, al reseñista de turno, sin el hándicap de los altibajos lógicos de cualquier banda, se le comienzan a acabar los argumentos para no resultar repetitivo cada dos o tres años.

Porque no os puedo hablar de cambios en la formación (en 2017 volvió el bajista original, pero tampoco es demasiado relevante en su música), de desastres a nivel de producción (siempre han sonado de puta madre sea cual sea el productor), ni de virajes estilísticos significativos (porque desde entonces llevan doce años seguidos haciendo prácticamente lo mismo). Y esto último es precisamente lo que tiene más mérito, que pese a llevar repitiendo la misma fórmula durante tanto tiempo, siguen sacando discazos uno tras otro. Riff ganador de inicio (ya sea de guitarra o de teclado), alternancia entre guturales y voces limpias, algunos toques folk, aroma del lejano Oriente, estribillos pegadizos y a correr. ¿Parece fácil no? Pues venga bonico, ponte tú y lo haces, a ver cómo cojones te las apañas para no caer en el refrito y la repetición.

“Queen of Time” es otro discazo que añadir al catalogo de los fineses, y eso que el arranque no es todo lo esperanzador que uno esperaba…¿o sí?. Y lo digo porque “The Bee” es uno de esos temas que te deja algo dubitativo a las primeras de cambio, esos teclados tan Techno, esos primeros coros femeninos…se encienden las alarmas ante la posible vuelta de los fineses a su etapa más light. Pero nada más lejos de la realidad, Amorphis siguen siendo los del “Eclipse” en adelante, y “The Bee” una vez bien digerido y reposado, se acaba convirtiendo en un temazo que vicia cosa mala.

Después del pequeño desajuste inicial, nos damos de bruces con los Amorphis más folk. “Message in the Amber” es un excelente tema con espíritu de caballeros, doncellas y copas de plata llenas de vino. El corte ya tiene la mitad del trabajo hecho a partir de ese primer riff tan fiestero y pegadizo. Luego lo de siempre, bajón de intensidad con voces limpias, subidón con guturales, un break con coros muy acertado y parte final que va creciendo de forma exponencial con Joutsen y sus brutales guturales asustando a todos los posibles trolls, brujas y demonios que se acerquen por allí (pasan los años y este tío no deja de impresionarme).

Pero es quizás la parte central del disco la que atesora los mejores temas, siendo la siguiente “Daughter of Hate” la guinda del pastel. Tema soberbio, con mucha fuerza, perfectamente estructurado, donde los fineses recuperan su versión más cercana al progresivo. Aparece por ahí el saxo del maestro colaborador Jorgen Munkeby, unas palabras recitadas por Pekka Kainulainen (artista finlandés que lleva colaborando con la banda desde el “Silent Waters”), coros por doquier, y un trabajo en la batería por parte de Jan Rechberger más complejo de lo habitual.

La siguiente “The Golden Elk” es el típico corte pegadizo de Melodeath que te gana a las primeras de cambio, y del cual hay que destacar por encima de todos (menuda novedad), la enésima exhibición vocal de Joutsen, matador como siempre en las guturales, y más preciosista y dramático que nunca en las voces limpias. “Wrong Direction” incluida al igual que “The Bee” en el Ep promocional “Legacy of Time” publicado en abril de este mismo año, es otro jodido hit de diez. Alegre, viva, viciante, épica, folkie y con un estribillo que no vas a sacar de tu cabeza en meses, Amorphis en estado puro.

“Heart of the Giant” combina su habitual gusto por los sonidos del lejano Oriente, con un riffeo épico que destila cierto aroma a banda sonora del salvaje Oeste, y dicha combinación hace que el tema sea bastante interesante. Algo similar ocurre también con la siguiente “We Accursed”, aun más épica y folkie esta última si cabe. Todo esto para comenzar a acercarnos al final con otro buen tema (aunque no tan genial) como es “Grain of Sand”, antesala de la grandilocuente “Amongst Stars” que cuenta con la inestimable colaboración de la vocalista holandesa Anneke van Giersbergen, conocida sobretodo por su labor en la banda de Doom/Rock The Gathering durante más de diez años. Corte muy fiestero, con mucho aroma folk y donde la combinación de voces entre ambos monstruos es genial. Todo esto para cerrar con “Pyres on the Coast”, uno de esos temas que nada más escucharlos ya sabes que es el tema cierre por su estilo más estirado y ese toque ampuloso con sabor a despedida.

Muchos son los que consideraban que su anterior trabajo “Under the Red Cloud” como uno de los mejores (incluso el mejor) de toda su carrera. Y un servidor no anda muy en desacuerdo con dicha afirmación, incluyéndolo sin duda en su top five de Amorphis. Pero ahora van estos maestros y se cascan otro trabajo de dimensiones similares (si no superior por centésimas), con lo cual el top five ya comienza a estar más que apretado. Muy buena señal es sin duda que a estas alturas comencemos a necesitar las dedos de las dos manos para enumerar todos los grandes trabajos de Amorhpis, que como sigan a este ritmo, en breve nos van a obligar a usar también los dedos de los pies. Discazo muy recomendable, cuatro cuernos altísimos, cinco bajos. Un 9/10 en puntuación ortodoxa.

Olli-Pekka Laine: Bass, Songwriting (track 11)
Jan Rechberger Drums
Esa Holopainen: Guitars (lead), Songwriting (tracks 2, 3, 5, 8, 10)
Tomi Koivusaari: Guitars (rhythm)
Santeri Kallio: Keyboards, Church organ, Songwriting (tracks 1, 4, 6, 7, 9, 12)
Tomi Joutsen: Vocals

Sello
Nuclear Blast