Alice Cooper - Easy Action

Enviado por FarBeyondDriven el Lun, 03/02/2014 - 17:44
350

Aunque muchos solemos considerar el ‘Love It to Death’ de 1971 como debut simbólico de la Alice Cooper Band; la verdad es que un año antes, su más que decente antecesor ‘Easy Action’ ya daba los primeros coletazos de lo que esta banda estaba apunto de ofrecer. Aún bajo la influencia de Frank Zappa, empezaban a crearse un estilo muy propio, que fusionaba Rock Psicodélico con unas líricas de temática oscura, triste, y a veces llena de humor negro.

‘Easy Action’, segundo trabajo de la banda, tiene un sonido más duro y a mi parecer superior al del anterior ‘Pretties For You’ (curiosamente el favorito de Dennis Dunaway). Al parecer ambos trabajos fueron un fracaso comercial, y aunque la banda empezaba a mostrar una enorme creatividad y un sin fin de ideas que acabarían siendo míticas con los años, aún necesitaban un empujón, darse a conocer y que les tomaran en serio, ya que por aquel entonces la gente aún se preguntaba quién demonios sería Alice Cooper.
Semejante nombre fue una creación del propio Vincent Fournier, bajo la anécdota de que una sesión de ouija le indicó que él era la reencarnación de Alice Cooper, una supuesta bruja de 13 años que murió en consecuencia de una caza de brujas en 1600. Terminó por sugerir y finalmente nombrar de esa forma a la banda, algo que en principio fue motivo de incertidumbre, e incluso cachondeo debido a la ambigüedad del nombre, que con el paso de los años ha terminado siendo uno de los nombres más imponentes de la historia del Rock/Metal.

En el primer tema, ‘Mr. & Misdemeanor’, acompañado de un elegante y cabaretesco piano, Alice nos empieza a mostrar el carácter de su personaje con una voz gamberra, y una temática que se dice está basada en la relación amistosa entre Glen Buxton y Alice Cooper.
La relajante canción acústica ‘Shoe Salesman’, muestra una vocalización más limpia y desenfadada. Pese a parecer musicalmente un viaje de felicidad, su misteriosa letra no deja de resultar oscura, dejando entrever temas como el rechazo, el suicidio o las drogas. Las partes de piano en esta canción son tocadas por el productor David Briggs, quién curiosamente, según palabras de Neal Smith, odiaba a la Alice Cooper Band, tanto su música como a ellos.

‘Still No Air’ destaca por sus constantes cambios de ritmo. Empieza marchosa con el bajo y los redobles de batería, dando paso a una lánguida y tétrica melodía de guitarra, que junto a la triste voz de Alice nos sumerge en un ambiente fúnebre y tenebroso, con unas líricas que rozan la locura. Y tras una sección un poco caótica, llegamos a una parte más rockera, en la que un pícaro Alice hace homenaje al título del disco con su expresión ‘Easy Action!’, seguido de ‘When you're a Jet, you're a Jet all the way, from your first cigarette to your last dying day’. Ambas frases fueron extraídas del musical ‘West Side Story’, y la segunda fue reutilizada más tarde en el tema ‘Gutter Cat vs. The Jets’, que nos sumergía en una pelea callejera entre bandas.

En ‘Below Your Means’ se dice que es Michael Bruce quien canta, demostrando tener una muy buena voz, de hecho parecida a la de Alice. Con un esquema similar al de la canción anterior, comienza de manera un tanto depresiva y muy emotiva, con una gran interpretación vocal, soberbios punteos y riffs, cambiando de ritmo a mitad de canción para dar paso a una enrevesada parte instrumental.

‘Return of the Spiders’ es de las más rockeras del disco y recuerda al estilo de las canciones del posterior ‘Killer’. Neal Smith y Dunaway meten mucha caña mientras constantes guitarreos acompañan la marchosa voz de Alice, que ya nos iba mostrando el lado psicópata de su personaje. Se dice que la canción está dedicada a Gene Vincent.

De nuevo la melancolía nos acompaña en la mágica ‘Laughing at Me’, balada acústica en su mayoría, que aunque parece romántica, da que pensar si nos fijamos en la letra... parece que alguien está triste porque tiene la impresión de que se están riendo de él, y al final parece tomar una decisión drástica que no nos deja muy claro de qué se trata.

‘Refrigerator Heaven’ trata acerca de la criogenización, y nos muestra las reflexiones de un hombre que permanece congelado esperando a que lleguen tiempos mejores, en que los médicos sean capaces de curar su cáncer. De corta duración pero intenso, ‘Refrigerator Heaven’ es uno de los temas más duros y a la vez psicodélicos del disco. La carismática melodía acompañada de redobles en el minuto 00:50, es una clara muestra de que la ‘Alice Cooper Band’ ya sabía bastante bien lo que hacía y cómo quería sonar. Esta canción le serviría más tarde a Alice Cooper como inspiración para su exitoso ‘Cold Ethyl’, que también trata sobre la congelación humana, aunque con unas intenciones... distintas.

‘Beautiful Flyaway’ es una bonita balada acompañada de piano, muy en la onda de los Beatles, en la que vuelve a cantar Michael Bruce, quien se lleva la mayoría del mérito al mostrarnos tanto su faceta vocal como pianística. Muy agradable y uno de los puntos fuertes del ‘Easy Action’.

El álbum cierra con ‘Lay Down and Die, Goodbye’, quizá la canción más tediosa y desquiciante del disco; un tema de más de 7 minutos, muy experimental, tétrico y psicodélico, que en ocasiones recuerda al ‘Interstellar Overdrive’ de Pink Floyd. Personalmente, a veces me cuesta seguirle el hilo, aunque no deja de ser una buena pieza de psicodelia.

‘Easy Action’ fue un comienzo más que ejemplar, lleno de Rock Psicodélico y Garage Rock, con el que la banda empezó a introducir elementos característicos del Shock Rock en sus actuaciones en vivo, llamando así la atención del músico y productor Bob Ezrin, quien se encargaría de guiar por el camino correcto a estos genios con el exitoso ‘Love It to Death’.

Saludos /,,/_

Alice Cooper: Voz
Glen Buxton: Guitarra principal
Michael Bruce: Guitarra rítmica, piano y voz en 'Below Your Means' y 'Beautiful Flyaway'
Dennis Dunaway: Bajo
Neal Smith: Batería
David Briggs: Piano en "Shoe Salesman"

Sello
Straight