Alestorm - Black Sails at Midnight

Enviado por Dieguitoacdc el Mié, 20/03/2019 - 11:12
492

1. The Quest 4:56
2. Leviathan 5:55
3. That Famous Ol' Spiced 4:45
4. Keelhauled 3:42
5. To The End Of Our Days 6:22
6. Black Sails At Midnight 3:30
7. No Quarter 3:02
8. Pirate Song 4:02
9. Chronicles Of Vengeance 6:24
10. Wolves Of The Sea 3:33

“Pasa por la quilla a ese asqueroso ladrón, envíalo a las profundidades marinas. Haz que ese bastardo pasee por la tabla con una botella de ron y un yo-ho-ho”

Estos piratas escoceses han necesitado pocos años para “abordar” la escena metalera y someterla a su divertido sentido humor. Y es que Alestorm son grandes y tienen una facilidad envidiable para crear himnos de Folk-Metal. Su líder, cantante y teclista, el chalado Christopher Bowes me parece un personaje de lo más interesante e infravalorado dentro del género. Os recomiendo seguir sus pasos en redes sociales porque tiene ocurrencias de lo más extrañas.

El caso es que esta banda, que ya he dicho que no es moco de pavo, ha facturado en pocos años grandes piezas discográficas como “Back Through Time”, el EP “Leviathan”, “Sunset Of The Golden Age” y, por supuestísimo, el ya legendario “Captain’s Morgan Revenge”, ese primer LP que elevó a la tripulación de Bowes "el temido" a grandes cotas de popularidad. En esta entrada me dispongo a rescatar un álbum al que, a mi parecer, no se le ha hecho demasiada justicia. Hablo de “Black Sails At Midnight”, obra lanzada en 2009 que tuvo la mala fortuna de suceder al “Captain’s Morgan”, por lo que las comparaciones obviamente iban a ser odiosas y siempre iban a favorecer al debut de nuestros protagonistas.

“Black Sails At Midnight” no es ni de lejos un álbum menor. De hecho con una sola escucha completa al álbum te das cuenta de que no está tan lejos de las mejores obras del grupo. Desde luego tiene todo lo que cabría esperar en un disco de estos personajes (letras sobre piratas, riffs pegadizos, un par de estribillos épicos, momentos instrumentales de gran nivel, mucho sentido del humor,…).

Entrando en los típicos datos protocolarios, el álbum fue producido por Lasse Lammert y fue editado a través del sello Napalm Records el 27 de mayo de 2009. En la grabación estuvieron presentes los miembros de Alestorm de aquellos tiempos (Christopher Bowes, Ian Wilson y Dani Evans), así como un gran número de músicos de sesión.

¿Qué aventura nos tendrán preparados los “Heavy Metal Pirates”? Vamos a descubrirlo a continuación.

Una explosiva base de doble pedal y guitarras dobladas con mucha presencia de los teclados inicia las hostilidades bajo el nombre de “The Quest”, una de las canciones más famosas y aclamadas de este trabajo. En poco tiempo la banda se saca de la manga el primer estribillo épico, con coros de escándalo y una gran actuación del bueno de Bowes.

“Leviathan”, tema extraído del EP de idéntico nombre, es una pieza espectacular en el plano instrumental. La contundencia de las guitarras (me recuerda a los Accept más modernos) combate en un interesante duelo contra unos omnipresente teclados que aportan mayor magia a esta gran pieza. Aunque para corte que roza lo thrasher, el disco presenta un número realmente estelar como es la homónima “Black Sails At Midnight”, con una estructura eléctrica y un señor estribillo. También, en una tónica similar por su garra, aunque no llegue a entrar dentro de lo que viene a ser Thrash Metal como tal, hay una canción muy buena casi al final del álbum titulada “Chronicles Of Vengeance” que dejará boquiabierto a más de uno.

Con “That Famous Ol’ Spiced” y “To The End Of Our Days” la banda pone el piloto automático a su barco y se mueve sin dificultades por un Metal con arreglos de Folk que tanto controlan estos escoceses. La primera es más rápida y presenta otro estribillo de primera categoría, mientras que el segundo vendría a ser el “Nancy The Tavern Wench” de este álbum (tema lento, con un desarrollo cargado de sentimiento y, como no podía ser de otra manera, con otro estribillo magistral).

Tras la curiosa pieza instrumental “No Quarter” (nada que ver con el temazo de Led Zeppelin), la banda eleva sobre su mástil la bandera pirada y se marca una cumplidora canción llamada “Pirate Song”. No obstante, la canción más pirata de todo el trabajo es la versión del “Wolves Of The Sea” de Pirates Of The Sea que cierra por todo lo alto el disco.

Sí, he dejado la pieza más grande del álbum para el final. Y es que “Keelhaluded” (que se traduciría como “pasar por la quilla”) es la canción más famosa del trabajo, la más pegadiza y una de las más queridas por la fanaticada del grupo. Unos bailables teclados iniciales crean una atmósfera “pirática” que deriva en unos versos sencillos pero muy efectivos y, por supuesto, en un estribillo que ya es historia viva de la banda. TEMAZO.

Pues lo dicho. “Black Sails At Midnight” no es ni mucho menos un “Captain’s Morgan”, ni seguramente llegue al nivel del posterior “Back Through Time”, pero este es un álbum realmente bueno y con el certificado de “calidad pirata” de Alestorm, el cual garantiza entretenimiento durante más de 45 minutos. Para mí es digno de 3 cuernos muy altos que casi rozan los 4.

Kellhauled

Black Sails At Midnight

The Quest

Christopher Bowes - voz y teclados
Ian Wilson - batería y coros
Dani Evans - bajo, guitarra y coros

Músicos adicionales:
Justus Twele - gaita
Bee Bloodpunch - coros
Heinrich Gimpel - trombón
Carsten Petersen - trompeta
Tobias Hain - trompeta
Mirjam Beyer - violín
Lasse Lammert - guitarra, coros, producción
Tim Shaw - coros
Brendan Casey - coros
Migo Wagner - batería

Sello
Napalm Records