Altar of Plagues - White Tomb

Enviado por Witchfyre el Lun, 05/04/2021 - 01:33
4756

Earth
1. As a Womb (12:03)
2. As a Furnace (15:00)
Through the Collapse
3. Watchers Restrained (09:48)
4. Gentian Truth (13:10)

Álbum completo: YouTube/Bandcamp

“La devastadora obra maestra atmosféricamente surgida de los irlandeses Altar of Plagues es una volátil mezcla de black metal épico, ambient industrial, doom metal y post rock apocalíptico que captura las vívidas cinemáticas visiones auditivas de rascacielos colapsando, ciudades desmoronándose y océanos emergiendo. Para fans de Nachtmystium, Wolves in the Throne Room, In the Woods, Mogwai, Isis old-school y Old Man Gloom"...

No creáis que suelo hacer demasiado caso de las pegatinas promocionales y eso que siempre me ha gustado el concepto de “hype sticker" que acompaña la cubierta de algunos trabajos (suelo conservarlos cuando retiro el precinto). En este caso, confieso que la descripción dada es bastante justa con lo que se puede encontrar en su interior y nos ayuda a hacernos una idea muy precisa de lo que venían intentando estos irlandeses en su impresionante debut de 2009. No en vano, no es otra que Profound Lore Records la que está aquí detrás, ejemplo de sello comprometido artísticamente como pocos dentro del metal extremo, así que, si ellos los dicen, más nos convendría hacerles caso.

Calentando motores con un par de ep's en los dos años previos, Altar of Plagues venían surfeando sobre la cresta de la ola post-black que rompería en el mismo momento de su debut. Es posible que hoy un poco olvidados por la edición de dos sucesores que, en mi humilde opinión, no hicieron justicia a este White Tomb y por la sobrepoblación de la escena, estos jóvenes de Cork representaban la vanguardia del movimiento en su eclosión a finales de la década de los 2000. Hoy ya nos hemos acostumbrado a encontrar bandas evocando visiones de una realidad distópica post-apocalíptica (como se ha puesto de moda esto de la “distopía" en la actualidad) pero, cuando Altar of Plagues irrumpieron en la escena, era este un concepto de lo más novedoso y la música con la que lo acompañaban ilustraba a la perfección esas imágenes sugeridas por tan ambiciosa carta de presentación.

Los acoples y acordes sueltos de As a Womb van aproximando una explosión difícil de contener. Como esa tensa calma que precede a un tsunami, en la que el mar se retira y escuchas unas gaviotas nerviosas huyendo de la tragedia en ciernes, el crescendo “post” que sirve de introducción nos predispone al duro golpe de la insondable marea. Dos minutos y cuarenta segundos después, sentimos el impacto de la ola en nuestra cara. Un sonido distante e inhumano, pulcro pero atmosférico y con un inquietante trasfondo melódico, sirve de rica paleta para este híbrido de black metal y post-rock que hará replantearse a alguno sus percepciones sobre el estilo. Olvida esa sensación de calidez y armonía que buscan otras bandas afines. La de Altar of Plagues no es una propuesta excesivamente violenta (que también hay algo de eso), aquí hay melodía y mimo compositivo, pero lejos de apelar a la emotividad facilona, estos irlandeses buscan crear desasosiego, incomodar al oyente que, aún en su desesperación, acabará encontrando pasajes de auténtica belleza. Como el vagabundo que transita por las ruinas de una ciudad devastada por el desastre sin evitar maravillarse con su contemplación. Algo así como esa sensación de estupor que debe producir el caminar sobre las cenizas del apocalipsis nuclear décadas después de la tragedia...

Dos son en realidad las composiciones, Earth y Through the Collapse, cada una separada a su vez en otras dos partes y con 27 y 23 minutos respectivamente. Sin duda, la más conseguida es la primera de ellas, una larga obra con momentos de una intensidad emocional hasta entonces inaudita en el estilo. El muro de sonido erigido por guitarras y batería es casi impenetrable, a una velocidad sostenida muy a lo Wolves in the Throne Room, pero con una contundencia mucho mayor. La grabación de Ross O'Donovan y el máster del experimentado Colin Martson juegan muy a su favor. En medio de todo el estruendo van surgiendo de la nada sutiles melodías que conducen el tema hacia su más silenciosa parte central, donde irrumpen unas guitarras en limpio que preparan la fluida transición hacia la segunda mitad de este Earth. Tímidamente nos irá adormeciendo sin casi percatarnos de que hemos cambiado de pista y nos mece hasta el explosivo despertar una vez transcurridos dos minutos y medio de As a Furnace en su momento post-rock de rigor. Es posible que hoy estos recursos puedan sonar sobados, pero estamos hablando de 2009 y todavía no salía una banda de modernos con pinta de desarrolladores de apps debajo de cada piedra.

Después de estos 27 tremendos minutos de Earth, confieso que Watchers Restrained me implica un pequeño bajón a nivel personal, especialmente en su segunda mitad, pero alcanzo a comprender la intención que viene aparejada. Sin duda, rompe con la dinámica más preciosista y emotiva de los compases finales de As a Furnace para perturbar y provocar incomodidad. Vendría siendo el momento “sludge” del álbum. Pesado, farragoso, desagradable... siempre ha sido el corte que peor me ha entrado, pero entiendo que esa debe ser en parte su intención. Estos son los detalles que alejan definitivamente a Altar of Plagues de esa amabilidad de las bandas de blackgaze con residuos "emocore". Este trío irlandés apoya un pie en la tradición del post-metal más frío e inhumano para desarrollar su propia versión del black atmosférico, sin caer de esa forma en la insulsa sensiblería que caracteriza a otros cuyos nombres hoy no quiero citar.

Pero, como todo gran álbum, White Tomb acaba en ascenso con una apoteósica y algo más doomera Gentian Truth. Trece minutos de hipnosis restan haya el último estertor de este White Tomb. Trece minutos de vaivenes, de apasionada melodía, con una progresión realmente épica que va ganando en fuerza conforme se va amplificando el conjunto. Probablemente se hayan olvidado de su lado blackmetalero a estas alturas y se encuentren entregados por completo a la causa post-metal, pero no puedo decir que resulten una banda menos interesante cuando transitan estos territorios. Por pura afinidad estilística, me siento más colmado por la primera mitad que representa Earth, más rápida y dinámica, a mí parecer, pero el gran mérito de Altar of Plagues radica en su capacidad para lograr ese delicado equilibrio con los sonidos más pesados y atormentados que toman mayor protagonismo en Through the Collapse.

Con el tiempo y posteriores lanzamientos, se irían apartando de este black metal atmosférico de sus inicios y apostando por una faceta mucho más agresiva y mal encarada, hasta su prematura desaparición durante una gira europea en 2013. Un par de años después de este primer largo, me compré Mammal y ese delicado equilibrio se había roto en favor de un post-metal con tintes black y sludge mucho más adusto e inexpresivo, perdiendo en gran medida el considerable interés inicial que habían generado en mí, y un áspero Teethed Glory and Injury no contribuyó a recuperarme para la causa en 2013. Para la posteridad queda este magnífico White Tomb como uno de los mejores ejemplos que se me ocurren de lo que puede dar de sí este híbrido entre black y post-metal sin hacerse en ningún momento empalagoso, lo que le vale para quedarse no muy lejos de los cinco cuernos con cuatro bien armados.

- Dave Condon: bajo, voces
- James O'Cealaigh: guitarras, teclados, voces, batería
- Jeremiah Spillane: guitarras

Músicos invitados:
- Nathan Misterek: voces (As a Furnace, Watchers Restrained)
- Stephen Lordan: voces (Gentian Truth)

Sello
Profound Lore Records